Los cuerpos de dos andinistas que fueron encontrados en el Cerro El Plata, en Vallecitos, están a punto de ser evacuados de ese lugar por la Patrulla de Rescate. Se estima que se trata de Leroy Villa y Nicolás Ibaceta, dos jóvenes de Uspallata que fueron a escalar en junio de 1996 y nunca más se supo de ellos.

El operativo comenzó el lunes, cuando nueve policías de la Patrulla de Rescate arrancaron el ascenso del Cerro El Plata, a unos 6.000 metros sobre el nivel del mar. Al llegar al campamento Salto de Agua, a unos 4.200 metros, descansaron y cerca de las 4 de este martes, siete de ellos partieron hacia la cumbre junto con el guía de trekking que encontró los cuerpos la semana pasada.

Al llegar a la cima, debieron bajar por el filo suroeste para dar con los cuerpos congelados cerca de las 15. Después realizaron peritajes en el sector del hallazgo, ya que los andinistas tienen todo su equipo alrededor, además que estaban en una posición acostada, como de haber parado a descansar un rato. Tal vez hayan sido víctimas de un temporal y murieron de hipotermia.

Después de de realizar los peritajes, debieron acondicionar los cuerpos y descartar por malas condiciones climáticas el ascenso nuevamente hacia la cumbre como se había planeado, y comenzaron el descenso por la pared Sur del Cerro El Plata, una vía más complicada con el sobrepeso a cuestas que llevan los rescatistas. De ahí, esperan llegar a la laguna del Platita para poder descansar.

Se estima que el miércoles terminarán el descenso completo de El Plata con los cuerpos de las víctimas.

Todos los indicios hacen pensar que se trata de Leroy Villa y Nicolás Ibaceta, quienes fueron intensamente buscados por esa zona cuando desaparecieron en junio de 1996, pero jamás se encontró ni un solo rastro. Creen que estos 25 años estuvieron tapados con nieve, por eso nadie los vio jamás.

El guía de trekking que los encontró señaló que los cuerpos estaban muy conservados, y que había algunas varillas y telas que pudieron haber sido de una carpa de ellos. Además, una de las víctima llevaba puesta una campera de esa época.

Seguir leyendo