Sigue con pronóstico reservado

La resonancia que le hicieron a Giuliana Lucoski no detectó lesiones neurológicas demostrables 

La ex renina Nacional de la Vendimia pasa su tercera semana internada en terapia intensiva del Hospital Central. El lunes le hicieron una resonancia de la cual se supo que Giuliana Lucoski no tiene lesiones en su cerebro. Obedece órdenes simples y moviliza los miembros

La resonancia de cerebro que le hicieron el lunes a la ex reina nacional de la Vendimia Giuliana Lucoski no muestra lesiones neurológicas. Este es el dato más alentador que muestra el último parte médico que dio a conocer el Hospital Central sobre el estado de salud de la ex reina. Su hermano Nicolás sostuvo el lunes que está cada vez mejor y que no tiene ningún daño neurológico.

Pese a los avances que tuvo Giuliana Lucoski tras el accidente en moto con su novio Ricardo Luna, su pronóstico continúa siendo reservado. En los últimos días despertó y comenzó el proceso para quitarle el respirador ya que sus pulmones no lo necesitan. Los estudios que le realizaron el lunes no mostraron lesiones en su cerebro.

El parte médico del Hospital Central de este martes informó que Giuliana Lucoski continúa "hemodinámicamente estable con picos febriles aislados. Con asistencia respiratoria en proceso de desvinculación. Tiene apertura ocular espontánea, obedece órdenes simples y moviliza los miembros".

Sobre la resonancia magnética de cerebro que le hicieron durante la mañana del lunes, los médicos indicaron este martes que "no detecta lesiones neurológicas demostrables". De todas formas, su pronóstico es reservado.

Giuliana Lucoski (23).jpg
Giuliana Lucoski sigue su evolución en terapia intensiva del Hospital Central, con pronóstico reservado.

Giuliana Lucoski sigue su evolución en terapia intensiva del Hospital Central, con pronóstico reservado.

A pesar de esto, ella todavía no pudo hablar, aunque sus allegados aseguraron que se comunica de otra forma, como por ejemplo apretar la mano cuando las respuestas son positivas.

Cuando ingresó el domingo 8 de mayo sufrió un paro cardiorrespiratorio, además tenía un severo golpe en su cabeza que le provocó hematomas internos, fractura de pelvis y también en su tobillo izquierdo y uno de sus codos. Su pronóstico era muy grave y reservado. Pero a pesar de su delicado estado, superó con éxito todas las cirugías y evolucionó bien.

►TE PUEDE INTERESAR: Según CONIN, el 60% de los niños del país sufre desnutrición y casi la mitad de ellos es menor de cinco años

El novio de Giuliana Lucoski

El médico cirujano Ricardo Luna, de 46 años, fue dado de alta una semana después del accidente. Había pasado esos días en una cama de sala común con fractura de clavícula, muñeca y otras partes de su cuerpo. Además, tenía neumotórax, lo que impidió que ni bien fue dado de alta del Hospital Central fuese sometido a una cirugía en una clínica privada.

Fue imputado por lesiones graves culposas por el fiscal de Tránsito Fernando Giunta, pero lo dejó en libertad debido a que no tiene antecedentes y se trata de un delito excarcelable. Mientras, espera que se realicen los peritajes en la moto Ducati de Luna para determinar la velocidad a la que circulaba.

Giuliana Lucoski y Ricardo Luna3.jpg
Giuliana y Ricardo se iban a casar el sábado 28 de mayo.

Giuliana y Ricardo se iban a casar el sábado 28 de mayo.

También se supo que en el momento de chocar de atrás contra un VW 1.500, Luna tenía 0,88 gramos de alcohol en sangre, lo que prevé una infracción de tránsito debido a que la ley indica que los motociclistas pueden circular con un máximo de 0,20 gramos de alcohol en sangre.

Si bien manejaba alcoholizado, esta graduación no alcanza para que la acusación en su contra se agrave, ya que para Código penal es un agravante cuando supera el gramo de alcohol en sangre.

►TE PUEDE INTERESAR: Video de la pelea en el AutoMac de Palmares: uno de los implicados aseguró que en la camioneta estaban borrachos