Árbol de Jade

Qué sucede si le colocas lentejas a tu árbol de Jade

El árbol de Jade puede crecer fuerte y sano si le agregas abonos o fertilizantes caseros. Descubre qué le ocurrirá a esta planta si le colocas lentejas.

El árbol de Jade es una de las plantas que suelen mantenerse verde todo el año. Esto se debe a que esta suculenta no requiere de muchos cuidados y atenciones, necesita poco riego y un par de horas de sol bastan para que crezca sana.

¿Qué sucede si le colocas lentejas al árbol de Jade?

Agregar lentejas al árbol de Jade tiene un trasfondo energético, ya que supuestamente las mismas se relacionan con la prosperidad. Lo único que tienes que tener a mano son lentejas, una maceta, una cinta de color rojo y sustrato o abono.

Árbol de Jade 3.jpg
Árbol de Jade.

Árbol de Jade.

Tienes que asegurarte que el árbol de Jade esté bien cuidado y que uses una maceta adecuada. En lo posible lo mejor es elegir una maceta de color roja para potenciar la energía y la prosperidad de esta suculenta.

El primer paso es colocar el árbol de Jade en el centro del recipiente o maceta y cubrirla con sustrato. Esto simboliza el crecimiento constante de la prosperidad en la vida de quienes habitan en el lugar en el que se encuentra la mata. A continuación tienes que verter una capa de lentejas en la maceta alrededor del tronco. Estas legumbres representan la abundancia y el crecimiento constante.

El próximo paso es amarrar cintas rojas alrededor de las ramas del árbol de Jade. Esto simboliza la atracción de la buena suerte y la protección contra la energía negativa.

►TE PUEDE INTERESAR: Cómo combatir las manchitas blancas en el árbol de Jade

Abono de lentejas

Otra forma de agregar las lentejas a tu árbol de Jade es hacer un abono casero con las mismas. Las lentejas poseen vitaminas del grupo B, así como ácido fólico, potasio, calcio y fósforo, los cuales son ideales para hacer crecer las plantas de interior, así como promover su floración.

Lentejas.jpg
Lentejas. 

Lentejas.

Este abono casero se realiza con medio litro de agua, dos tazas de lentejas y dos de arroz. Mezcla todo en un recipiente y déjalo reposar en un lugar oscuro por 24 horas. El calor de los nutrientes se irá liberando y luego podrás regar tu planta. Se aconseja usar este abono cada 15 o 20 días.

Temas relacionados: