Vitivinicultura - Inflación

El cepo a las importaciones y la falta de botellas golpean a la industria del vino: suben los precios

Los insumos de la industria vitivinícola se incrementaron un 100% en el último año. Las botellas de enero a hoy ya subieron un 60% su valor. Esto se traduce en precios más altos en las góndolas

Por UNO

Por Belén Fernández (El Cronista)

Luego de que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner denunciara una "fiesta de importaciones", el Banco Central dispuso un nuevo endurecimiento del cepo. Para el sector vitivinícola, la noticia se traduce en un nuevo dolor de cabeza y anuncian subas de precios por encima de la inflación.

La nueva medida se suma a un combo explosivo que vive hoy el sector. La falta de botellas, y el aumento en los costos de los insumos generan un fuerte incremento en los precios del vino.

"La nueva medida se suma a una situación ya estresante, sobre todo, en temas que tienen que ver con la estacionalidad. La empresas deben programar muy bien sus importaciones para poder ejecutarlas al tipo de cambio oficial", explica Milton Kuret, director ejecutivo de Bodegas de Argentina, la principal cámara del sector, integrada por 250 bodegas que constituyen más del 70% del mercado interno y el 90% de las exportaciones de vinos fraccionados del país.

"Al poner mayores plazos para el pago a los proveedores, afecta la relación comercial con ellos y, en algunos casos, puede terminar por no concretar la compra, salvo que se recurra a recursos con otro tipo de cambio y el consiguiente impacto en el precio del insumo que se está adquiriendo", agrega.

►TE PUEDE INTERESAR: Más de 50 pymes se asociaron para conseguir vidrio: "Ya compramos más de un millón de envases"

Para los empresarios bodegueros, si bien la situación todavía no es clara, esto traerá incrementos, sobre todo, en los costos de producción con componentes importados más caros en pesos.

"Por ahora es todo teórico. Debemos ver en la práctica cómo se van dando las situaciones. Hoy, es un problema de cupos y plazos de pagos", reconoce Kuret.

malbec banco de vinos.jpg

La suba de precios

No sorprende que el precio del vino en las góndolas haya subido en promedio un 45% en los primeros cinco meses del año. "Hasta marzo, el incremento había sido del 20%, a lo que se sumó en mayo una suba del 25% más. Así y todo, estos incrementos no amortizan los valores que debemos afrontar en insumos", explica Eduardo López, dueño de Bodega López.

El número es muy por encima de la inflación. Según los datos del Indec, en mayo la inflación acumuló un alza del 29,3 por ciento.

La explicación es sencilla: los insumos subieron hasta tres dígitos. Lo que queda claro es que las nuevas trabas complicaran aún más el escenario.

"Según nuestros relevamiento, en promedio, la materia prima tuvo un alza del 100% en un año", remarca Kuret.

En ese sentido José Alberto Zuccardi, presidente de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar) y dueño de la bodega homónima, explica que solo "las botellas incrementaron su precio desde el 1 de enero de este año a la fecha aproximadamente el 60%".

► TE PUEDE INTERESAR: Natalio Mema se quejó por otro ajuste de la Nación contra el interior en los subsidios al transporte

A eso, se suma un alza promedio del 40% en el cartón y un número similar para las cápsulas de metal. "Sin lugar a dudas, los insumos subieron muy por encima de la inflación", resalta Zuccardi.

A la suba de los incrementos en los envases, la materia prima también tiene sus precios en alza. "El valor de la uva este año subió un 80% comparado al año pasado", explicó el empresario bodeguero.

"El vino genérico tenía un precio promedio de $ 65 por litro. Hoy, ese valor es más de $ 100", remarcaron fuentes del sector.

Sector vitivinícola. Es uno de los más afectados por la baja del consumo.

Consumo de vino

A pesar de la suba de los precios, el consumo de vino en la Argentina sigue con una tendencia alcista. En el quinto mes del año se comercializó un volumen 7,3% superior respecto a 2021, lo que llevó el acumulado a un 4% por encima del mismo periodo del año anterior.

Según los datos del Instituto Nacional de Vitivinícola (INV), en mayo, se comercializaron un total de 64.775.000 de litros sobre los 60.373.400 que se vendieron en igual período de 2021, lo que da un saldo positivo de 7,3 por ciento.

Los vinos espumosos fueron los que tuvieron una tasa de crecimiento superior, con un 18,9% más que al año anterior, aunque solo representan el 4,8% del total. Los vinos sin mención varietal aumentaron un 8,3%, mientras que los varietales aumentaron un 4,8%, con un marcado incremento de los blancos (24,4% más que en 2021).

► TE PUEDE INTERESAR: En el acuerdo con los anestesistas se incluyó sumar horarios y formar a nuevos profesionales