Desde hace unos días, de acuerdo a los números oficiales brindados por el Ministerio de Salud de la Provincia de Mendoza, el principal foco de contagio de coronavirus ha sido el instituto para personas con discapacidad Renacer, ubicado geográficamente en el distrito juninense de Barriales, pero mucho más estrechamente ligado a la ciudad sanmartiniana de Palmira.

Allí, con un primer caso detectado el martes 28 de julio, los contagios se dispararon y hasta el informe oficial vespertino de este lunes 3, habían confirmado 79 contagios, entre los 96 residentes y los 80 auxiliares que trabajan allí. De este total de 79 contagios, el sábado se produjo el fallecimiento de una paciente de 65 años en el Sanatorio Argentino, de San Martín.

Te puede interesar: Inscripción Curso virtual de la UTN por el que podés terminar ganando un sueldazo

De los 78 positivos, hay 4 que están internados en distintos lugares mientras que el resto permanece en una de las áreas del Renacer, que ha sido dividido en dos: un sector para internos y auxiliares que han dado positivo y el otro para los no infectados.  

El Renacer está ubicado en el Carril Barriales, arteria que conecta a Palmira con el distrito de Los Barriales. Si bien está ubicado ya sobre territorio del departamento de Junín, depende mucho más estrechamente a Palmira.

De la ciudad jarillera son la mayoría de las personas que allí trabajan y también el dueño del lugar, Luis Lazo.

Te puede interesar: Detuvieron a un socio del empresario que está desaparecido hace una semana

En diálogo con Diario UNO el responsable de Renacer dijo que “estamos trabajando, está todo controlado. Los pacientes están bien. Hay 100 familias que están preocupadas y que se guían sólo por las noticias. A ellas hay que llevarles tranquilidad y darles la seguridad de que los internos están bien”.

Para Luis Lazo, el responsable de Renacer, pese a que indicó que aún no tiene los números finales, “hay 41 pacientes” que han dado positivo, la mayoría de los cuales permanecen en el instituto “y están bien, sin ninguna complicación”. Cuatro pacientes están internados en distintos centros de salud “en buen estado, sin necesidad de respirador” y una paciente “lamentablemente falleció. Tenía una patología de base muy complicada”.

Lazo indicó que “cómo ocurre en los hospitales, no sabemos cómo llegó el virus” a Renacer. “Hay una gran cantidad de empleados y gente internada, es muy difícil saberlo”, agregó. Luego especuló que “en personal de Salud, que va de un lado a otro. Un enfermero que vino de Salud a hacer los hisopados, estaba contagiado de coronavirus. Entonces es imposible de explicar cómo se produjo el primer contagio. Esta una institución muy grande y, una vez que entró el virus, se desparramó ahí adentro”.

Pidió que “no hay que poner un título de cuántos muertos hay. Estamos hablado de personas y hay 100 familias preocupadas”.

Te puede interesar: ANSES Procrear 2020: cómo será el nuevo plan de viviendas que anunciará Alberto Fernández

Lazo remarcó que “nosotros hemos estado atendiendo siempre a chicos discapacitados y corriendo los riesgos que esto implica. Todas las instituciones, el 20 de marzo cerraron y los mandaron a su casa. Nosotros hace 120 días que seguimos trabajando con todos los protocolos y en el 121 alguien ingresó el virus”.

Además sostuvo que “yo le pedí a la ministra (Nadal) que se les hiciera el testeo a todos. Con Salud trabajamos en conjunto. Nosotros quisimos cortar por lo sano y pedí que se hicieran los 180 testeos para todos, pese a que había solo 15 personas con síntomas” e indicó que, del resultado total de los testeos, “todavía no tengo el número final”.

El dueño de Renacer pidió “llevar tranquilidad a las familias. Todos los internos están bien, asintomáticos, y tenemos la situación totalmente controlada”.

Desde la Defensoría de las Personas con Discapacidad se indicó que “se están pidiendo informes constantes al Ministerio de Salud y trabajando por el resguardo de las personas que están allí”, dijo el titular de la Defensoría, Juan Carlos González Olsina.

La mayoría de las familias de los internos del Renacer son de otras zonas de Mendoza y no de Palmira.