Diario Uno > Sociedad > Perra

Una perra quedó en la guardia del Lagomaggiore esperando a su dueño, que falleció, y ahora la dan en adopción

Le dicen "Abuelita", porque es una perra con varios años. En diciembre llegó a la guardia del hospital con su dueño. El hombre falleció y ella nunca más se movió de allí. Son varios perros los que viven en el hospital con historias parecidas.

No saben su nombre original y tampoco su historia. Solo tienen claro que llegó en diciembre a la guardia con su dueño y que el hombre murió allí, a los pocos días. Y ella, esta perra marrón claro, viejita, quedó allí, esperando a quien nunca regresaría. Ahora un grupo del personal del hospital que cuida de los perros "huérfanos" que han quedado por allí, le están buscando un hogar.

"Abuelita", así la bautizaron provisoriamente, llegó al Hospital Luis Lagomaggiore, de Mendoza, en diciembre. "No sabemos mucho más. Vino con su dueño, que ingresó por guardia y que falleció poco después", cuenta una de las mujeres que cuida a la perra. "Ella se quedó ahí, en la guardia, en un rinconcito y no quiso moverse más".

Te puede interesar...

El grupo que cuida a la perra, cuenta que ella no es la única que está en el Lagomaggiore. "Actualmente hay unos 5 o 6 perros en el predio, pese a que siempre damos en adopción. Los perritos vienen con sus dueños, que quedan internados y fallecen. Y también hay algunos que vienen de los barrios cercanos y se quedan".

El caso es que, mientras intentan que los perros encuentren hogar, el grupo los desparasita, los castra y les busca hogar a cada uno. "Ocurre muchas veces que les conseguimos hogar y los perros regresan al hospital, porque ya lo consideran su casa"

Cuentan que "todos andan por el predio, pero esta perrita se había quedado en la guardia, no quería unirse a los demás y esperaba a su dueño". Así fue que, considerando que ya es una perra que evidentemente tiene unos cuantos años, "buscamos una casa en donde esté bien atendida y pueda pasar sus últimos años bien cuidada y recibiendo cariño".

El que esté interesado en adoptar a Abuelita o a alguno de los perros que están en el hospital, pueden comunicarse al celular 2615885665, por línea o Whatsapp. Además el grupo siempre necesita colaboración para poder alimentar y atender a los animales.

perra vertical.jpg

Una historia como la de Canelo

Historias "caninas" como la del hospital Lagomaggiore hay varias en el mundo. Algunas de ellas han sido inspiración de libros y películas. La historia del perro Canelo fue rescatada por el escritor mendocino Rolando López. El libro ha tenido tanto éxito, que ya lleva varias ediciones y la última se vende en algunas veterinarias de Mendoza.

“Ingresé a la historia del perro Canelo de pura casualidad, como a veces suelen comenzar las obsesiones”, cuenta el autor.

La historia es la de un perro, quizás una mezcla de labrador, que era mascota de un hombre que se dializaba en el hospital Puerta del Mar, de Cadiz, España. Un día el hombre fue a dializarse pero falleció en el hospital y su perro quedó allí, en la puerta, esperándolo. Esa espera duró 12 años, tiempo en el que Canelo se transformó en un personaje de la ciudad y hoy hasta tiene un monumento.

El libro se puede conseguir, contactando al autor en su Facebook.