Desde su existencia, la humanidad está interesada permanentemente en develar grandes descubrimientos. El que busca encuentra, dice la frase, y es por eso que la astronomía halló algo increíble en el espacio exterior.

descubrimiento, estrellas.jpg

El descubrimiento de monstruos celestiales que impactó al mundo entero

Sin más rodeos, el descubrimiento realizado por los especialistas atestigua la presencia de estrellas masivas en protocúmulos globulares, denominados monstruos, que nacieron 440 millones de años después del Big Bang.

De acuerdo con lo expresado en el artículo, la composición química de este descubrimiento presenta grandes anomalías que no se encuentran en otra composición de estrellas.

Los cúmulos globulares son grandes agrupaciones de estrellas que se distribuyen en un gran radio de distancia. Se cree que existen en todo tipo de galaxias, aunque este tipo de descubrimiento resultó una revolución por la proximidad.

►TE PUEDE INTERESAR: Mujer descubrió por casualidad un tesoro de un milenio de antigüedad

monstruos celestiales, descubrimiento.jpg

Como se dijo, este descubrimiento fue realizado gracias a la visión especial del telescopio James Webb, y fue publicado por la revista Astronomy & Astrophysics.

Al respecto de estos "monstruos" celestiales, hay que decir que los cúmulos globulares tienen entre 10.000 y 13.000 millones de años, mientras que la vida máxima de las superestrellas es de dos millones de años.

Como no puede ser de otra manera, la composición y la magnitud de este descubrimiento ha desconcertado a los científicos, quienes están felices por seguir avanzando con el estudio del espacio.

James Webb, el telescopio que resuelve los misterios

Dejando de lado el descubrimiento, hay que destacar el funcionamiento del telescopio espacial James Webb, que fue desarrollado gracias a la colaboración de 14 países.

A estos monstruos celestiales hay que sumarle los descubrimientos de planetas, estrellas, satélites y otros tantos objetos del espacio exterior.