Medidas para evitar la fuga de dólares

Para ProMendoza y los metalmecánicos el cepo a las importaciones subirá precios y habrá desabastecimiento

La fundación local y los empresarios de la industria metalmecánica aseguran que la limitación a las importaciones que impuso el Banco Central no evitará la fuga de dólares y por el contrario generará una escalada de precios

"Las medidas como las que tomó este lunes el Banco Central que son un nuevo cepo a las importaciones sólo generan una suba de precios y desabastecimiento. El acero inoxidable, por ejemplo, es algo que no se produce en el país, y hoy es inviable plantearle al proveedor que te espere que se lo vas a pagar en 180 días como establece la nueva norma. Entonces para asegurarte ese stock te ves obligado a ir al mercado informal de dólares para poder pagar un anticipo, con lo cual el efecto es el contrario al que buscan", describió el empresario metalmecánico Julio Totero.

Como muestra Totero retomó el caso del acero inoxidable, "que pasó de costar 4 dólares la placa a costar 9 dólares ahora. En un año subió más del 100% el precio", puntualizó Totero.

El impacto también se sentirá en la industria vitivinícola y en ese sector advirtieron que esos nuevos plazos para el pago a proveedores del exterior puede afectar las relaciones comerciales entre ellos e incluso eso puede terminar en que fracase la compra, o que tenga indefectiblemente una repercusión en la alza de los precios.

Qué dice la nueva norma

Banco-Central-de-la-Republica-Argentina.jpg

Luego de acumular ventas netas por unos u$s 625 millones durante las últimas dos semanas, el Banco Central dispuso un nuevo endurecimiento para el mercado cambiario, para cuidar los pocos dólares propios que ha podido acumular en el año.

A través de la Comunicación A7532, la entidad que preside Miguel Pesce determinó nuevos límites para el sistema de pagos del comercio exterior, para priorizar los dólares necesarios para la importación de energía y medicamentos.

En el nuevo esquema de pagos, las declaraciones del Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI), mantendrán el acceso al mercado de cambios por el equivalente al promedio mensual de importaciones de 2021 más 5% o de 2020 más 70%. Es decir que las empresas que importen por encima de esos promedios anteriores, deberán endeudarse por su propia cuenta a 180 días.

Según el empresario, que es secretario de la Asociación de Industriales Metarlúrgicos de Mendoza, ese límite al sistema de pagos al comercio exterior podrá generar un desabastecimiento que preocupa a esa industria. Tanto que esa asociación se reunirá en los próximos días con el ministro de Economía local, Enrique Vaquié, para ver si la provincia puede plantear a la Nación la disconformidad y el perjuicio a ese sector empresarial.

"Hoy el trámite de importaciones es lento porque influye la falta de contenedores por los problemas internacionales, a eso se suman estos nuevos límites temporales, porque la medida supone que vos pidas al importador un insumo y le plantees que se lo vas a pagar 180 días después de que llegue al país. En ese contexto, si antes importabas 50 chapas de acero inoxidable, ahora vas a pedir 100, porque no sabés cuándo te van a llegar, tampoco si vas a poder volver a comprar, y por que además sabés que si lográs que el proveedor te acepte las condiciones, eso tendrá una suba de precios. Todo eso influirá en la falta de stock", vaticinó Totero.

►TE PUEDE INTERESAR: El dólar blue frena su escalada y se vende a $238, pero los financieros superan los $250

"Las importaciones se van a ralentizar mucho más de 6 meses"

La disposición del Banco Central determina que no se prohíben las importaciones, ya que se puede importar con dólares propios, pero ahora el acceso al Mercado Único y Libre de Cambio (MULC), será en 180 días.

Mario Lázzaro (1)
El presidente de Pro Mendoza, Mario Lázzaro, advirtió que la nueva disposición del Banco Central impactará en varias industrias ,entre ellas la industria vitivinícola y que a partir de ahora las importaciones demorarán mucho más de 6 meses.

El presidente de Pro Mendoza, Mario Lázzaro, advirtió que la nueva disposición del Banco Central impactará en varias industrias ,entre ellas la industria vitivinícola y que a partir de ahora las importaciones demorarán mucho más de 6 meses.

"Esta medida impactará también en insumos de la industria vitivinícola, que importa corchos y barricas por ejemplo, en la industria primaria porque subirían los fertilizantes, u otras que importan maquinarias o desarrollos de software porque todo lo importado se va a retrasar mucho mas de 6 meses", comenzó diciendo el presidente de ProMendoza, Mario Lázzaro.

"Cuando uno pide una máquina, el proveedor no la tiene en una góndola, muchas veces la tiene que producir y eso lleva un costo y un tiempo y por eso se pacta un anticipo. Ese proveedor sabe que mandarla a la Argentina le supondrá de 30 a 90 días, y ahora a eso le debe sumar que no la va a cobrar hasta 180 días después de que llegue al país, es decir que deberá calcular que cobrará todo 9 meses más tarde, con lo cual le subirá el precio para asegurarse no perder en toda esa espera", amplió.

Por estos días, ante varias dudas de cómo se van a implementar las nuevas medidas, lo que reina es el desconcierto y las especulaciones.

Hay quienes aseguran que hay empresas que retienen producción atentos al fantasma de la devaluación, y otras que buscan stockearse por temor a que se endurezcan aún más las posibilidades de importar.

"Nosotros ya estamos sintiendo la falta de stock y todo indica que esto se va a profundizar aún más. Esto nos perjudica muchísimo, porque si a mi no me llega un producto importado que necesito para una obra y no avanzo, en 4 meses empiezo a pagar una multa y de eso nadie se hace cargo. Esto lo único que hace es empujar a que las empresas se vayan afuera del país, o instalen factorías en Chile o Uruguay, ya que desde ahí pueden importar y exportar lo que necesiten", desnudó Totero.

►TE PUEDE INTERESAR: Un policía tiktokero se grabó para Gran Hermano, aseguró que cree que es bipolar y le sacaron el arma