Diario Uno > Judiciales > Luciana Montaruli

Caso Luciana Montaruli: buscan cambiar la imputación del médico Paulos

La defensa del médico busca cambiar la imputación por homicidio culposo para recibir una pena menor. Los familiares de Luciana Montaruli reclaman justicia

La defensa del médico José Alberto Paulos, imputado por la muerte de Luciana Montaruli en un choque ocurrido en el 2019, busca cambiar la calificación antes de que la causa se eleve a juicio. De esta manera, la condena para el profesional sería mucho más baja y hasta excarcelable.

La fiscalía de Tránsito imputó a Paulos por homicidio simple con dolo eventual, lo que prevé una pena de 8 a 25 años, por manejar con 2,76 gramos de alcohol en sangre y como consecuencia chocar al taxi en el que viajaba Luciana junto a una amiga.

En el momento que se pidió la elevación a juicio, la defensa del médico se opuso ya que pretende cambiar la acusación a homicidio culposo, que tiene una pena de 3 a 6 años y puede ser excarcelable.

José Paulos.jpg
José Alberto Paulos está imputado por homicidio simple con dolo eventual por la muerte de Luciana Montaruli

José Alberto Paulos está imputado por homicidio simple con dolo eventual por la muerte de Luciana Montaruli

Esto se resolverá en la mañana del lunes 17 y la jueza Alejandra Alonso tendrá en sus manos la decisión la acusación del médico por la muerte de Luciana Montaruli, de 27 años. Los familiares de la joven reclaman que no se cambie la carátula y se condene con la pena máxima a Paulos, de 35 años.

El hecho ocurrió en la madrugada del 19 de mayo de 2019, cuando Paulos manejaba su VW Gol por el Acceso Sur, hacia el Norte, a alta velocidad. Había salido de una fiesta e iba alcoholizado. A esa misma fiesta había ido Luciana Montaruli, pero ella con una amiga decidieron regresar en taxi para no exponerse a manejar si habían tomado alcohol.

A pesar que las mujeres hicieron las cosas bien, Paulos chocó de atrás al taxi en el que circulaban, entre calle Alsina y la bajada al carril Rodríguez Peña, en Godoy Cruz.

Testigos indicaron que el médico intentó escapar del lugar, pero no lo logró. Era tal el estado de ebriedad que tenía que ni siquiera pudo auxiliar a las víctimas. Tal fue el impacto que Luciana murió y su amiga Fernanda Egana, de 24 años, sufrió varias heridas.

El médico José Paulos fue sometido a un control de alcoholemia, el cual arrojó que manejaba con 2,76 gramos de alcohol en sangre, más de cuatro veces mayor a lo permitido por la Ley en Mendoza, la cual indica que conductores particulares pueden conducir hasta con 0,5 gramos de alcohol en sangre.

El imputado es un médico clínico que trabajaba en una clínica privada en Luján de Cuyo junto a su padre, y era residente en el Hospital Español, donde estuvo internado con una custodia policial, hasta que le dieron de alta, fue notificado de su imputación y luego enviado al penal.

medico paulos montaruli taxi

Seguir leyendo