Cuando Hugo Mariano Peralta (41) tenía 16 años, recibió su primer desafío como director coral, mientras asistía a la Iglesia Nuestra Señora del Carmen, de Godoy Cruz para enseñar catecismo.

Me acuerdo que el párroco me dijo si no aceptaba armar un coro con los niños y niñas que asistían a la catequesis y acepté

Mariano Peralta dirigendo en pandemia 1.jpg

En aquel momento no fue ningún juego, se lo tomó muy en serio: dirigió ese coro desde los 16 a los 25 años, y luego de que él se fue, el coro siguió existiendo.

Desde allí, su labor social y como director de coros y orquestas nunca se detuvo. Hoy es el alma máter de la Orquesta Barroca de Mendoza, la única de las tres orquestas de la provincia que se autogestiona.

►TE PUEDE INTERESAR: Constanza Vieyto, la mendocina que ganó el Mundial de Tango 2022 y brilla en Buenos Aires

Además, dirige el coro de niños y niñas con fisura del labio alveolo-palatino (lo que antes se conocía como "labio leporino") que funciona en el Hospital Notti.

Por su gran labor musical y social y por además de dirigir, gerenciar la Orquesta Barroca, es que el Consejo Empresario Mendocino (CEM) lo eligió como joven destacado en la categoría Liderazgo, Compromiso, Innovación y Logros Culturales.

Cómo nació la propuesta

Mariano se inició dirigiendo coros, de hecho esa fue su elección al momento de decidirse por una carrera: estudió la licenciatura en Dirección Coral, en la UNCuyo.

Luego, se ganó una beca para estudiar Dirección Orquestal a Brasil, y de ahí a Europa: estuvo en Holanda e Italia y al regresar al país, su destino fue Buenos Aires. Allí realizó una maestría en Dirección Orquestal en la Universidad de las Artes.

Mariano Peralta dirigiendo la OB.jpg

"Cuando volví a Argentina, me convocaron músicos de Mendoza que habían terminado sus estudios universitarios pero no tenían un espacio donde desarrollarse profesionalmente. Esto porque en la provincia solo había dos orquestas estables. No eran lugares a los que se podía acceder, porque cuando una persona gana un cargo en tanto en la Filarmónica como en la Sinfónica, es de por vida, así que la espera era demasiada, eso para mi también fue una motivación para armar una nueva orquesta"

En sus inicios, lo que conformaron aquellos músicos que se reunieron convocados por Peralta, fue una camerata, que es una orquesta pequeña, puesto que apenas eran 15 integrantes.

Para diferenciarnos, les plantee que me parecía interesante hacer música barroca Para diferenciarnos, les plantee que me parecía interesante hacer música barroca

Los primeros miembros de la camerata barroca se dedicaba a cuerdas frotadas, violín, viola, violonchelo, contrabajo y algunos vientos.

Pero la orquesta comenzó a crecer rápida y exponencialmente. Al punto de que empezaron a contratarlos desde el gobierno para dar conciertos, comenzó a crecer en cantidad y en calidad de músicos.

Fue como el efecto bola de nieve, cuando comenzaron a verse los resultados de calidad, muchos músicos comenzaron a mostrar su interés de querer participar, y por eso me escribían o me llamaban Fue como el efecto bola de nieve, cuando comenzaron a verse los resultados de calidad, muchos músicos comenzaron a mostrar su interés de querer participar, y por eso me escribían o me llamaban

El nombre salió luego del primer concierto, ya que como habían sido convocados para hacer música barroca y aún eran pocos músicos, decidieron llamarse Camerata Barroca de Mendoza. Así se empezaron a hacer conocidos dentro del medio artístico local.

De Camerata a Orquesta Barroca

Desde ese momento la orquesta comenzó a sumar músicos "ya éramos 48 y comenzaron a sumarse instrumentos que no eran típicos de la música barroca, como clarinete, fagot y todos los instrumentos de una orquesta completa", destacó.

Actualmente, la Orquesta Barroca está compuesta por 64 músicos y tiene los mismos instrumentos que la Orquesta Filarmónica y la Sinfónica de la provincia.

►TE PUEDE INTERESAR: Marciano Cantero y su última grabación: un aporte generoso a la banda mendocina Preso Común

En el 2017 y después de ver que ya habían crecido lo suficiente como para no poder llamarse más "camerata" comenzaron a llamarse formalmente Orquesta Barroca de Mendoza.

A partir de allí comenzaron las contrataciones, tanto desde entidades públicas como los municipios, como de privados, como la cámara de la Construcción, o el Rotary Club.

Orquesta barroca evento en Guaymallén.jpg

El objetivo de "llevar la música a otras partes"

El lema de la Orquesta Barroca es brindar un espacio de contención a músicos talentosos de la provincia, y al mismo tiempo, llevar la música orquestal hacia lugares a los que las orquestas no van

"Porque, hay una realidad: generalmente las orquestas viven en sus teatros y desde allí raramente salen. Acústicamente, es lo óptimo, pero la realidad es que nosotros somos una orquesta independiente y no tener un espacio real, un teatro propio, eso también fue un impulso para llevar la música a distintos espacios"

Actualmente, contó que ensayan tanto en el auditorio de la Radio Nacional, como en el de la Libertador, espacios gentilmente cedidos para que la orquesta pueda realizar sus prácticas.

Ya no solo hacen música barroca, sino solo ocasionalmente y en los últimos tres años, se han incorporado unos 30 músicos que ya tienen mucha experiencia en las orquestas estables de Mendoza, y que son los que enseñan y transmiten su experiencia a músicos nuevos.

Según Mariano Peralta, esta es una muy buena forma de aprender lo que es integrarse a una orquesta, que un músico más experimentado se ponga a la par de uno que no lo es tanto y le transmita ese conocimiento.

El deseo de actuar en vivo los llevó a ser los primeros en volver a los escenarios luego de la pandemia, lo hicieron con un ciclo de conciertos de Beethoven en el teatro Mendoza y suelen tener propuestas originales como los Conciertos de Aranjuez, que en Mendoza llevaban por lo menos 20 años sin realizarse.

También, y esto es un plus con el que puede trabajar Mariano Peralta por haber estudiado también dirección coral, han llevado a escena óperas como Elixir de Amor, que hace poco brilló en el teatro Plaza de Godoy Cruz.

La faceta empresarial que lo llevó a gerenciar la orquesta

Antes de dedicarse de lleno a la Dirección Coral y Orquestal, Mariano estudió 3 años Administración de Empresas en la UNCuyo y esto es lo que lo ha llevado a no ser tan solo el alma máter en lo artístico de la Orquesta Barroca, sino también a llevar el gerenciamiento del grupo, que se distingue por autosustentarse.

Cada año, la Orquesta Barroca pone el escena al menos 30 conciertos, y con estas ganancias solventa sus gastos.

"Cualquiera de las dos orquestas estatales viven en base a un presupuesto. en nuestro caso, nosotros tenemos que generar el dinero, porque cada músico recibe una remuneración después de cada concierto".

Mariano Peralta ganador premio CEM 1.jpg

todo ese trabajo de generar contratos con cada municipio, y con cada entidad es responsabilidad de Mariano.

Dice que a pesar de ser un gran trabajo, lo disfruta, porque le permite tener una visión integral del trabajo, tanto de lo artístico musical, como desde lo administrativo, que son dos facetas tan importantes una como otra a nivel artístico

Hace dos años recibieron una beca del la Mesa de Integración Cultural Argentina (MICA), para grabar una sinfonía y que quedara subida en la plataforma oficial de esta entidad. El producto se presentaba después en distintos organismos dentro del marco de las industrias creativas, es una publicidad a nivel nacional e internacional.

"Cuando hacemos conciertos más populares, buscamos un repertorio que sea amable para el público, la clásica "una que sepamos todos" pero a nivel música orquestal"

De todas maneras, Mariano siempre trata de "subir un poco el nivel" y que la gente que va a presenciar los conciertos pueda disfrutar de música no tan conocida.

"Mi responsabilidad como director es hacer que la cultura siga creciendo ", explicó.

