En Mendoza hay 1.200 miembros

El principal referente de Generación Zoe avisó que está a punto de embarcar hacia México

Horas después de que uno de los líderes en la provincia asegurara que la firma "opera con normalidad", varios sitios están caídos. Algunos ya avisan que es una estafa piramidal, mientras otros juran que se trata de un simple centro educativo

Han pasado pocas horas desde que uno de los referentes de Generación Zoe en Mendoza, Federico Tamuch, le aseguró a este diario que la empresa "seguía funcionando con normalidad" a pesar de las alertas emitidas por la Comisión Nacional de Valores (CNV). Pero hay detalles que inquietan a los interesados en hacer inversiones en busca de ganancias casi mágicas: algunas de sus páginas están caídas. Y el fantasma de que se trate de una estafa piramidal sigue ahí.

De este modo, la organización que dirige el coach ontológico Leonardo Cositorto continúa transitando una de sus semanas más bizarras, después de que las autoridades salieran a advertir que consideraban a la firma "sospechosa" por no tener los permisos correspondientes y de que el propio Cositorto volviera a los medios para afirmar que tiene todo en orden y que sólo se trata de tener un poco de paciencia.

Este miércoles hubo reportes señalando que Zoe Trading, una de sus páginas asociadas, mostraba un mensaje donde se leía: “Estamos trabajando para mejorar nuestro sitio web! Gracias a toda la comunidad”. La misma página de Cositorto, leonardocositorto.com, está desactivada. Y por la tarde, otro de los sitios vinculados a la marca, Zoe Capital, exhibía la siguiente leyenda, que significa "estamos desactivados por mantenimiento":

mantenimiento.jpg

Generación Zoe, una empresa muy particular

Este lunes, Tamuch -referente provincial- aseguró a UNO que las críticas de los medios y la investigación que está llevando adelante el Estado argentino pueden tener que ver con que -según sus propias palabras- "mucha gente está recibiendo formación en criptomonedas y coaching ontológico. Y mucha gente se está independizando de tal manera que ya no se ata a un trabajo cotidiano. Quizá la bronca viene por ahí, porque nos está yendo muy bien".

Más picante fue el referente internacional. Cositorto publicó en su perfil de Instagram que estaba esperando para tomarse un vuelo a México (¿justo ahora?) y que observando un avión de utilería se acordaba del país.

"Es solo un símbolo de lo que pasa hoy en la decadente Argentina. Los difamantes tuits y mensajes en distintas redes sociales... parecen ser las fuentes de los medios que sin ninguna prueba quieren molestar el avance de los emprendedores e innovadores. Ahora hasta quieren actuar de oficio sin pruebas. La verdad, son iguales al avioncito. ¡Son de madera!", escribió el coach.

Leonardo Cositorto.jpg
Cositorto dice que se fue a México.

Cositorto dice que se fue a México.

Es posible que la acción "de oficio" a la que se refiere Cositorto tenga que ver con la actuación de alguna fiscalía que, a pesar de que aún no se conocen denuncias por estafa por parte de los usuarios, decida que la situación y las ganancias que se prometen son lo suficientemente "milagrosas" como para iniciar una investigación.

Es lo que sucedió en su momento en San Rafael (Mendoza), cuando el fiscal Javier Giaroli decidió indagar sobre el funcionamiento y las condiciones legales bajo las que operaba Ganancias Deportivas, lo que a la postre resultó en una advertencia del Ministerio Público, ya que se consideró que la firma era una estafa piramidal.

Sobre Zoe todavía no hay ninguna declaración oficial de este tipo. Habrá que ver si la Justicia toma cartas en el asunto y, en tal caso, cuáles son sus conclusiones.

Diversificados

Zoe se vende como una suerte de centro educativo 2.0, donde se puede obtener formación espiritual, financiera, etc. Ya comunicó que este año será el sponsor oficial del Club Atlético Chacarita. Y eso no es todo: la compañía tiene su propia criptomoneda y según anticipa pronto la hará canjeable por oro. Como si esto fuera poco, abrió una hamburguesería -Zoe Burguer, claro- y Zoe autos.

"Somos una escuela de empresarios de la cual las personas salen con competencia y con capital. Tenemos presencia en 21 países y 63 sucursales abiertas. Además estamos por abrir 20 sucursales más en los próximos 60 días", dijo Cositorto en diciembre.

Así que no le debe haber causado mucha gracia cuando, como contó Paola Alé en este mismo diario, la CNV avisó a la Organización Internacional de Comisiones de Valores (IOSCO) que la firma le despertaba dudas. En octubre del año pasado, de hecho, la entidad argentina le exigió a Cositorto el "cese inmediato en todo el país de cualquier ofrecimiento público de negociación o de otro acto jurídico con valores negociables (...)".

Desde la CNV avisan, asimismo, que "en diciembre pasado se alertó a la opinión pública que Generación Zoe S.A. no es una empresa regulada por este organismo y tampoco se encuentra en trámite de registro para operar como un Agente de Liquidación y Compensación (ALyC)”.

Sus representantes en la provincia dicen que la firma está intentando resolver su situación legal. Mientras, calculan que hay 1.200 mendocinos que ya sacaron su membresía.

"Si vos invertís 1.000 dólares, la compañía te obsequia un 20% de bono para que te capitalices y pone el dinero, por medio de un fideicomiso, a trabajar para vos”, promete Cositorto cada vez que tiene la oportunidad. El peligro es que el negocio se base más en meter gente que en producir algo u ofrecer servicios. El tiempo lo dirá.