Talento local

Constanza Vieyto, la mendocina que ganó el Mundial de Tango 2022 y brilla en Buenos Aires

Hace 13 años que vive y trabaja en Buenos Aires. Con su compañero Ricardo Astrada se quedaron con el título de campeones mundiales de "Tango Escenario" en CABA

Cuando comenzó a bailar tango, la mendocina Constanza Vieyto (35) no sabía lo que esta expresión artística significaría en su vida profesional.

Pero ahora, después de ganar, junto a su compañero Ricardo Astrada (42), el Campeonato Mundial de Tango que organiza la Ciudad de Buenos Aires, sí lo sabe: este baile tan popular y tan argentino le abrirá las puertas del mundo.

Tango 03.jpg
Constanza y Ricardo, la mejor pareja de tango en los escenarios y buenos amigos y compañeros fuera de las pistas. Foto: gentileza Constanza Vieyto

Constanza y Ricardo, la mejor pareja de tango en los escenarios y buenos amigos y compañeros fuera de las pistas. Foto: gentileza Constanza Vieyto

Un hilo invisible une sus comienzos en los talleres de danza de la UNCuyo, con la comedia musical Otelo, de Pepe Cibrián y Ángel Malher y más tarde, con el 2 x 4. Ella se encargó de relatárselo a Diario UNO.

El Mundial de Tango que ganó la mendocina Constanza Vieyto

A principios del 2022, Constanza regresó a trabajar en el espectáculo Rojo Tango, que se realiza dentro del exclusivo hotel Faena, ubicado en la zona de Puerto Madero de la Ciudad de Buenos Aires.

En julio, Astrada, con quien baila en este show, le llevó la propuesta: inscribirse en el mundial.

TE PUEDE INTERESAR: Una artista mendocina que tatúa a mujeres que han padecido cáncer de mama para resignificar sus cicatrices

"Me pareció hermoso, me encantó sumarme a esta locura". Sin embargo, explicó que ya sabía el gran trabajo que significaba, porque había participado en otros mundiales de tango. "Se lo dije a Ricardo, que había que ponerse a ensayar muy fuerte; estas competencias son muy exigentes", manifestó la bailarina.

Sin embargo, esta fue una oportunidad única y ambos demostraron estar a la altura del desafío.

"Comenzamos a ensayar en agosto, ya teníamos la coreografía, pero recibimos la gran ayuda de la compañía de Leandro Gómez. Fue nuestro veedor en los ensayos, y nos hizo sugerencias para reestructurar la puesta para el mundial".

Constanza destacó el apoyo de Alejandra, la esposa de Astrada, quien es diseñadora de alta costura y fue la realizadora del vestuario.

Tango 02.JPG
La mendocina Constanza Vieyto y el bailarín bonaerense Ricardo Astrada contaron con el apoyo de un gran equipo que los respaldó para ganar el certamen mundial.

La mendocina Constanza Vieyto y el bailarín bonaerense Ricardo Astrada contaron con el apoyo de un gran equipo que los respaldó para ganar el certamen mundial.

Todos estos detalles aportaron para que Constanza y Ricardo fueran superando las etapas que los llevaron a ganar en la categoría "Tango Escenario".

Fueron seleccionados primero entre 120 parejas, luego, al pasar a las semifinales, las duplas se redujeron a 60, mientras que en la etapa final solo fueron 20 las parejas participantes, de las cuales Constanza y su pareja de danza fueron los galardonados.

El certamen se realizó frente al Obelisco, el jueves 15 de septiembre se desarrolló la semifinal, y el sábado 17 la gran final donde la mendocina brilló y se quedó con el premio mayor.

Sus comienzos en la danza y la importancia del musical Drácula

Constanza Vieyto contó que su relación con la danza comenzó cuando tenía 9 años, cuando se inscribió para hacer baile clásico en la UNCuyo. pero en realidad su gusto por esta expresión artística se le despertó a través de la comedia musical.

TE PUEDE INTERESAR: Laura Horta, la mendocina de 54 años, hizo cumbre en una de las montañas más altas del Himalaya

"Cuando mis hermanos y yo éramos chicos, mi mamá nos llevó a ver Drácula, el musical de Cibrián y Mahler: eso me hizo un click en mi cabeza y quise inscribirme para aprender a bailar"

Constanza o "Coty" como le dicen en su entorno, creció escuchando cada canción de esa obra. "Me sabía todas las canciones de Drácula de memoria, en mi casa siempre estuvo el caset y luego el CD de Drácula"

El tiempo pasó y ella siguió perfeccionándose en la danza. Además de clásico, estudió contemporáneo y jazz, para luego incursionar en el tango.

En Mendoza perteneció a la compañía de Claudia Guzmán y Héctor Moreno, y junto a ellos trabajó en el proyecto Almacén de Tango, la única milonga que funcionaba en Mendoza hace 13 años.

Pero luego de que Almacén de Tango cerrara sus puertas, Constanza comenzó a buscar nuevas posibilidades que por algunas astucias del destino, vinieron de la mano de Cibrián y Malher.

El desembarco en Buenos Aires

En 2009, la compañía de Pepe Cibrián Campoy y Ángel Mahler vino a Mendoza a presentar "Otelo". En esa oportunidad, dictaron un seminario e hicieron un casting. Constanza quedó seleccionada y fue invitada a Buenos Aires a estudiar y participar en la obra.

Desde ese momento, su vida artística se desarrolló en la Capital. Vinieron otras propuestas de trabajo y sobre todo, descubrió que podía expresarse a pleno a través del tango.

Esto la llevó a formar una pareja de baile con Ricardo Astrada, su compañero en el Mundial de Tango, con quien hace años que baila en el Faena.

La pandemia la trajo de nuevo a Mendoza, en donde residió durante casi 2 años, trabajando en la finca de la familia de su pareja, en San Carlos.

"Nunca en tantos años habíamos podido parar. por eso aprovechamos que se produjo un corte en nuestro trabajo y vinimos a Mendoza"

Dice que esta parte de su vida le gustó, estar en contacto con la naturaleza y la tierra -ella se dedicó a la parte administrativa de la finca- pero ciertamente su vida estaba en Buenos Aires, entre los compases de la música popular y el brillo de los escenarios.