Un coro muy especial con los niños y niñas del Notti

Mariano Peralta siempre tuvo una veta social que terminó uniéndose con su pasión por la música.

Durante algunos años, tuvo un proyecto coral en el Ex COSE, un trabajo arduo que significó el comienzo de otras labores de tipo social.

Además, con la iniciativa de los Coros y Orquestas del Bicentenario, trabajó en una localidad muy pequeña de Rivadavia, llamada La Central, con coros de escuelas secundarias.

También participó dirigiendo una orquesta escuela muy pequeña en Maipú, con chicos de bajos recursos y que vivían en contextos de violencia.

Con los coros pudo viajar representando a Mendoza a Chile, Ecuador y Perú, entro otros lugares.

Este trabajo de dirección coral mezclado con trabajo social lo llevó a aceptar la propuesta de trabajar en el hospital Notti. Allí el desafío fue grande, porque la iniciativa fue la de armar un coro con niños y niñas con fisura de labio alveolo palatina (FLAP), lo que antes se conocía como "labio leporino".

Mariano destacó que el desafío le fue propuesto por la doctora Silvia Torres Cavallo, quien se encarga de tratar a los pacientes con esta patología en el Notti.

"Acepté la propuesta que implicaba hacer el trabajo social que implica que los chicos y chicas con esta problemática puedan lograr algo que desde su nacimiento, parecía que nunca lograrían hacer, que es cantar"

La labor que realiza el coro tiene que ver también con la recuperación posoperatoria de estos niños y niñas, que después de ser intervenidos quirúrgicamente, tienen que volver a aprender a hablar.

Con el coro hacemos un trabajo muy exhaustivo, nos empeñamos en que salga el mejor resultado posible Con el coro hacemos un trabajo muy exhaustivo, nos empeñamos en que salga el mejor resultado posible

Cómo vivir de la música y "no morir en el intento"

Uno de los grandes dilemas de quienes se quieren dedicar de lleno y no como hobby al arte y vivir de esto, es justamente, si se van a poder sustentar. Según Mariano Peralta, se puede pero requiere muchísima más disciplina y esfuerzo.

Se puede vivir de la música, obviamente contexto económico difícil son pocos los que lo logran. mucho estudio, mucho moverse dentro del ámbito cultural del lugar en el que viven. Hay muchos músicos muy buenos, gente muy talentosa pero está encerrada en su casa, no se mueve y no logra tener una lectura de cuál es la realidad social en la que vivimos, eso termina siendo igual para cualquier profesión Se puede vivir de la música, obviamente contexto económico difícil son pocos los que lo logran. mucho estudio, mucho moverse dentro del ámbito cultural del lugar en el que viven. Hay muchos músicos muy buenos, gente muy talentosa pero está encerrada en su casa, no se mueve y no logra tener una lectura de cuál es la realidad social en la que vivimos, eso termina siendo igual para cualquier profesión

Lo que recomendó Mariano es "estar con los ojos y los oídos bien abiertos, y hacer una lectura muy objetiva de la sociedad en la que vivís y cuál es la coyuntura económica"

Si yo como artista y como director de orquesta quisiera estar todo el tiempo dirigiendo repertorios de Wagner, porque realmente me fascina, tendría tres personas en el público. Entonces, hay una cuestión de pactar con quien te escucha, un poco de "negociar", no solo esperar que la gente se adapte a nuevas propuestas, sino ir llevándolas, atrayéndolas hasta ese lugar Si yo como artista y como director de orquesta quisiera estar todo el tiempo dirigiendo repertorios de Wagner, porque realmente me fascina, tendría tres personas en el público. Entonces, hay una cuestión de pactar con quien te escucha, un poco de "negociar", no solo esperar que la gente se adapte a nuevas propuestas, sino ir llevándolas, atrayéndolas hasta ese lugar

De hecho, él es el "ejemplo vivo" de que se puede vivir de la música y no solamente esperar a "que descubran tu talento", sino a armar un proyecto propio. El vive de esto, y mantiene a la pequeña familia que conforma con su hijo Dante (4).

"Se pone en el piano o agarra la batuta y me imita, dice que también quiere ser músico"

Temas relacionados: