Diario Uno > Sociedad > Granjas

Granjas en Mendoza, la nueva tendencia para las vacaciones de los mendocinos

Las granjas educativas se reconvirtieron para recibir a las familias de Mendoza y comenzaron a ser una tendencia para los paseos durante las vacaciones

Entre el riesgo a los contagios y las dificultades económicas, hay muchos residentes en Mendoza que no se van de vacaciones. Pero eso no quita que no haya posibilidades para distraerse, tomar aire y, especialmente, que nos niños se diviertan. Entre las actividades que más han atraído a las familias en estas primeras semanas de vacaciones, están las granjas recreativas. La mayoría son emprendimientos familiares que, originalmente, habían sido creados como granjas educativas o sitios para eventos, pero la pandemia los impulsó a redirigir sus ofertas.

Con distintas posibilidades y precios, en el Este de Mendoza hay varias de estas granjas que, con el atractivo principal de la naturaleza y el contacto con los animales de granja, algunos ofrecen posibilidades de acampar, pileta y hasta cartas con comidas tradicionales.

Te puede interesar...

Con menú

El Puesto El Talerito queda en Nueva California, en San Martín, sobre la calle Talabera. Es una granja que fue creada hace 4 años por la familia Álvarez, de Costa de Araujo, que se encarga de su atención. El matrimonio de Alberto Álvarez y Carina Guaquinchay y sus hijos Florencia y Santiago, son los que llevan adelante el emprendimiento.

"Es un lugar rural, sencillo, familiar. Ideal para disfrutar la tarde y la noche, en esta época del año y estar en contacto con la naturaleza, sin ruidos ni contaminación", cuenta Florencia, que es la que lleva la voz cantante.

Claro, como buena granja, tiene todo tipo de animales, desde vacas a gallinas, pasando por casi todas las aves de corral y también caballos, para realizar alguna cabalgata y, para los niños y los que no han montado nunca, hay explicación y acompañamiento. Claro, también se puede colaborar en la alimentación de los animales. "Tenemos mamaderas para que les den de comer a los chivitos".

Pero El Talerito se diferencia de las otras granjas porque ofrece una tarjeta con un menú abundante y autóctono. "Cada familia reserva y le armamos un paquete, según su gusto, en donde siempre está incluido el pan casero y ensaladas. Hay carne ala olla, empanadas, pasteles...", relata Florencia.

El lugar abre de viernes a domingo y, en época estival, el horario es de 17 hasta la medianoche, pero "quienes quieran se pueden quedar a acampar" e, incluso, hay alguna cabaña para quien desee más comodidades.

Florencia recordó que la concurrencia "es solo con reserva, para coordinar y además controlar la cantidad de gente que tenemos, cumpliendo los protocolos".

Antes de la pandemia allí se realizaban grandes cenas que, incluso contemplaban un show con artistas locales, pero ahora se dedican exclusivamente a brindarse servicio a familias de visitantes, salvo que haya alguien que quiera alquilar el lugar para un festejo, con concurrencia acotada a las exigencias sanitarias actuales.

El precio de la tarjeta es de $800 por persona, con la comida y el uso de todas las instalaciones, sin límite de tiempo.

Para reservas: +54 9 261 502-9252

Esparcimiento y educación

granja 1.jpg

El matrimonio de Marcelo Arboleda y Viviana Fernández llevan adelante la Granja Mis Abuelos, de Rivadavia, ubicada en el distrito de Los Otoyanes, en el límite mismo con Junín.

"Somos un emprendimiento familiar, una granja educativa y recreativa", cuenta Viviana, que es docente de profesión y se enorgullece que, en años anteriores. "nos han visitado hasta 2.000 chicos por año" .

Claro, el 2020 obligó a modificar eso. "Estuvimos sin recibir a nadie hasta el 14 de noviembre, por prevención, pero a partir de ese día decidimos volver a abrir el lugar para recibir a las familias, en una cantidad acotada y que garantice la seguridad sanitaria de todos"

Allí hay todo tipo de aves de corral, faisanes, pavos reales, chivos, vacas, chanchos y otras especies. "Además está equipado con quincho, mesas, sillas y toda la estructura para recibir a la gente y que esté cómoda".

Allí se puede pasar el día completo o realizar una simple visita a la granja y tomar unos mates. Para combatir el calor, hay disponible piletas de lona. "Teníamos el plan de construir una piscina este año, pero debimos esperar", cuenta Viviana.

Allí se pueden hacer cabalgatas, "tenemos una yegua y un caballito mansos", jugar a la pelota y también hay juegos montados para los niños.

Es un lugar muy tranquilo, una finca de 15 hectáreas lejos del ruido, que permite un contacto pleno y amable con la naturaleza, con un gran arbolado.

el sitio puede reservarse para cumpleaños, pero para las familias en general, está abierto todos los días, de 10 de la mañana en adelante "y no hay restricciones para la salida".

La granja no provee comida, por lo que los concurrentes, que deben hacer reserva para que no haya más gente de la permitida y que no se rompa la paz del lugar, deben llevar sus viandas y sus bebidas.

Para pasar el día completo la tarifa es de $300 para los adultos y $150 para los niños de entre 3 y 12 años. En tanto para visitar la granja, la tarifa es de $150 para los mayores y $100 para los niños.

Para reservas: +54 9 261 363-8160

Agua y 400 animales

granja 4.jpg

La familia Pérez administra la Eco Granja Los Abuelos, en la calle Nanclares del distrito de Nueva California, en San Martín. Con mucho trabajo lograron recuperar una finca de 23 hectáreas que ahora tiene 400 animales de las más variadas especies, pileta, quincho y churrasqueras. "Teníamos solo 10 cabras cuando comenzamos, ahora hay una gran cantidad de animales", cuentan.

Comenzaron con la Eco Granja hace 4 años y medio y han logrado transformar el espacio en un sitio casi paradisíaco.

El espacio está abierto de 9 a 21, se realizan cabalgatas y caminatas guiadas y se puede pasar allí el día completo.

El valor de la entrada es de $200 por persona y los menores de 3 años ingresan sin cargo.

Para reservar: +54 9 261 541-7098