Informe

Referentes de la cultura temen que los aportes para el teatro de Mendoza desaparezcan

El Instituto Nacional del Teatro (INT) distribuyó en 2023 más de $40 millones en subsidios concursables a elencos, salas y espectáculos mendocinos. Un apartado de la Ley Ómnibus que está en debate en el Congreso busca eliminarlo

Mendoza es la quinta provincia del país en producción teatral, y la primera en la región cuyana. Su historia escénica avala a esta tierra como la cuna de artistas del interior del país. Cuenta con formación universitaria así como con una veintena de salas y espacios culturales y barriales dedicados al teatro -algunos de ellos en recónditos pueblos de la provincia-.

A su vez, el teatro independiente caracteriza a la cultura mendocina que dio para el país y el mundo hasta un género espectacular propio: la Vendimia. Las artes se entrelazan en esa fiesta del vino que marca distinción no sólo para el turismo internacional sino también para talentos locales que se lucen delante y detrás de escena.

No es nuevo para el ambiente teatral de Mendoza que menos de la mitad de sus gestores y referentes viva pura y exclusivamente de dar funciones. Ya lo dijo el maestro Ernesto Suárez, incluido por el Instituto Nacional del Teatro (INT) entre los 20 imprescindibles de la historia del teatro argentino: "Si los artistas no dan clases en las escuelas, se mueren de hambre". Sin embargo, muchos de ellos lograron ser iluminados por la calle Corrientes y hasta son o han sido estrellas del cine y la televisión.

► TE PUEDE INTERESAR: Charly García y Fito Páez rechazan el DNU y la Ley Ómnibus de Milei

Dinosaurios con Ravalle y Suarez (1).jpg
Dos emblemas del teatro mendocino: Ernesto El Flaco  Suárez y la recordada Gladys Ravalle, en la obra Dinosaurios  (2013).

Dos emblemas del teatro mendocino: Ernesto El Flaco Suárez y la recordada Gladys Ravalle, en la obra Dinosaurios (2013).

El público los reconoce a veces, otras les son indiferentes. Pero ningún mendocino puede negar la posibilidad que alguna vez haya tenido de asistir a una obra de teatro. Y esa oportunidad se da, entre otros factores, fundamentalmente gracias al apoyo de organismos públicos, en un trabajo mancomunado entre el Estado provincial y el INT.

En total, durante el 2023 el INT aportó a la comunidad teatral mendocina $41.860.267. Además, el 75% de la cartelera local que se presenta en distintos teatros, tanto independientes como oficiales, cuenta con alguna colaboración del INT. Se trata de subsidios concursables a elencos, salas y espectáculos mendocinos en gira provincial, regional, nacional o internacional.

Pues bien, el apartado de la Ley Ómnibus que está en debate en el Congreso, busca eliminarlo. En concreto, la propuesta del presidente Javier Milei para la cultura del país es derogar Ley 24.800 que hace 26 años dispuso la creación de este ente autárquico.

Cómo se reparte el dinero y qué quiere hacer Milei

Ese dinero que llegó a Mendoza sólo durante el año pasado de parte del Instituto Nacional del Teatro, se destinó en ayuda económica para el funcionamiento o mantenimiento de las más de 14 salas teatrales distribuidas en todo el territorio provincial, así como para la producción de obras, becas de formación académica, edición de libros teatrales o el armado de giras. Todos y cada uno de los beneficiarios debieron antes presentarse a convocatoria para ser seleccionados por un jurado.

Es que el INT funciona bajo esa modalidad, con un jurado nacional de calificación de proyectos integrado por personalidades destacadas del quehacer teatral, elegidas por concursos de antecedentes y oposición y renovables cada dos años. Este jurado evalúa los proyectos presentados, son calificados con un puntaje y elevados al Consejo de Dirección del Instituto para su aprobación final.

El representante local del Instituto Nacional del Teatro, Sacha Barrera Oro, detalló que "el INT aportó a la comunidad teatral independiente mendocina, entre 2022 y 2023, un total de 161 subsidios concursables a lo largo y a lo ancho del territorio mendocino; esto sólo en concepto de producción de obras, eventos, ciclos y programaciones, giras". Lamentó que "todo este fomento que durante tantos años se viene llevando a cabo para el desarrollo de la escena local, pueda desaparecer de un plumazo, sin justificación alguna". Y se refirió a la Ley del Teatro como "una normativa modelo para el resto de los países iberoamericanos, que da vida al Instituto bajo una reglamentación muy precisa para cuidar los fondos y que es envidiada por su perspectiva federal".

Al igual que el resto de los representantes del INT del país, el director, actor y dramaturgo local advirtió que "estamos discutiendo una inversión del 0,2% del presupuesto nacional para la cultura de la Argentina, que pese a ser mínimo ese porcentaje la cultura argentina devuelve en 1,8% de valor agregado anual en el PBI; no es un órgano que dé pérdidas desde ningún punto de vista, sus balances presupuestarios están al alcance de todos y todas, no entendemos por qué quieren eliminarlo".

Cuadro comparativo subsidios INT.jpg
Cuadro comparativo del INT sobre los aportes que realizó a comunidades teatrales de todo el país en los últimos tres años.

Cuadro comparativo del INT sobre los aportes que realizó a comunidades teatrales de todo el país en los últimos tres años.

Esta semana en el Congreso compareció el secretario de Cultura de la Nación, Leonardo Cifelli, quien aseguró que el Instituto Nacional del Teatro y el Fondo Nacional de las Artes "pasarán a ser programas activos bajo la órbita de la Secretaría", y se conservará "la promoción y el desarrollo de actividades". Porque el capítulo cultural de la Ley Ómnibus no sólo abarca el teatro sino también la música, el cine y demás expresiones artísticas.

El Poder Ejecutivo plantea, en definitiva, modificaciones para el presupuesto del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) y cambios en la Ley de Música. En lo que hace al sector teatral, el proyecto es tan claro como contundente: plantea la derogación de la Ley 24.800 que, en su artículo 7, especifica la creación del INT.

Para Sacha Barrera Oro, la eliminación del Instituto perjudica tanto a los artistas del teatro mendocino como a la sociedad toda. "Los beneficiarios de las acciones del INT son los espectadores y también quienes lo serán en el futuro, porque brindamos programas de formación de públicos y llegamos con funciones a lugares donde el Estado de otro modo no podría llegar".

Y contabiliza que sólo en los últimos tres años, el ente teatral ha otorgado "más de 10.000 aportes que han beneficiado a más de 700 salas de todo el país, más de 4.000 grupos y obras de teatro, más de 300 festivales y más de 300 ciclos y programaciones teatrales, y más de 300 becarios; además de haber publicado unos 60 libros".

Al rescate de pequeños lugares que hicieron historia

El representante local del Instituto Nacional del Teatro se enfoca en esas gestiones que aportan a la memoria cultural del pueblo mendocino. Como la que el año pasado lograron en el Club Pedro Molina, reparando el escenario de su sala El Pucara que en el siglo pasado han pisado artistas de la talla de Carlos Gardel o Mercedes Sosa.

"Se trabaja mucho en el territorio, por y para la comunidad; pero a su vez se busca fomentar la identidad teatral de cada región. Por eso pudimos ayudar con fondos del INT a ese club para que el espacio tan valioso para nuestra historia no se perdiera", remarca Sacha Barrera Oro.

Club Pedro Molina Sala el Pucara.jpg
La sala El Pucara del club Pedro Molina fue reparada el año pasado. El escenario se encontraba muy deteriorado y por ahí han pasado grandes figuras del espectáculo nacional.

La sala El Pucara del club Pedro Molina fue reparada el año pasado. El escenario se encontraba muy deteriorado y por ahí han pasado grandes figuras del espectáculo nacional.

Así también suma la colaboración del organismo para la construcción de una sala comunitaria en la Villa 25 de Mayo de San Rafael.

"El apoyo no es sólo de dinero, también de equipamiento como luces, sonido, calefacción", detalla el director teatral acerca de los aportes del INT a multiespacios culturales por donde no sólo pasa el teatro sino también la danza, las letras y la música que muchas veces van entrelazadas en las propuestas que allí se montan.

Un mendocino en el cargo máximo del INT

Al director teatral y dramaturgo mendocino Gustavo Uano no le gustaría ser recordado como el último director ejecutivo del Instituto Nacional del Teatro, cargo máximo del organismo que asumió desde el 2020 hasta el 10 de diciembre pasado.

"El INT implementa una serie de estímulos e incentivos para el fomento y el desarrollo del teatro independiente de nuestro país, lo hace a través de la elaboración y el seguimiento de políticas públicas a través de representaciones provinciales que cumplen una función técnica y política para desplegar una verdadera acción descentralizada", describe Uano la función del Instituto.

