ver más
Diario Uno
Diario Uno pobreza
Informe de Unicef

Por la pandemia, 60.000 niños pasaron a vivir en la pobreza en Cuyo

Unicef indicó que en 2019 había 542.079 niños pobres en Cuyo y que en 2020 ese número subió a 605.153. La mayor desigualdad es la falta de vivienda, dice el informe

20 de marzo 2021 - 16:03hs
Por Paola Alé
ale.paola@grupoamerica.com.ar

La desaparición y posterior encuentro de la niña M. en un barrio de la CABA, puso nuevamente en agenda la situación de pobreza y desprotección que viven miles de niños, niñas y adolescentes en el país, sobre todo luego del impacto de la recesión económica generada por la pandemia de Covid-19.

Según un informe elaborado por Unicef, en la zona Cuyo durante el 2020, más de 60.000 niños pasaron a vivir en condiciones de pobreza.

60.000 nuevos niños pobres

Los datos del informe de Unicef indican que, mientras en 2019, en Cuyo habían 542.079 niños, niñas y adolescentes en condiciones de pobreza y pobreza extrema, durante el 2020, este número pasó a ser de 605.153.

Dentro de esta cifra, hay que destacar que, mientras en 2019 los niños, niñas y adolescentes en condiciones de pobreza extrema llegaban a 83.565, en 2020 el número aumentó a 96.830. Es decir que entre 2019 y 2020, Cuyo sumó 13.265 niños a vivir en condiciones de pobreza extrema.

El informe indica que, en términos poblacionales, los niños y niñas que pasarían a estar en una situación de pobreza están concentrados en hogares cuya persona de referencia tiene una escolaridad intermedia, está desocupada o trabaja como asalariada.

Sin acceso a vivienda digna

El informe de Unicef hace referencia a los niños y niñas que viven en villas, o en viviendas precarias, ya que, según detallan, la ubicación de la vivienda es una de las características que más incide en los perfiles de desigualdad. En particular, el informe destaca este aspecto con niños que residen en barrios populares, o villas de emergencia.

El Registro Nacional de Barrios Populares de la Argentina (ReNaBaP) indica que 4,2 millones de personas en todo el país viven en estos lugares.

Casi el 90% de estas barriadas no cuenta con acceso formal al agua corriente, el 98% no tiene acceso a la red cloacal, el 64% ni la red eléctrica y el 99% no accede a la red formal de gas natural.

En estas viviendas, las condiciones de vida impuestas por el ASPO, se hicieron imposibles de cumplir.

Temas relacionados