¡Un aplauso para el asador!

Revelaron el método secreto para que los CHINCHULINES al limón lleven el ASADO a otro nivel

Los chinchulines son, junto a la molleja, una de las achuras más consumidas por las personas en un asado. Bien cocinados, le gana en sabor a cualquier carne

Recetas y secretos para cocinar los chinchulines con limón en el asado, hay muchos. La idea es sacarlos de la parrilla en su punto justo y que todos los comensales pueden deleitarse con un manjar NIVEL DIOS.

El objetivo para cocinar chunchulines es claro: servirlos en la mesa crocantes por fuera, tiernos por dentro y nunca gomosos.

Se trata de una de las achuras más baratas que se pueden conseguir en una carnicería y que no es fácil asarlos, ya que no es fácil dar con el punto justo.

Pueden quedar muy gomosos por falta de cocción o prácticamente secos o arrebatados, por colocarle más brasas de lo recomendado.

Bien asados, los chinchulines no tendrán nada que envidiarles hasta los mejores cortes de carne.

►TE PUEDE INTERESAR: Toma aire al saber cuál es el corte de carne para asado que se puso de moda y les gana a todos en sabor

asado-chinchulines3.jpg

Asado: el método secreto para que los chinchulines salgan NIVEL DIOS

Los chinchulines tienen muchos adeptos y casi todo el mundo espera comerlos en el asado.

Y para el asador no debe haber nada mejor que ver la cara de felicidad de los comensales al probarlos.

►TE PUEDE INTERESAR: Revelaron el método casero para ABLANDAR la carne para el ASADO

asado-chinchulines.jpg

Es por eso que todo asador, desde los más principiantes hasta los más experimentados, deberían seguir algunas recomendaciones claves para su cocción:

  • Es fundamental comprar un chinchulín de calidad. Tiene que tener una tripa de color gris claro y una grasa blanca. Si la grasa es amarillenta, hay que tratar de evitarlos.
  • Siempre hay que mantenerlos refrigerados en la previa del asado. En la heladera pueden aguantar hasta unos cuatro días, a excepción de que sean llevados al freezer, donde perduran por unos seis meses.
  • Lavarlos bien con agua tibia y retirar excesos de grasa si esta abunda.
  • Colocar los chinchulines bien lavados en un bowl y picarle dos dientes de ajo, pimienta molida y el jugo de tres limones. Esta cantidad se especula para 1 kilo de chinchulines, aproximadamente.
  • Reposar la preparación en la heladera por 1 hora.
  • Colocar los chinchulines en la parrilla, trenzados, en medallones o bastoncitos, a fuego medio fuerte. Es importante colocar la mano pegada a la parrilla y aguantar por unos 10 segundos. Si no se logra dejar la mano, el calor es más de lo recomendado.
  • Cocinar los chinchulines por unos 25 minutos por lado para que queden doraditos. De vez en cuando, se les puede rociar jugo de limón.
  • Luego de 50 minutos, retirar y colocarles sal, a gusto. ¡Ahora sí, a disfrutar del mejor chinchulín asado!
asado-chinchulines2.jpg

Temas relacionados: