Salud

La temperatura fría de tus pies puede revelar secretos sobre tu estado de salud

Tener la temperatura de los pies fríos puede significar un estado de salud al que hay que estar alerta. Si bien es normal, en algunos casos no.

Con la llegada del invierno y las baja temperatura, es frecuente que aparezca la sensación de tener los pies fríos. Este signo suele ser pasajero en la mayoría de las personas y desaparecer cuando entramos en calor. Sin embargo, en algunas personas el hecho de tener los pies fríos puede ser un síntoma de alerta en cuanto al estado de salud.

Pero cuando es algo que ocurre constantemente y sin que haya un factor externo como el frío que lo cause, también puede indicar un trastorno: desde una mala circulación en las piernas y los pies, hasta diabetes, hipotiroidismo o anemia (entre otros), que llevarán asociados otros síntomas como por ejemplo la enfermedad de Raynaud. Hay que prestar atención desde tener los pies secos, agrietados y doloridos hasta aquellos que están constantemente fríos, ya que pueden estar diciendo algo sobre tu estado de salud.

►TE PUEDE INTERESAR: Ordená tu cerebro y sé más eficiente con estos 3 consejos

Esto es lo que tus extremidades revelan sobre el estado de tu organismo (1).png

La mala circulación puede enfriar tus pies

Aunque ya es sabido, no siempre se tiene en cuenta que los pies son las extremidades más alejadas del corazón. Por eso, la sangre tiene más dificultad para llegar a ellos. Y esto influye en que tengan una temperatura inferior a la del resto del cuerpo.

Una de las posibles causas está relacionada a una enfermedad arterial periférica en las piernas. Esa acumulación de placa provoca un estrechamiento y endurecimiento de las arterias, lo que a su vez causa una disminución del flujo sanguíneo en piernas y pies.

Los síntomas más habituales son:

  • Pies y piernas fríos al tacto y piel pálida en estas extremidades.
  • Dolor, fatiga, ardor o molestias musculares en pies, pantorrillas o muslos. Al principio, aparecen al caminar o al hacer ejercicio. Pero si la enfermedad se agrava, estos síntomas pueden aparecer también estando en reposo, así como entumecimiento, calambres, hormigueo o dolor en los pies y en los dedos de estos.

¿Si los pies tienen temperatura fría, es por la enfermedad de Raynaud?

La enfermedad de Raynaud es un ataque isquémico transitorio, es decir, cuando se detiene el flujo de sangre a los pies por un breve período de tiempo, genera sensación de frío en los miembros inferiores. Las personas que lo padecen tienen una reacción excesiva al frío y al estrés emocional: los vasos se estrechan y no llega suficiente sangre a estas partes del cuerpo. Cuando esto sucede, la piel de estas zonas se vuelve blanca o azulada, y los dedos se sienten fríos y entumecidos.

Lo más frecuente es que los dedos se pongan, en primer lugar pálidos (fase isquémica o de falta de riego), luego morados o azules (fase cianótica) y finalmente rojos (fase de reperfusión). Las personas que padecen esta patología, con la llegada del frío se hace más evidente este estado de salud ya que con esa temperatura los vasos sanguíneos se contraen, se estrechan, y pueden observar cómo sus pies no tienen el aspecto habitual.

Tener los pies fríos puede ser por la enfermedad de Raynaud.png

¿Qué cuidados son necesarios para este estado de salud?

  • Evitar usar ropa demasiado ajustada, ya que dificulta la circulación sanguínea.
  • Usa calcetines de fibras naturales, como lana o algodón, y que no aprieten. El calzado también debe ser transpirable, para evitar que la acumulación de sudor enfría los pies.
  • No usar zapatos de tacón alto a diario o con plataforma.
  • No cruzar las piernas sentado/a.
  • El ejercicio moderado con regularidad, favorece el riego sanguíneo en las extremidades y la oxigenación.
  • Evitar fumar ya que aumenta los problemas circulatorios y el enfriamiento de las extremidades.

►TE PUEDE INTERESAR: Los 5 deportes para fortalecer el cerebro y ganar masa muscular

Temas relacionados: