Crisis

Referentes sociales lamentaron que cada vez más mendocinos necesiten ayuda alimentaria

Desde el Banco de Alimentos y la Pastoral de la Calle coincidieron con la visión de Cáritas. La demanda para satisfacer necesidades básicas crece en Mendoza

Días atrás, el vicepresidente de Cáritas Mendoza, el sacerdote Mauricio Haddad, dialogó con Radio Nihuil acerca de cómo ha impactado la crisis económica y el aumento exponencial de los alimentos en la vida de las personas más carenciadas.

Haddad resumió la situación en una frase contundente: "Venimos percibiendo aumento de gente en situación de calle, pero no llegamos con la ayuda a esto, en algunos casos pedimos asistencia al municipio, el panorama es tan complejo que toda la red social no alcanza para contener la situación".

comedor Hornerito.jpg
La mayoría de los pobres en Argentina son menores de edad.

La mayoría de los pobres en Argentina son menores de edad.

Diario UNO consultó con otros referentes en contacto con la gente que padece mayores dificultades económicas, el Banco de Alimentos de Mendoza y la Pastoral de la Calle.

En ambas organizaciones compartieron la perspectiva de Cáritas Mendoza: cada vez más mendocinos van a pedir ayuda para satisfacer sus necesidades básicas -alimentos, indumentaria e higiene- a agrupaciones de asistencia social.

►TE PUEDE INTERESAR: Un par de zapatillas rotas, una escuela y un hilo de esperanza en un país liderado por ególatras

El Banco de Alimentos asiste a 6.000 personas más que en 2023

Lorena Troncoso, la directora del Banco de Alimentos de Mendoza, organización que respalda a 80 comedores y merenderos de la provincia, explicó que, si bien este año continúan trabajando con la misma cantidad de organizaciones sociales, se ha incrementado la cantidad de gente que va a buscar asistencia alimentaria a estos lugares.

Troncoso manifestó que, mientras en enero del 2023 entregaban alimentos para 37.000 personas, en enero del 2024 lo hacen para 43.000.

"Lo que notamos es que crece la demanda en los barrios y en las comunidades con las cuales venimos trabajando", sostuvo la directora.

►TE PUEDE INTERESAR: El vicepresidente de Cáritas Mendoza planteó un duro panorama social por la falta de alimentos

De hecho, contó que los pedidos de ayuda alimentaria son diarios y por todos los canales que posee el Banco de Alimentos: teléfono, redes sociales y hasta hay personas que asisten personalmente a solicitar comida.

Hay que aclarar que el Banco de Alimentos entrega productos a través de organizaciones que elaboran la comida y trabajan en territorio, no otorga ayuda en forma directa ni personal, ni individual.

No obstante, si tienen alguna solicitud de este tipo, lo que hacen es derivar a la persona a la organización más cercana a su domicilio con la que el Banco de Alimentos trabaja.

Comedor Horneritos
Cada vez más mendocinos van a pedir asistencia alimentaria a comedores comunitarios.

Cada vez más mendocinos van a pedir asistencia alimentaria a comedores comunitarios.

No cubren la demanda del 100% de los alimentos que consume la gente en los comedores, sino que llegan a cubrir el 25%.

Además, y como el objetivo no es realizar asistencialismo, el kilo de comida que entregan a cada organización, tiene un valor simbólico de 67 pesos. Esto, según explicó la directora, es más que nada para generar compromiso con la gente que recibe la asistencia.

Otra situación que se está viendo cada vez con más frecuencia es que hay familias que asisten a los comedores, a pesar de tener algún tipo de ingreso de dinero, porque con lo que se gana en la casa no se cubre la comida de toda la semana.

Más mendocinos que van por ayuda al Patio Callejero

La Pastoral de la Calle es un grupo de personas de la Iglesia Católica que da de comer a gente que no tiene techo.

Años atrás sus miembros se instalaron en la Iglesia de la Merced -Córdoba e Ituzaingó, de Ciudad-, donde les facilitaron un patio. Allí armaron un espacio de contención y un lugar para comer.

Las mismas personas que duermen en algún lugar del Gran Mendoza y que son parte del Patio Callejero se encargan de acomodar mesas y sillas y de acondicionar el lugar.

El responsable del grupo, Francisco Villegas, describió una preocupante situación.

Contó que en los últimos meses, la demanda en el Patio Callejero se incrementó de 70 personas a 110, con picos de 130 personas.

Patio callejero 1.jpg
El Patio Callejero, en la Iglesia de la Merced, también recibe a más gente desde hace algunos meses, según contó el referente de la Pastoral de la Calle, Francisco Villegas.

El Patio Callejero, en la Iglesia de la Merced, también recibe a más gente desde hace algunos meses, según contó el referente de la Pastoral de la Calle, Francisco Villegas.

En tanto, en la Casa de Asistencia -un lugar que también funciona en La Merced, y en donde dos veces por semana la gente en situación de calle puede ir a desayunar, a higienizarse y a lavar su ropa- ha pasado de 70 a 100 personas asistidas aproximadamente.

Por otra parte, en Las Heras, funciona en grupo Olla, que pertenece a la Pastoral y trabaja en la Iglesia de San Miguel Arcángel. En este lugar se atendía a 65 personas, y hoy concurren más de 100 dos veces por semana, en busca no solo de alimentos, sino de ropa y elementos de higiene.

Por último, mencionó al grupo Emmaús, que lleva adelante sus actividades en la Iglesia de San Vicente Ferrer, en Godoy Cruz. Este grupo, que antes asistía a 60 personas, hoy se ha ampliado a más de 100. Emmaús funciona los días miércoles.