En la tarde de este jueves sorpresivamente una vecina de la zona en la que vive la pareja detenida por el caso de la desaparición de Florencia Romano (14) halló una bolsa con un corpiño deportivo. También halló un cuchillo sobre la ventana de un terreno que ocupaba una clínica y está abandonado. Este hecho fue revelado por un equipo de El Siete, con la periodista Sofía Fernández mientras tomaba testimonios.

Esto ocurrió en calle Pedro Vázquez, en Gutiérrez, Maipú, a escasos 70 metros de la casa de los aprehendidos. El hallazgo lo hicieron vecinos que estaban en el lugar autoconvocados para reclamar por la aparición de la chica.

Te puede interesar...

María fue quien encontró los elementos y le dijo a Canal 7: "Me llamó la atención el olor. Me fijé y había una bolsa tirada con ropa interior. La levanté con un palo. Empezamos a mirar para todos lados y vimos que había un cuchillo en una ventana. Parece un cuchillo de cocina. Era una clínica que la han estado cerrando porque la ocupaban. No sabemos si en la bolsa solamente es un corpiño o hay algo más".

clinica.jpg

Nicolás, primo de Florencia, también habló y se descargó contra uno de los detenidos -Pablo Arancibia- de quien aseguró que maltrataba a su pareja, Micaela Méndez. También advirtió que "se pudre todo", si es liberado el hombre.

Apenas encontraron esos elementos dieron aviso a la policía, que llegó a la zona antes de que lo hicieran miembros de la Justicia.

"Estamos buscando a Florencia. Acá estamos todas. Somos de Luzuriaga y acá estamos, haciendo el aguante", dijo una de la manifestantes. Y agregó: "Ahora salió a la luz que el tipo -Arancibia- es un pedófilo y hay un grupo de chicas que nunca había denunciado porque era visto como algo común lo de esta pareja pero ahora sí".

Otra mujer, Pilar, vecina de la zona, contó que "a la chica (Micaela) la veía pero a él no". También explicó que "el día de la desaparición de Florencia se escucharon gritos a la hora que ella desapareció justo cuando hubo un apagón de luz".

Mientras Sofía tomaba testimonios llegó al lugar el personal de policías con perros adiestrados.