Tras la derogación de la ley

El titular del Colegio Inmobiliario de Mendoza destacó que ya no hay listas de espera para alquilar

Según informaron desde el Colegio de Corredores Públicos Inmobiliarios de Mendoza, la oferta de alquileres repuntó y desaparecieron las listas de espera

Hasta 2023 muchos de los que emprendían la decisión de arrendar una vivienda tenían que anotarse en las largas listas que tenían las inmobiliarias y que en muchos casos, a menos de 24 horas de publicar un inmueble, ya superaban la decena de interesados.

Esto cambió porque, según Rosta, la oferta de viviendas aumentó un 300% desde que el Presidente derogó la Ley de Alquileres.

El aumento de la oferta lo atribuye a que ahora se pueden realizar "acuerdos casi artesanales entre locador y locatario, con una flexibilidad para ajustar valores de inicio y de indexación".

Eduardo Rosta
Eduardo Rosta, presidente del Colegio de Corredores Públicos Inmobiliarios de Mendoza.

Eduardo Rosta, presidente del Colegio de Corredores Públicos Inmobiliarios de Mendoza.

►TE PUEDE INTERESAR: Ulpiano Suarez quiere terminar con las reelecciones indefinidas de los concejales

"Hace un tiempo teníamos, por cada departamento que ponías en alquiler, listas de espera de 20 o 30 personas. Hoy es al revés. Tenés departamentos que, por ejemplo, si las condiciones de locación no son lo suficientemente buenas en cuanto a precio y actualizaciones o índices que va a utilizar para actualizar, quedan sin alquilarse", explicó Rosta.

Además, aseguró que "en algunos casos si el problema es el precio, pasan un par de meses hasta tanto la misma inflación se encargue de que ese valor que se pide inicialmente quede competitivo. Esa es la realidad del mercado inmobiliario".

Según los números que maneja la entidad que entrega las matrículas a los corredores inmobiliarios, en los últimos meses del 2023 de cada 100 viviendas que se publicaban en los portales, solamente 4 eran para alquiler. Ahora, de cada 100 que se anuncian, 20 son para arrendar. "El mercado ha recibido favorablemente al DNU", aseguró Rosta.

►TE PUEDE INTERESAR: Nación actualizó la planilla de colegios habilitados para el voucher educativo en Mendoza

Los números que se desprenden de los contratos de alquileres

Una de las particularidades que tuvo la derogación de la Ley de Alquileres es que permite que las partes puedan decidir el plazo por el cual firman el contrato, y que en caso de no estar aclarado en el texto del contrato se presume que fue firmado por 2 años.

Esto permitió que el 70% de los contratos que se firmaron a partir de la derogación se hayan hecho por 24 meses. Un 16% por 12 meses y un 14% en otros plazos.

►TE PUEDE INTERESAR: Ofrecen EMPLEO y SUELDO MÍNIMO de $615.000 a estos trabajadores

ley de alquileres contratos dnu milei 4.jpg

Luego, como el decreto establece que "será válido el uso de cualquier índice pactado por las partes", Rosta indicó que el 60% de los contratos celebrados desde el DNU, establecen como forma de actualización el Índice para Contratos de Locación (ICL), el 35% por el Índice de Precios al Consumidor (IPC) y el restante 5% en otros tipos de índices.

Además, otra cuestión que permite el DNU, es que las partes puedan establecer cada cuanto se actualiza el precio del alquiler. Es por ello que, el 50% de los contratos que se están firmando en Mendoza tienen un ajuste cuatrimestral, un 25% trimestral y el número restante lo componen quienes optan por ajustes semestrales u otros tipos de actualizaciones.

A pesar del temor por la dolarización de los alquileres, el peso argentino sigue siendo el más elegido. El 98% de los contratos se estableció la moneda local y solamente el 2% está pactado en moneda extranjera. "En algunas casas de barrios privados se publican en dólares, pero los contratos se terminan celebrando en su mayoría en pesos", indicó Rosta.

De acuerdo a la explicación que brindó Rosta: "Son muy poquitos los contratos que se celebran en dólares, porque al estar planchado el tipo de cambio, las opciones más potables -siempre para preservar el valor- se relacionan con manejarse en pesos".

"También está pasando que muchos inquilinos prefieren y proponen pagar en dólares. Generar un contrato en dólares que se mantenga durante todo el proceso locativo a un valor único", de acuerdo a Rosta.