El presidente Alberto Fernández propuso al Senado nacional que el abogado Alejo Amuchástegui ocupe el cargo titular de Defensor Oficial ante el Tribunal Oral Federal 1 de Mendoza.

Te puede interesar...

El trámite legislativo quedó plasmado en el expediente de acuerdo 136/20 e implica la revalidación de la gestión iniciada por el macrismo, cuando propuso a Amuchástegui en noviembre de 2019, a través del documento 297.

El elegido tiene 47 años y trabaja en la Justicia Federal de Mendoza desde 2013. Mientras obtiene la titularidad está al frente, de modo interino, de la Defensoría Oficial ante los Tribunales Federales.

De hecho, Amuchástegui ha participado activamente de los juicios de lesa humanidad que se realizan en la provincia, y que actualmente va por la novena edición.

El postulante se graduó en la Facultad de Derecho de la Universidad Católica Argentina (UCA) hace casi 18 años.

Trabajó en la Justicia Federal de San Isidro (provincia de Buenos Aires) hasta que se radicó en Mendoza.

En el Consejo de la Magistratura de la Nación no solo había concursado para acceder al cargo mendocino, del que ahora está más cerca.

También había rendido el concurso 152 para competir por un puesto de Defensor Oficial Público ante el Tribunal Oral Federal 3 de Rosario (provincia de Santa Fe).

Los otros

Amuchástegui se suma a otros postulantes a cargos titulares en la Justicia Federal de Mendoza, elegidos por el Poder Ejecutivo Nacional.

Se trata de los abogados Pablo Salinas y Pablo Quirós y de la jueza tributaria provincial Susana Pravata.

Los pliegos de antecedentes de todos estos postulantes a magistrados fueron elevados al Senado Nacional durante la última semana.

Quirós y Pravata llegan como consecuencia de un cambio de postura del PEN, ya que Mauricio Macri había postulado a otros aspirantes a quienes Alberto Fernández dejó al margen.