Diario Uno > Sociedad > vacuna

Vacuna rusa: no se prohíbe el alcohol sino su "ingesta excesiva"

El desarrollador de la vacuna Sputnik V sostuvo que no se recomienda la ingesta excesiva de alcohol ni tomar medicamentos que supriman el sistema inmunológico

El desarrollador de la vacuna rusa Sputnik V aclaró que no se prohíbe el consumo de alcohol sino que se recomienda evitar su "ingesta excesiva", como así también la de medicamentos que supriman el sistema inmune. Rusia comenzó a vacunar el pasado sábado a los trabajadores de Salud de alto riesgo y fue en ese marco que la viceprimera ministra de la Federación Rusa, Tatiana Golikova, dijo que las personas que se vacunen deben evitar los lugares públicos y reducir la ingesta de medicamentos y alcohol dentro de los primeros 42 días después de la primera dosis.

En tanto, el director del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, Alexander Ginzburg, habló sobre el consumo de alcohol y la vacuna Sputnik V y dijo que hay que evitar la ingesta excesiva de las bebidas alcohólicas como así también el uso de medicamentos que supriman el sistema inmune.

Te puede interesar...

"No estamos hablando de una prohibición total del alcohol durante la vacunación", aclaró, y dijo que "sólo estamos hablando de una limitación razonable de consumo hasta que el cuerpo haya formado su respuesta inmune a la infección de coronavirus".

Y agregó: "Y esto es cierto no sólo para Sputnik V, sino también para cualquier otra vacuna. Es importante comprender que el consumo excesivo de alcohol puede reducir significativamente la inmunidad y, por lo tanto, reducir la eficacia de la vacunación o hacer que no tenga ningún sentido".

El desarrollador de la vacuna Sputnik V sostuvo además que así como no se recomienda la ingesta de alcohol, tampoco se recomienda tomar medicamentos que supriman el sistema inmunológico en un plazo de 42 días mientras se establece la inmunidad al coronavirus, pero que "todas estas son recomendaciones estándar para la vacunación a fin de lograr la máxima eficacia".

Rusia fue uno de los primeros países en anunciar el desarrollo de una vacuna, la Sputnik V, que se encuentra actualmente en la tercera y última fase de ensayos clínicos en los que participan 40.000 voluntarios.

Sus creadores anunciaron el mes pasado una tasa de eficacia del 95%, según los resultados provisionales, y que la vacuna sería más barata y fácil de almacenar y transportar que otras.

La vacuna, Sputnik V, administrada en dos dosis con 21 días de diferencia, será gratuita para los ciudadanos rusos y se administrará voluntariamente.