Diario Uno > Judiciales > José Paulos

Quedará en su casa el médico que manejaba ebrio y mató a Luciana Montaruli

El médico José Alberto Paulos (34), quien estando ebrio provocó un accidente que terminó con la vida de Luciana Montaruli (27), obtuvo el beneficio de la prisión domiciliaria.

Este miércoles se realizó una audiencia donde se definió que el hombre, quien arriesga una pena de 8 a 25 años de cárcel por homicidio simple con dolo eventual, salga del penal y quede alojado en un domicilio particular con tobillera electrónica.

Así lo determinó la jueza Patricia Alonso ante el reclamo del abogado defensor. A la medida no se opuso la fiscal de Tránsito Liliana Giner, quien lidera la investigación.

El hecho ocurrió el 18 de mayo durante la madrugada. Paulos manejaba un VW Gol con 2,79 gramos de alcohol en sangre por Acceso Sur. Regresaba de un boliche ubicado en Maipú.

 Embed      

A ese lugar también había ido a bailar Montaruli, pero ella y una amiga decidieron volver en taxi porque la persona que manejaba el vehículo en el que iba a regresar estaba alcoholizada.

Paulos circulaba a exceso de velocidad -aún resta la pericia que defina el número exacto-, impactó en parte trasera del taxi y la joven de 27 años perdió la vida en el acto.

Caso similar, distinta resolución

 Embed      

Justamente este miércoles también se resolvió la situación de Pedro Pablo Tormo Lima (41), otro conductor ebrio que causó una muerte, en este caso a principios de mayo pasado en Las Heras.

En segunda instancia, la Justicia confirmó la prisión preventiva contra el hombre que solía ser chofer del Ministerio de Salud. Así lo solicitó el otro fiscal de Tránsito que se desempeña en Mendoza, Fernando Giunta, quien también pidió el rechazo de la prisión domiciliaria.

El juez Marcelo Gutiérrez del Barrio falló en ese sentido y ahora el hombre quedará alojado en el penal hasta responder en un juicio. También está imputado por homicidio simple con dolo eventual.

 Embed      

El siniestro ocurrió en la madrugada del 1 de mayo. Tormo circulaba en un auto Fiat Uno por calle Moreno y cuando llegó a la intersección con Avellaneda se cruzó hacia el carril contrario. Tenía 1,70 gramos de alcohol en sangre.

Por esa arteria circulaba el joven Yamil Exequiel Tellez en una motocicleta de baja cilindrada. También estaba alcoholizado -1,20 gramos-. El impacto le produjo serias lesiones al motociclista, quien terminó muriendo cuatro días después en el Hospital Central.

Te puede interesar...