Construcción en Mendoza

Advierten que si no se licitan nuevas obras, corren riesgo 2.000 puestos de trabajo

Por UNO

Al menos dos cámaras gremiales de la construcción advierten que la falta de proyectos, licitaciones y obras en ejecución más allá de diciembre comprometerán unos 2.000 empleos en la actividad. El planteo no es solo mendocino, sino también nacional, porque en el plano país la falta de financiamiento y los altísimos intereses complican la obra privada.

Marcelo Bargazzi, presidente de la delegación local de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC) recordó en diálogo con Radio Nihuil que a fin de año culminan la mayoría de las grandes obras y se demoran los nuevos proyectos.

Te puede interesar: Advierten que la obra privada se paralizó el 70% en Mendoza.

"Fundamentalmente es el empleo de obra pública, debido a las obras grandes que son los tres edificios del Polo Judicial, la maternidad del hospital Lagomaggiore, el hospital Schestakow, los complejos penitenciarios de Cacheuta y la calle Perón de Godoy Cruz", explicó Bargazzi

En ese sentido, mostró cierta preocupación respecto de que durante el último trimestre del año esas obras estarán terminando, por lo que si no hay nuevos llamados a licitación o inicios de nuevas obras de importancia, se verá reflejada una merma importante en el empleo.

"Las tasas a estos niveles y que no haya créditos disponibles, o que el que está sea muy caro, tiene bastante parado al sector privado", añadió el referente de la CAC en Mendoza.

Por su parte, Gerardo Fernández, de la Cámara de Constructoras Independientes, recordó que el 70% del empleo de la construcción está concentrado en Pymes y que "no tienen espalda" para sostenerlo.

"Después de entre 8 y 9 meses sin licitaciones o con obras chicas de corto plazo, en los meses de septiembre, octubre y noviembre iremos en un decrecimiento de obras en ejecución y llegaremos a fin de año con un programa no mayor al 25% o 30% de la capacidad", expresó.

Te puede interesar: Coninagro pide reforma laboral y señala que el 50% del empleo del campo está en negro.

Fernández dijo que esa situación, se traduce en despido de gente y menor empleo, porque si no tienen trabajo no toman obreros.

"Estamos preocupados en los dos aspectos, tanto por nuestras empresas como por la gente que se queda en la calle y el conflicto social que esto genera. Del nivel de registro de empleo si hoy estamos al 60% y bajaremos al 30%, se caerá el 50% de la mano de obra registrada actualmente", explicó a Nihuil.

Miguel Ponce, titular de la UOCRA en Mendoza, también le puso números al problema. Aseguró que actualmente están alrededor de los 9.000 trabajadores registrados, lo cual "es una gran cantidad" y que siempre hay un cupo de personas no registradas, que serán unas 3.000 al día de hoy.

"Calculamos que más de 2.000 personas se pueden quedar sin trabajo. No hay obras en vista a comenzar pronto, si bien están alguno proyectos, no creemos que se den antes de fin de año", lamentó Ponce.

El Gobierno tiene expectativas

El gobierno provincial enumeró las obras y los proyectos en curso. Según el subsecretario de Obras, Daniel Chicahuala, sumado a la infraestructura que desarrolla la Nación y a algunos proyectos privados de envergadura, habrá considerable construcción en el mediano plazo.

"La idea es darle continuidad a todo el proceso de obra pública en la Dirección de Proyectos y Licitaciones. Estamos trabajando en gestionar nuevos proyectos que puedan salir ya con el presupuesto del año que viene y podrá licitar la nueva gestión", aseguró.

Dentro de las obras que vendrán y con las que apuntan a sostener los 15.000 puestos de trabajo en la construcción en la provincia durante el cambio de gestión y para adelante, la más importante es Portezuelo del Viento, que se licitará a mediados de septiembre y con la que se podrían absorber los 2.000 puestos en riesgo.

Además, el Gobierno estima que quedarán 4.000 viviendas entre las que están construyendo, las licitadas y las presupuestadas.

Por otra parte está la reparación de escuelas, tema en el cual Alfredo Cornejo se jacta de haber reparado 1.084 de los 1.323 edificios provinciales por unos $2.322 millones durante toda su gestión.

También se debe tomar en cuenta el Polo Judicial, una mega obra detrás del penal Boulogne Sur Mer para el cual se invirtieron $1.500 millones y donde trabajan más de 1.100 obreros.

Por otra parte, y a futuro, surgen los proyectos discutidos en la Legislatura, que son: la Ruta 82, por unos U$S80, la Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU) que se licitará por U$S25 millones, y tres acueductos para la Ganadería por $1.500 millones.

Sumarán además la ampliación de los hospitales Notti y Gailhac, y la refuncionalización del Centro Cívico con un novedoso estacionamiento subterráneo.

"Se compró en esta gestión un terreno contiguo al Hospital Notti, con la idea de hacer la ampliación y muchas empresas podrán participar con el presupuesto del año que viene. Además está el proyecto del Centro Cívico, ya que Mendoza tiene un problema de estacionamiento grande", sumó Chicahuala.

El Gobierno asegura que estas obras permitirán sostener la actividad de la construcción en el mediano y largo plazo. 

A eso se suma la evolución de las obras nacionales y privadas, como son la Variante Palmira, la Ruta 7, el segundo túnel internacional, y entre las privadas sobresale la inminente instalación de Sodimac.

Producción del informe: Pablo Gerardi.