Ministerio de Salud

Ya se hacen cirugías programadas vespertinas en 4 hospitales públicos para normalizar la espera

Así lo aseguró la ministra de Salud, Ana María Nadal. La medida se tomó después del conflicto con los anestesiólogos que retrasó las intervenciones quirúrgicas en toda la provincia

Una de las principales consecuencias del conflicto que mantuvo la provincia con los anestesistas desde febrero hasta junio del 2022, fue el crecimiento de la lista de espera de cirugías programadas en los hospitales públicos de Mendoza.

cirugías anestesistas.jpg
Un revés legal sufrieron este lunes los anestesistas autoconvocados, que habían solicitado a la Justicia una medida cautelar para que no se aplique la Ley 9391, y la jueza María Paz Gallardo la rechazó.

Un revés legal sufrieron este lunes los anestesistas autoconvocados, que habían solicitado a la Justicia una medida cautelar para que no se aplique la Ley 9391, y la jueza María Paz Gallardo la rechazó.

Sin embargo, según aseguró la Ministra de Salud, Ana María Nadal en Radio Nihuil, se ha podido activar la realización de cirugías programadas vespertinas en 4 hospitales: Notti, Lagomaggiore, Perrupato y Central.

De esta manera, la Ministra de Salud explicó que la lista de espera de cirugías programadas se ha ido normalizando.

El Notti tiene prioridad para normalizar cirugías programadas

Acerca de la apertura de los quirófanos en el turno vespertino, Nadal manifestó "hemos avanzado en algunos hospitales con cirugías vespertinas, estamos trabajando más en el Notti, porque allí además de las cirugías programadas, estamos haciendo estudios diagnósticos que requieren anestesia".

TE PUEDE INTERESAR: Salud le pidió a los anestesistas retomar las cirugías programadas en 24 horas en los hospitales

Esto tiene que ver con que también había lista de espera para realizar este tipo de prácticas, por lo que se ha buscado disminuirla.

En el caso del Notti la situación fue más compleja porque no hay otro hospital pediátrico de referencia, no solo en Mendoza, sino en la zona de Cuyo.

Cómo se ha realizado el proceso para achicar la lista de espera

Nadal explicó que, además de sumar el turno tarde para la realización de cirugías programadas, también se tomaron otras medidas para achicar la lista de espera provincial.

Una de esas medidas fue la de aumentar la cantidad de intervenciones quirúrgicas durante la mañana en los hospitales de referencia, puesto que el mecanismo para esto es menos complejo que el de abrir otro turno.

Además, en el hospital Perrupato se decidió incluir en el Presupuesto 2023 la puesta en marcha de un nuevo quirófano, con lo que sumaría cinco en total. Este se destinará a la realización de intervenciones de gineco-obstetricia,

Más allá de todo este proceso de normalización de las cirugías programadas, Nadal manifestó que la lista de espera en el sector público siempre ha existido, aunque con el conflicto con los anestesistas se profundizó.

En qué consistió el conflicto con los anestesistas

El 27 de febrero pasado, 68 de 150 anestesiólogos que trabajan en el sistema público y se denominan "autoconvocados" enviaron una nota al Ministerio de Salud de Mendoza advirtiendo que sus contratos terminaban el 31 de marzo y que si no les otorgaban un importante incremento salarial en lo cuanto a lo que cobraban por prestación, renunciarían.

Concretamente, piden 117,17% de aumento por prestación de fin de semana y 85% para las guardias de lunes a viernes.

No lograron este objetivo y cumplieron con lo que anunciaron: presentaron renuncias masivas a partir del 1 de abril.

Desde allí el conflicto se extendió por 120 días, en los que se suspendieron más de 3.200 cirugías programadas, y hasta se sancionó una ley de emergencia en anestesiología.

TE PUEDE INTERESAR: Diputados convirtió en ley la emergencia en anestesiología para frenar las renuncias masivas

A través de esta, el Gobierno podía suspender la matrícula a quienes no se presentaran a trabajar. Sin embargo, con esta decisión, se afectaba también al sistema privado de salud, ya que 65 de los 68 anestesistas que llevaron adelante la protesta trabajaban en los dos niveles.

Finalmente, a fines de junio el conflicto llegó a su fin, los médicos volvieron a trabajar y aceptaron un plan para acelerar la realización de las intervenciones suspendidas, que es el que ahora se está cumpliendo.