Y detalla minuciosamente que el organismo "gestiona apoyos para sostener la vida de una sala, para desarrollar una temporada teatral, para realizar becas de capacitación e investigación; para producir una obra de teatro; para llevar adelante publicaciones teatrales; para realizar giras; para refaccionar espacios; para comprar equipamientos técnicos; para realizar eventos y festivales; para adquirir espacios teatrales, para acompañar investigaciones, para editar libros de autoras y autores nacionales". Acciones que lleva a cabo "en cualquier momento del año y en cualquier parte de nuestro extenso país".

Teatro Independencia vacaciones.jpg
Junto a gestiones del gobierno provincial de turno, durante estos 26 años de vida del INT se han realizado fiestas, programas y ciclos de teatro en diferentes espacios como el Independencia.

Junto a gestiones del gobierno provincial de turno, durante estos 26 años de vida del INT se han realizado fiestas, programas y ciclos de teatro en diferentes espacios como el Independencia.

También el INT tiene a cargo la realización cada año de las 24 fiestas provinciales que luego permiten la concreción de la Fiesta Nacional del Teatro, el espacio de encuentro más significativo y plural que tiene la actividad y que es itinerante cada año. En 2017, por ejemplo, tuvo su sede en Mendoza.

Y el ex director Gustavo Uano aporta que el INT "ha funcionado para atender necesidades urgentes, extraordinarias como ha sido sostener la actividad durante la pandemia o ayudar a una sala que se incendió, o a un elenco que le robaron su equipo de sonido, por ejemplo".

En cuanto al estímulo para sostener y generar nuevos espacios teatrales, en Mendoza se compraron cuatro salas de teatro independiente a través del Instituto, se apoya a casi una docena de escenarios para su funcionamiento, a más de 200 compañías o elencos, así como se acompaña a más de 30 eventos y festivales regulares de artes escénicas.

Mendoza, junto con Córdoba y Santa Fe, es una de las provincias que secunda en cantidad y calidad a la producción porteña.

Aportes al teatro mendocino
Aquí, el balance de gestión 2023 del INT Representación Mendoza.

Aquí, el balance de gestión 2023 del INT Representación Mendoza.

Desde el organismo que hoy se encuentra en riesgo de desaparecer destacan que ningún teatrista depende del INT. "Todas las organizaciones teatrales apelan a la autogestión y el autofinanciamiento para subsistir, pero sí necesitan el aporte del INT aunque no dependan de él", aclaran.

Y en cuanto a su organigrama interno especificado por ley, el Instituto cuenta en Mendoza con un representante y dos administrativos. Actualmente funciona en las instalaciones del Espacio Cultural Julio Le Parc.

Funcionario provincial, en contra de la eliminación del INT

Diego Gareca es el actual subsecretario de Cultura del Gobierno provincial. Con vasta trayectoria en la gestión pública, el funcionario defiende la permanencia y el sostenimiento del Instituto Nacional del Teatro, el Instituto Nacional del Cine (INCAA), el Fondo Nacional de las Artes (FNA), el de la Música y las bibliotecas populares.

Sin reparos, con datos estadísticos de su impacto en la economía del país, Gareca afirma que no entiende por qué el presidente Javier Milei quiere derogar leyes que protegen el derecho al acceso y desarrollo cultural del país. "Hace tiempo dejamos de creer que la cultura es un gasto", manifiesta.

"En estos 40 años de democracia que viene transitando la República Argentina, tener estas instituciones como el INT le ha dado al país un prestigio que nos ha permitido desarrollar nuestra cultura. La Argentina es conocida en el mundo entero no solamente por las figuras deportivas de Maradona o de Messi. Es impensable la Argentina en el mundo sin las figuras de Yupanqui, Piazzolla, Mercedes Sosa, María Elena Walsh o el más universal de los mendocinos, Quino", sostiene.

Gareca considera que no contar con las herramientas que brindan organismos como el INT "afecta profundamente el desarrollo de la cultura de la provincia". "Suprimir, anular o hacer desaparecer estas instituciones públicas no tendrá un impacto económico porque no afecta a la economía argentina que se encuentra en un estado muy delicado", concluye.

► TE PUEDE INTERESAR: Los gobernadores de Juntos se endurecen con Gobierno: qué demandan para votar la Ley Ómnibus