La crisis económica que provocó el Covid impactó de lleno en el sector hotelero, sobre todo en aquellos ubicados en conglomerados urbanos, ya que el poco turismo que se movilizó en pandemia eligió los lugares más alejados y más cerca de la naturaleza. Según la Asociación de Hoteles de Turismo, en el país cerraron sus puertas 1.700 hoteles que representan el 10% de esas empresas. En Mendoza ya bajaron sus persianas definitivamente 4 hoteles y alojamientos del Sur provincial, uno de Ciudad y uno de San Martín

"La hotelería y la gastronomía emplean a unas 700.000 personas de manera directa e indirecta en todo el país. Y en el camino se han quedado unos 10.000 emprendimientos en total. Lo que se mostró en el verano es que los más golpeados fueron los de las ciudades, Mendoza por ejemplo fue elegida por lugares como el Valle de Uco, Potrerillos y San Rafael, pero los centros urbanos han tenido una ocupación muy baja y por lo tanto fue muy mala la ocupación de la gastronomía", describió Edmundo Day, vicepresidente de la Asociación Empresaria Gastronómica, Hotelera y Afines de Mendoza a Radio Nihuil.

Te puede interesar...

Según los datos de aquella asociación nacional que se corroboraron con los registros de AEGHA, en Mendoza ya cerraron definitivamente los hoteles Río Diamante, Hussu Apart hotel y Andesol Apart, en San Rafael y Cabañas Marana Tha de Malargüe. A ellos se suma el hotel Confluencia, que funcionó en calle España de Ciudad y hotel San Pedro, de San Martín.

Pero esos cierres no son los únicos que vislumbran en AEGHA. En esa asociación también llevan el registro de aquellos emprendimientos hoteleros y gastronómicos que si bien no se resignan a perder sus empresas, prefieren no abrir porque hacerlo le generaría más pérdidas que ingresos.

"Mendoza tenía unos 3.000 establecimientos y unos 10.000 empleados vinculados a la hotelería y la gastronomía. De esos hay un 25% que si cerró no pudo volver a abrir sus puertas y si intentó abrir no aguantó. Acá esas estadísticas varían porque hay gente que cerró y no fue a la municipalidad a darse de baja, directamente prefirió no abrir. Hay que recordar que nuestro sector cayó 5 veces más que la economía argentina que tuvo una caída de 10 puntos", apuntó Day.

Ahora, ante esta insostenible situación y con la nueva restricción a la circulación nocturna en Mendoza, que rige desde este martes a partir de las 23.30, el sector hotelero y gastronómico salió a pedir una asistencia financiera al gobierno provincial.

"Los avances que han habido ese sentido es para estar dentro del programa Mendoza Activa II, dentro del programa Enlace, que para los sectores que estaban funcionando era como un incentivo a la creación de puestos de trabajo, en nuestro sector lo que se habla es de una asistencia para conservar los puestos de trabajo", amplió el empresario que es vicepresidente de AEGHA.

En este sentido, este martes el gremio de UTHGRA, la Unión de Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina, protagonizó una marcha a Casa de Gobierno, pidiendo al gobierno de Suarez asistencia para pagar el sueldo de los empleados a los que se les reduciría la jornada de trabajo con estas nuevas restricciones.