Diario Uno > Sociedad > Fútbol 5

Sin autorización ni incidentes volvió el fútbol 5 a Mendoza

Unas 60 canchas de fútbol 5 de Mendoza reabrieron este jueves, aunque no estaban autorizadas. No hubo intervención de las autoridades

Sin ningún problema ni incidentes con las autoridades y haciendo cumplir los protocolos sanitarios pero sin autorización las canchas de fútbol 5 de Mendoza habilitaron sus campos de juegos y hubo partidos a pesar de que no están permitidos desde marzo cuando comenzó la pandemia en la Argentina. Cerca de 60 fueron los complejos que trabajaron este jueves casi normalmente, durante 5 horas, entre las 16 y las 21. No hubo intervenciones judiciales, ni policiales, ni de autoridades de la provincia o de los municipios aunque en todo momento desde el Gobierno, través del subsecretario de Deportes, Federico Chiapetta, se advirtió que no estaban autorizados.

Los propietarios de las canchas se esforzaron en destacar que "no confrontamos con el Gobierno y, por el contrario, queremos trabajar en conjunto contra el fútbol clandestino que, sin protocolos, se viene desarrollando desde hace tiempo en parques, plazas y espacios públicos".

Te puede interesar...

Para evitar problemas a los que fueron a jugar, los dueños de los complejos pidieron que no se los fotografíe ni se los filme, salvo desde lejos. Ya al mediodía, cuando dieron una conferencia de prensa para explicar su postura, indicaron cómo tenían previsto desarrollar la actividad, lo que Diario UNO pudo comprobar con una recorrida por los sitios abiertos. Todos quienes fueron a hacer fútbol debieron llegar al lugar con tapa bocas y retirarse del mismo modo. Además, llenaron declaraciones juradas con sus datos -como se hace los restoranes por un eventual seguimiento de contactos en caso de un contagio- y no pudieron usar los vestuarios. Tampoco se les permitió permanecer en el lugar ni antes ni después de los partidos en las clásicas juntadas para tomar algo. En todas las canchas hubo alcohol en gel.

En las casi 60 canchas que trabajaron este jueves, sus propietarios destacaron que hubo "una gran demanda y aseguraron que se observó el cumplimiento de los protocolos". Se mostraron contentos por el retorno de la actividad y subrayaron que los campos de juego son de 700 metros cuadrados en los que se mueven hasta 10 jugadores.

El contacto entre jugadores es inevitable y es una de las razones por las que este deporte como otros en los que hay contacto no están autorizados en todo el país, salvo los profesionales, como el fútbol, en el que son mayores los recursos para los controles sanitarios.

El subsecretario Chiapetta dijo que entiende a los dueños de los complejos de fútbol 5 y que está pedida la autorización pero aún no se ha obtenido. También aclaró que no tiene poder de policía ni sancionatorio.

Lo cierto es que el fútbol 5 volvió en Mendoza pese a no estar permitido. Otro tanto ha ocurrido en otros puntos del país. El primer día se desarrolló con tranquilidad y este viernes está previsto que continúe y no se descarta que se sumen más canchas. Por ahora será entre las 16 y las 21, con turno de una hora que salen en promedio $150 por futbolista.

"Abrimos las canchas bajo protesta. Y nuestra forma de protesta es trabajar. Llevamos 7 meses sin ingresos. No confrontamos con el Gobierno, del que queremos ser aliados para cuidar que se cumplan los protocolos", dijo Mauricio Converti, uno de los voceros de Canchas Unidas, agrupación que reúne a cerca de 120 propietarios.