Diario Uno Sociedad Mendoza
El arte de hacer equilibrio

Qué es el slackline, dónde se practica en Mendoza y cuáles son sus beneficios

Este deporte extremo se practica en el parque San Martín y promete a sus adeptos beneficios a nivel físico, mental y emocional

Para algunos un hobbie, para otros un estilo de vida, lo cierto es que el slackline arribó hace algunos años a nuestra Provincia y son cada vez más las personas interesadas por esta actividad que consiste en hacer equilibrio sobre una cinta plana.

El slackline ofrece grandes beneficios como la disminución del estrés, una mejor respiración, la tonificación de los músculos abdominales y un aumento notable de la elongación; un deporte que exige, a la vez que genera relajación y sensación de libertad en quienes lo eligen.

Habiendo cintas de diferentes longitudes y tamaños, los profesores de uno de los grupos que imparten clases en el Parque General San Martín eligen de manera personalizada los materiales y el tipo de práctica adecuados a las necesidades de cada alumno. Agustín Zabala y Adriel Cere acompañan el proceso de aprendizaje de cada alumno y los motivan en su búsqueda del equilibrio.

Slackline: una actividad con muchos beneficios

Al principio puede ser frustrante ya que encontrar el equilibrio no es tarea fácil en una actualidad repleta de excesos. Y allí mismo radican dos de los beneficios trascendentales de esta práctica: por una parte, la satisfacción de superar la frustración que suele aparecer en los primeros intentos por aprender una nueva disciplina, se trata de practicar con constancia, disfrutar el proceso y dejar que los resultados sean la principal motivación para adentrarse en esta actividad.

Por otra parte, "cuando se lo practica con frecuencia, se empieza a notar cómo no solo te cambia el cuerpo sino también la cabeza", dicen sus profesores. Como todo deporte, le exige al organismo desarrollar distintos músculos, pero el slackline, además del equilibrio físico, invita a repensar al equilibrio como un eje fundamental en la vida diaria.

otra.jpg
Más de 35 alumnos practican slackline en el Parque San Martín

Más de 35 alumnos practican slackline en el Parque San Martín

Nacido originalmente en 1980 en California, el furor por esta disciplina comenzó cerca del 2010 en todo el mundo y se ve cada vez con más frecuencia en nuestra Provincia. En el parque General San Martín, sobre la Avenida de Circunvalación del Lago, un espacio amigable y recreativo invita a dar los primeros pasos de la mano de dos profes súper pedagógicos: "tratamos de amoldar las prácticas a las necesidades de los alumnos pero siempre que tengan su libertad, que nos digan qué cinta les va mejor, qué quieren que les enseñemos, qué les dificulta más, y en base a eso preparamos ejercicios específicos para cada persona” dice Agustín.

El slackline proporciona beneficios integrales al organismo: además del disfrute en sí mismo, se puede pensar en la conexión que se establece con el propio cuerpo, el entrenamiento de la elongación, la tonificación del cuerpo a nivel general, una notable mejora de la respiración, y sin dudas la disminución del estrés. Sus adeptos aseguran que arriba de la cinta uno siente tranquilidad y se olvida de los problemas. “Es una meditación activa, si pensás demasiado te caes” dice, en base a la experiencia, Agustín. Y Adriel cierra: “A nivel mental, te hace darte cuenta que las cosas se hacen simplemente haciéndolas".

Variantes de Slackline

Hay diferentes variantes en la actividad, entre ellas podemos encontrar:

  • Trickline: consiste en hacer trucos, saltos y acrobacias sobre una cuerda alta, tensa y larga que facilita el rebote. Es la parte más competitiva del slackline.
  • Rodeoline: consiste en caminar en altura con poco y nada de tensión y bastante movimiento.
  • Yogaslack: se basa en realizar posturas de yoga más estáticas sobre una cinta en altura baja.
  • Waterline: consiste en la práctica del slackline por encima del agua la cual, por su movimiento, puede influir a la hora de hacer equilibrio sobre la cuerda.
    Waterline slackline
  • Longline: se camina sobre largas cintas de más de 30 mts, generalmente en paisajes naturales.
  • Highline: consiste en caminar o hacer trucos en alturas extremas.

Actualmente, el grupo "Clases de slackline Mendoza" cuenta con 35 personas activas. Sus profes buscan motivar el aprendizaje pero a la vez fomentar la libertad: que cada persona maneje su propio ritmo y logre no solo desarrollar sus habilidades corporales, sino también encontrarse a sí mismo en la práctica.

Para aquellas personas que recién comienzan, herramientas como el arnés agilizan el proceso de aprendizaje para lograr resultados más rápidamente.

otra mas.jpg
El arnés ayuda a los principiantes a adentrarse en la práctica más rápidamente

El arnés ayuda a los principiantes a adentrarse en la práctica más rápidamente

Contacto:

  • Lugar: parque General San Martín, sobre la Avenida de Circunvalación del Lago.
  • Horarios: martes y jueves de 16 hs a 18 hs aproximadamente. En el verano posiblemente se extiende de 17 hs a 19 hs.
  • Precios: hasta diciembre el valor es de $300 cada clase o 2 x $500. Cada uno puede elegir el día que quiere ir.
  • Instagram: @clasesdeslacklinemendoza
Slackline en el parque San Martín

Temas relacionados: