Quedaron varados y heridos

Mendocinos agredidos por hinchas del Colo Colo en Chile: les destrozaron el auto y les robaron las llaves

Pararon a comer a la madrugada en una estación de servicio en las afueras de Santiago, antes de volver a Mendoza, y simpatizantes del Colo Colo los atacaron

Cinco jóvenes mendocinos asistieron al partido de Godoy Cruz con el Colo Colo, que se disputó anoche en Santiago de Chile, y al regresar a la madrugada de este viernes fueron brutalmente agredidos por hinchas del equipo chileno que también destrozaron el auto en el que viajaban. Quedaron varados y heridos.

Tras disfrutar el evento deportivo, los chicos decidieron hacer una parada en una estación de servicio a las afueras de Santiago para comer algo antes de emprender el viaje de regreso a Mendoza. Y allí fueron sorprendidos por simpatizantes del Colo Colo que ingresaron intempestivamente al lugar para atacarlos.

Les arrojaron sillas y todo lo que encontraban a su paso, mientras los hinchas del Tomba -que no vestían camisetas ni insignias del club- se refugiaron en uno de los depósitos de la estación de servicio para salvar sus vidas. No obstante, uno de ellos terminó con una herida en la cabeza. Antes de retirarse, los malvivientes decidieron también destrozar el auto en el que viajaban los mendocinos.

Embed

Rompieron cristales de las ventanillas, parabrisas y abollaron la chapa del vehículo. Hasta se llevaron las llaves del auto, con lo cual los mendocinos no podían moverse del lugar y permanecían allí hasta esta mañana. Estaban viendo cómo seguir tras haber hecho la denuncia correspondiente y avanzar con los trámites del seguro del auto para traerlo a Mendoza.

Los ataques del Colo Colo siguieron en su país

Mauricio Quintero es el dueño del auto y quien llevaba a sus cuatro amigos para disfrutar una vez más del juego de su equipo tombino. Pese al lamento de que su club no pudo ganarle al Colo Colo, Mauricio contó que "la pasamos re bien en la cancha, muy bien el operativo policial, estuvo todo muy tranquilo".

Es que él y sus amigos viajaron tomando todos los recaudos después de los violentos hechos de delincuencia que la barra brava del Colo Colo -conocida por la Garra Blanca- había protagonizado en Mendoza, para el partido de ida en la disputa por un lugar en la Copa Libertadores.

Sin embargo, Mauricio confesó por Radio Nihuil que no esperaban lo que se les venía horas después del espectáculo deportivo, al retornar en auto a Mendoza.

Embed

"Asistimos al partido de Godoy Cruz-Colo Colo, salimos a las 0.30 de la cancha y nos fuimos a la casa de unos familiares que viven a unas 10 cuadras de la cancha; descansamos dos horitas como para emprender el viaje más tranquilos", relató Quintero.

Y continuó: "Partimos para Mendoza cerca de las 3 de la madrugada, tomamos todos los cuidados, no vestíamos con ropa del Tomba, por ejemplo".

En las afueras de Santiago de Chile, cerca de Las Colinas, los jóvenes decidieron parar al encontrarse con una estación de servicio Copec "porque teníamos hambre y quisimos cenar algo rápido, vimos que estaba todo tranquilo". Ahí fue cuando ingresaron tres personas con la camiseta de Colo Colo con las claras intenciones de agredirlos.

Hincha de Godoy Cruz golpeado.jpeg
El hematoma en el ojo fue otro saldo lamentable de la agresión del hinchas del Colo Colo a un grupo de amigos tombinos.

El hematoma en el ojo fue otro saldo lamentable de la agresión del hinchas del Colo Colo a un grupo de amigos tombinos.

"Nosotros evitamos reaccionar pero igual empezaron a tirarnos sillas, fueron muy violentos, nos insultaban y revoleaban patadas, nos escupían; no atacaban a otras personas que también estaban en la estación", detalló el simpatizante del Tomba, quien en el momento pudo observar que otros cinco chilenos se sumaron al grupo de agresores para no dejarlos escapar.

"Terminaron siendo 8, logramos escondernos en unos depósitos de la Copec y ahí parece que al irse me destruyeron el auto", lamentó Mauricio Quintero.

La respuesta de Carabineros de Chile

Los delincuentes -observó Quintero- se trasladaban en un vehículo Ford Ka, "se ve que iban a cargar combustible y vieron la patente argentina de mi auto", conjeturó el damnificado, y remarcó que a uno de sus amigos la brutal agresión le dejó un hematoma en el ojo.

El joven contó que personal de Carabineros de Chile arribó al lugar a los 20 minutos, "tomaron la denuncia correspondiente y todo; pero para tener una constancia ese trámite tengo que esperar acá en Santiago hasta el lunes".

Frente a este panorama, Mauricio Quintero y dos de sus amigos -los otros dos tuvieron que volverse debido a compromisos laborales- todavía se encontraban en la estación de servicio custodiando el auto y con temor a que los atacantes regresen.

"Se llevaron hasta las llaves del auto. No sé qué vamos a hacer, cómo vamos a volver, si con las ventanillas y el parabrisas rotos y el interior del auto lleno de vidrios; o quedarme hasta el lunes", afirmó el mendocino aún sin tomar una decisión y haciendo contactos para ver si puede conseguir que alguien le acerque "la llave del auto de repuesto que tengo en Mendoza para volverme cuanto antes".