En los primeros días de este año, la Suprema Corte de Justicia zanjó una vieja discusión judicial: la prisión perpetua es válida. Ahora, con este fallo clave, el máximo Tribunal de Mendoza ratificó tres sentencias que condenaron a la pena más alta a infanticidas y ladrones asesinos.

La discusión comenzó con el caso conocido como la Valija Fúnebre, el cual se debatió en un juicio por jurados donde encontraron culpables a los tres sospechosos del crimen en Godoy Cruz. Sin embargo, el juez Eduardo Martearena consideró que la prisión perpetua es inconstitucional y les dio 25 años de cárcel.

Te puede interesar...

Tras una audiencia pública donde opinaron varios especialistas en Derecho y hasta familiares de víctimas de delitos, la Corte consideró que la máxima pena es constitucional.

Con esta herramienta en sus manos, el organismo también pasó a ratificar las sentencias contra ocho personas que recibieron prisión perpetua en juicio por jurados que se realizaron durante 2019 y cuyas defensas también habían pedido la inconstitucionalidad. Estos son los casos:

Infanticidio

Giuliano Ibañez.jpg

El asesinato de Giuliano Ibáñez (2), ocurrido en Luján de Cuyo el 27 de noviembre de 2018, quedó esclarecido con la condena a prisión perpetua de su madre, Yamila Micaela Ibáñez (26), y su padrastro, Maximiliano Ezequiel Ortiz (29). Los doce integrantes del jurado los encontraron culpables de homicidio agravado por el vínculo y por alevosía.

Infanticidio II

Tizza.jpg

Lo mismo ocurrió con Antonio Sebastián Tizza (24) y Celeste Yanina González (23), sentenciados por matar a golpes a su hijo, Valentín, de 1 año y 9 meses de vida el 14 de febrero de 2017.

El proceso tuvo algunas particularidades. Fue el primer hecho ocurrido en el Valle de Uco -Tupungato- que llegó a juicio por jurados. Por otro lado la deliberación ciudadana duró varias horas y el veredicto se conoció recién en la madrugada de un sábado.

Matrimonio asesinado

pajon.jpg

El 25 de septiembre de 2017, el matrimonio de panaderos integrado por Miguel Ángel Scalia y Liliana Balmaceda fue asesinado en San Rafael. El juicio fue complicado debido a la cantidad de acusados y las peleas internas entre ellos. Los cuatro -Cristian Pajón, Ricardo Peñalbe, Fernando Olivárez y Carlos Ávila- fueron condenados a perpetua.

Como se trató de un asalto, la calificación también fue de homicidio criminis causa.