Diario Uno > Judiciales > empleada judicial

Caso empleada judicial: confirmaron que hubo ayuda interna para sacar los préstamos irregulares

Norali Hornz tuvo colaboración interna en la Caja Forense y en las compañías financieras para obtener los préstamos a nombre de sus compañeros de trabajo e investigan si también se los debe imputar

La investigación en el caso de la empleada judicial Norali Hornz (34), que engañó a muchos de sus compañeros de trabajo y sacó abultados préstamos a sus nombres, sigue en curso y se han comenzado a comprobar algunos puntos. Uno es que contó con colaboración interna en la Caja Forense y en las compañías financieras para obtener esos préstamos. Además se estima que usaba el dinero obtenido para "hacerlo trabajar". La imputada, que permanece con detención domiciliaria, ha devuelto la totalidad de muchos préstamos, está al día con otros muchos y solo en una minoría está en mora.

"Si, ha tenido ayuda desde adentro de las financieras y de la Caja Forense", confirmó una de las fuentes que lleva adelante uno de los casos judiciales más curiosos de los últimos tiempos en el Este mendocino.

En este punto, lo ocurrido en la Caja Forense da la pauta de la capacidad de convencimiento que ha desplegado Hornz. En la Caja utilizó a una joven que trabaja allí y que goza de total confianza y prestigio, para que le ayudara a obtener los préstamos, sosteniendo que era una especie de gestora y representante de sus compañeros. La joven de la Caja Forense le facilitó obtener los préstamos pero, además, terminó también siendo víctima ya que Hornz también sacó un préstamo a nombre de ella.

En las financieras también hubo colaboración interna, "no nos cabe duda de ello, está probado", dijeron las fuentes consultadas, pero aclararon que "lo que no sabemos aún si esta ayuda ha sido dolosa, con dolo directo, o si simplemente los que colaboraron realizaron controles y revisiones laxas, livianas, ligeras, por simple imprudencia o torpeza. Lo que está confirmado, es que hubo colaboración interna en todos los casos".

Norali Hornz ya está imputada en 18 causas similares y hay otras 12 en trámite de aboque y demás diligencias. En 5 de estas últimas será imputada en esta semana. Hasta ahora no ha abstenido de declarar en todas las causas y, por el momento, está con detención domiciliaria, mientras la defensa busca su libertad bajo caución real.

Para obtener los préstamos a nombre de sus compañeros, Hornz engañó a sus víctimas para que le entregaran imágenes de sus DNI y, además, consiguió o fraguó bonos de sueldo, pagarés, boletas de servicio y hasta títulos universitarios.

La auxiliar del Ministerio Público Norali Hornz tiene 30 denuncias con sus respectivas causas iniciadas, que se pueden dividir en tres grupos:

El primero y más grande es el de préstamos que fueron devueltos en su totalidad, por lo que en este caso no se ha producido perjuicio económico a las víctimas.

El segundo grupo, bastante más chico que el anterior, es el de los préstamos que están siendo devueltos y están al día en las cuotas, pagadas supuestamente por la propia imputada.

El tercer grupo, muy chico, es el de préstamos cuyas cuotas están en mora.

¿Para qué?

La gran incógnita es para qué Norali Hornz ejecutaba este engaño. ¿Cuál era su beneficio?

Está establecido que son falsas las explicaciones que les dio a algunos de sus compañeros /víctimas: Su madre no tiene una enfermedad terminal, ella también está sana y no hay ningún usurero que amenace con rematarle la casa a su madre.

La única posibilidad, teoría que está lejos de probarse aún, es que la mujer ponía a "trabajar" el dinero, metiéndolo en una bicicleta financiera. Se cree que ella ha prestado ese dinero a intereses usureros, ganando así dinero y, a su vez, cancelando las cuotas de los préstamos que ella sacaba mediante engaño.

Seguir leyendo