En una escuela de Guaymallén

Una maestra y sus alumnos se intoxicaron con monóxido de carbono: primer caso desde la llegada del frío

El Ministerio de Seguridad y Justicia dio una serie de recomendaciones para evitar que las estufas en mal funcionamiento contaminen los ambientes

Por UNO

La llegada del "invierno" anticipado esta semana registró el primer caso de intoxicación por monóxido de carbono en Mendoza. El hecho se produjo en la Escuela Tomás Alva Edison de Guaymallén y obligó a un operativo de evacuación de los alumnos del turno mañana.

Por esta razón, el Ministerio de Seguridad y Justicia, a través de la Dirección de Defensa Civil emitió una serie de recomendaciones y alertó sobre el mal uso de las estufas, o cocinas para calefaccionarse.

Más allá que este incidente se produjo en un establecimiento escolar, donde se revisó y se reparó la estufa que estaba en mal funcionamiento, se recomendó no calefaccionarse con hornallas u hornos.

►TE PUEDE INTERESAR: El paso a Chile cumplió cinco días cerrado y hay expectativas de una reapertura para el lunes

monóxido de carbono.jpg
Desde el Ministerio de Seguridad y Justicia recomendaron la revisión periódica de los artefactos a gas.

Desde el Ministerio de Seguridad y Justicia recomendaron la revisión periódica de los artefactos a gas.

"El monóxido de carbono puede generarse cuando se quema gas, querosene, leña, alcohol u otras sustancias de manera incompleta, debido a factores como ventilación inadecuada, instalaciones incorrectas de artefactos o acumulación de residuos en los quemadores", advierte el parte de prensa del gobierno de Mendoza.

En ese sentido, Daniel Burrieza, director de Defensa Civil, enfatizó la importancia de evitar el uso de hornallas u hornos para climatizar ambientes, ya que esto puede causar acumulación de monóxido de carbono, un gas mortal e inodoro.

El funcionario señaló que “hay que apagar los artefactos de calefacción antes de dormir, como así realizar revisiones periódicas de los sistemas de gas a través de gasista matriculado”.

También entre los consejos es fundamental mantener los calefones limpios y en buen estado, observando que la llama sea de color azul, ya que una llama de tono naranja o rojo puede indicar una combustión incompleta y la presencia de monóxido de carbono.

Por otro lado, los especialistas aconsejan estar atentos a los síntomas de intoxicación por monóxido de carbono, como dolor de cabeza, náuseas, mareos, confusión y pérdida de conciencia.

Ante cualquier indicio de intoxicación, se recomienda llamar de inmediato al 911 y buscar asistencia médica en un centro especializado.

El caso de la intoxicación por monóxido de carbono en la escuela primaria

La comunidad educativa de la Escuela Primaria N° 1-482 Tomás Alva Edison del Santa Ana de Guaymallén, fue evacuada el miércoles después de que una docente, la vicedirectora y varios alumnos presentaran síntomas de intoxicación con monóxido de carbono.

Frente a la presentación de signos de intoxicación, los chicos fueron derivados al hospital Notti y los docentes a otros centros asistenciales.

La Dirección General de Escuelas (DGE) verificó a través de los organismos competentes que una estufa estaba en mal funcionamiento y fue reparada.

También se informó que los niños afectados estuvieron en observación y el jueves y viernes se dictaron clases con normalidad.

►TE PUEDE INTERESAR: Aduana escuchó a los despachantes y obtuvieron una solución ante el cierre del paso a Chile