Crisis económica

Las familias mendocinas necesitaron en abril casi $730.000 para no ser pobres

La línea de la pobreza en Mendoza se incrementó en abril en alrededor de $45.000. La de indigencia ya está por encima de los $300.000

Otro fuerte incremento sufrieron las líneas de pobreza e indigencia en Mendoza.

Casi al mismo tiempo en que se conocieron los datos de la inflación de abril, la DEIE (Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas) informó este martes que para no ser pobres las familias mendocinas necesitaron el mes pasado $729.907,98 y para no ser indigentes $301.614,87.

A nivel nacional, de acuerdo con el INDEC, los números son más elevados aún: $828.158 para no ser pobre y $373.044 para no ser indigentes.

►TE PUEDE INTERESAR: Una familia de Mendoza necesitó en marzo casi $700 mil para no ser considerada pobre

pobreza en Mendoza-indigencia 2.jpg
Un hombre en situación de calle acomoda sus pocas pertenencias y sus cartones cerca de su carrito.

Un hombre en situación de calle acomoda sus pocas pertenencias y sus cartones cerca de su carrito.

Las líneas de la pobreza y la indigencia en Mendoza

Aunque los números de la inflación bajaron en abril y desde el gobierno nacional lo celebran, los datos de pobreza e indigencia alarman porque reflejajn claramente cómo el poder adquisitivo de los argentinos ha caído abruptamente. Pareciera contradictorio respecto del Índice de Precios al Consumidor (IPC) conocido en esta misma jornada, pero es real.

En Mendoza, la línea de la pobreza subió en un mes $45.154,32 y la de la indigencia $11.465,01. Desde que Javier Milei es Presidente el incremento fue de $260.826,48 y $100.005,71.

La información de la DEIE toma en cuenta los valores de lo que se denomina Canasta Básica Total (CBT) para la pobreza y Canasta Básica Alimentaria (CBA) para la indigencia.

La Canasta Básica Total (CBT) representa el conjunto de bienes y servicios que satisfacen las necesidades comunes de la población, teniendo en cuenta los hábitos de consumo de una población determinada. Por lo tanto, los hogares que cuenten con un ingreso menor al valor de la CBT se consideran pobres.

La Canasta básica de alimentos (CBA) es el conjunto de bienes que satisfacen las necesidades nutricionales de las personas, teniendo en cuenta los hábitos de consumo de una población determinada. Por lo tanto, los hogares que cuenten con un ingreso menor al valor de la CBA se consideran pobres extremos o indigentes.

Lo que se toma en cuenta como medida son hogares de 4 personas, integrados por un jefe o jefa de hogar de 35 años; cónyuge de 31 y dos menores de 8 y 5 años.

La evolución de la pobreza y la indigencia en Mendoza

El Gobierno publica mes a mes la evolución de las líneas de pobreza e indigencia en Mendoza. El siguiente cuadro permite ver, entre aspectos, que en abril de 2023 las familias de Mendoza necesitaron cerca de $80.000 para no ser indigentes y unos $206.000 para no ser pobres. Un año después han subido más del 300%.

Otro dato sobresaliente es que en diciembre de 2023, cuando asumió Javier Milei las líneas de pobreza e indigencia en Mendoza estaban en $469.081,50 y $199.609,15, resspectivamente. La suba desde entonces es superior al 50%.

Evolución de pobreza e indigencia en Mendoza.JPG
Canasta basica.webp
Los precios ya no sauben tanto, pero el poder adquisitivo se derrumbó.

Los precios ya no sauben tanto, pero el poder adquisitivo se derrumbó.

Pobreza e indigencia a nivel nacional

La canasta básica subió 7,1% en abril, por debajo de la inflación, y una familia necesitó $828.158 para no ser pobre, informó este martes el INDEC.

Además, la canasta alimentaria creció 4,2% y se necesitaron $373.044 para no ser indigente. La Canasta Total (CBT) se ubicó por debajo de la inflación, que arrojó 8,8%.

Por su parte, el costo de los productos que integran la Canasta Básica Alimentaria (CBA) subió 4,2% en abril, lo que determinó que el mismo tipo de familia necesitó ingresos por $373.044 para no caer en la indigencia.

De acuerdo con los datos informados por el INDEC, una persona necesitó 268.012 para no ser pobre en abril.

En un hogar de tres personas, se requirieron $ 659.310; en tanto, una familia de cuatro integrantes necesitó un ingreso mínimo de $ 828.158.

Si se suma un integrante, la suma asciende a $ 871.040. Esto corresponde al dato de la Canasta Básica Total (CBT).

De acuerdo con los valores que marcó la Canasta Básica Alimentaria (CBA) para abril, una persona requirió de $ 120.726 para no ser indigente. En el caso de una familia de tres miembros, el monto asciende a $ 296.987 y, para cuatro, se precisaron $ 373.044.

Una familia compuesta por cinco personas, en tanto, requirió $ 392.360.

La CBT, además de alimentos, incluye varios ítems del gasto de los hogares, como indumentaria, salud, transporte o educación, lo que determina la "línea de pobreza".

Por el otro lado, la CBA se limita a relevar bienes de primera necesidad y configura la "línea de la indigencia": aquellas familias que no lleguen a cubrir los ingresos necesarios para adquirirla son indigentes.

Ambos índices son muy relevantes para determinar la magnitud de la crisis económica en los indicadores sociales.

Temas relacionados: