Atropelló, mató y huyó. Se entregó, estuvo un mes en la cárcel y consiguió la domiciliaria. Y ahora, el joven que protagonizó un fatal accidente en Maipú donde murió una ciclista de 47 años, fue condenado pero no volverá a pisar el penal.

A mediados de la semana pasada, Alexander Exequiel González (31) fue condenado a 3 años de prisión y 10 años de inhabilitación para conducir. La calificación fue por homicidio culposo agravado por darse a la fuga, tal como pactó con el fiscal de Tránsito, Fernando Giunta.

Seguir leyendo

Es que el caso se resolvió en un juicio abreviado donde incluso la hija de Estela Chamorro, la víctima fatal del accidente en Maipú, estuvo de acuerdo, según detallaron fuentes vinculadas al expediente.

La investigación reconstruyó que en el incidente vial también hubo un grado de responsabilidad por parte de la víctima ya que circulaba en una bicicleta, sobre la calzada y a contramano.

Alexander González, quien se encuentra en prisión domiciliaria desde septiembre del año pasado, conseguirá este miércoles la libertad condicional en otra audiencia que realizará ante un juez. Es decir, quedará totalmente libre pero sujeto a ciertas normativas que deberá cumplir.

En este tramo de la calle Zanetti fue atropellada Estela Chamorro, que circulaba en su bicicleta, y perdió la vida en el acto.
Estela Chamorro fue atropellada en este tramo de calle Zanetti, en Fray Luis Beltrán.

Estela Chamorro fue atropellada en este tramo de calle Zanetti, en Fray Luis Beltrán.

Accidente en Maipú

Cerca de las 20 del 8 de agosto pasado, Estela Chamorro había salido a andar en bicicleta con su hija. Lo hacía por calle Zanetti, en Fray Luis Beltrán. En ese momento, la progenitora fue arrollada por un Peugeot 505 que se dio a la fuga. Murió a los pocos minutos.

González se entregó dos días después en la comisaría de Rodeo del Medio. Minutos después el vehículo fue secuestrado tras un allanamiento. Un mes después consiguió la prisión domiciliaria ya que no tiene antecedentes penales y que por la acusación que pesaba en su contra arriesgaba pena excarcelable. Antes de salir del penal debió pagar una caución de $50.000 y también le trabaron un embargo de $3 millones para asegurar la responsabilidad civil.