Economía

La escalada bélica en Medio Oriente amenaza con complicar a las exportaciones argentinas hacia esa región

Con los nueve países de la zona (Arabia Saudita, Irak, Irán, Israel, Jordania, Kuwait, Líbano, Palestina y Siria) la Argentina tuvo balanza comercial favorable en 2023. Si la situación se agrava, el intercambio podría ralentizarse

Por UNO

La escalada de violencia en Medio Oriente, que enfrenta a Israel con organizaciones extremistas y sus países vecinos, pone en riesgo un mercado ampliamente favorable para las exportaciones argentinas.

Con los nueve países de esa zona (Arabia Saudita, Irak, Irán, Israel, Jordania, Kuwait, Líbano, Palestina y Siria) la Argentina tuvo balanza comercial favorable en 2023 y los principales productos exportados hacia la región fueron agropecuarios: harina de soja, carne bovina, yerba, maíz, arroz, maní y garbanzos.

El año pasado se vendieron a esa región bienes y servicios por 2.054 millones de dólares y el saldo fue beneficioso para el país en 1.581 millones de dólares, según datos del INDEC.

La guerra entre Israel y la organización extremista palestina Hamás, iniciada en octubre de 2023, comenzó a afectar las exportaciones a la región y se teme que la escalada de violencia entre la nación judía e Irán (así como también con la agrupación Hezbollah, del Líbano) impacte con mayor profundidad en el comercio exterior argentino a esa zona de Asia.

Paro ATE puertos, aeropuertos y aduanas
Argentina envía millones de dólares en exportaciones hacia Medio Oriente. Imagen ilustrativa.

Argentina envía millones de dólares en exportaciones hacia Medio Oriente. Imagen ilustrativa.

►TE PUEDE INTERESAR: El Presidente premió a otro de sus alfiles y le dio rango de ministro con sueldo millonario

Los países de Medio Oriente y su comercio con Argentina

El destino de la mayor cantidad de bienes fue Arabia Saudita, país que compró un total de 750,01 millones de dólares en productos argentinos: desde allí se enviaron 273,66 millones, siendo gas oil la principal adquisición por parte de la Argentina.

El segundo lugar del ranking como socio comercial en la región en 2023 fue Israel, nación con la que se tuvo un intercambio que ascendió a 525,22 millones de dólares: el saldo arrojó 157,08 millones en favor de la Argentina.

Desde la nación judía se vendieron herbicidas, polietileno y aparato interruptores, entre otros productos.

El podio regional lo completó Jordania: se exportaron 278,6 millones de dólares y se importaron desde allí apenas 1,9 millones: básicamente producción textil (sweaters, pullovers, remeras y pantalones).

Con Irak el intercambio comercial se ubicó en 240,54 millones de dólares: 240,39 millones en exportaciones argentinas y sólo 150 mil dólares de importaciones (ácidos grasos monocarboxílicos industriales y prendas de algodón).

En lo que respecta a Irán, un país con el que la relación bilateral está profundamente marcada por la falta de cooperación para investigar los atentados a la Embajada de Israel y a la sede de la AMIA -en los que la Justicia determinó que hubo colaboración de autoridades de la nación persa-, hubo exportaciones por 204,43 millones de dólares y desde allí se enviaron bienes por 660 mil dólares (pasas de uva; jugo y extracto de regaliz; y artículos domésticos como esponjas y guantes).

Un total de 135,76 millones de dólares en bienes y servicios se vendieron al Líbano en 2023 y desde allí se trajeron sólo 180 mil dólares en productos (máquinas para elaboración de cacao y chocolate, filtros para cigarrillos y preparaciones para salsas).

Por su parte, con Kuwait el intercambio comercial fue de 58,95 millones de dólares: 46,27 millones de exportaciones argentinas y 12,68 millones en productos del país árabe (querosene de aviación).

Finalmente, con Siria y Palestina se da la curiosa situación de que la balanza comercial es totalmente favorable: hubo exportaciones por 56,48 millones de dólares y 1,32 millones, respectivamente, y absolutamente ningún producto de allí ingresó a la Argentina.

►TE PUEDE INTERESAR: Petri lo hizo otra vez: puso a un alfil a presidir la construcción de casas para la Armada