Un día antes de que se cumplieran dos años del accidente en Guaymallén donde murió Luciana Montaruli (27), la familia de la víctima fatal recibió una buena noticia. Tal como solicitaban, la causa va a juicio calificada como homicidio simple y el acusado arriesga una pena mínima de 8 años de cárcel.

En un caso como éste, donde la autoría es prácticamente indiscutible, el contrapunto es sobre la calificación del delito. La acusación -Fiscalía y querellantes- sostienen que Paulos se representó que manejando alcoholizado y a alta velocidad podía quitar una vida. En tanto que la defensa buscará cambiar el delito a homicidio culposo agravado por el consumo de alcohol, es decir, un hecho negligente. En ese caso la potencial condena bajaría de 3 a 6 años de cárcel.

Si bien la semana pasada la defensa del médico había presentado la oposición justamente para cambiar la imputación antes del juicio, finalmente desistió del recurso y ahora la discusión legal sobre el accidente en Guaymallén se realizará en el debate oral directamente.

José Paulos.jpg
José Paulos, el acusado de matar a Luciana Montaruli.

José Paulos, el acusado de matar a Luciana Montaruli.

Accidente en Guaymallén

El hecho ocurrió el 18 de mayo de 2019 durante la madrugada. Paulos manejaba un VW Gol con 2,79 gramos de alcohol en sangre por Acceso Sur. Regresaba de un boliche ubicado en Maipú.

A ese lugar también había ido a bailar Montaruli, pero ella y una amiga decidieron volver en taxi porque la persona que manejaba el vehículo en el que iba a regresar estaba alcoholizada.

Paulos circulaba a exceso de velocidad-, impactó en parte trasera del taxi y la joven de 27 años perdió la vida en el acto. Desde entonces, el médico está detenido aunque luego consiguió el beneficio domiciliario.

Seguir leyendo