Jardinería

Contén la respiración para conocer los trucos para saber cuándo podar árboles frutales

La poda de los árboles tienen un tiempo en el año, ahora que se acerca el verano es uno de esos momentos. Conoce los trucos para hacerlo con árboles frutales

Podar árboles frutales tiene sus diferencias y trucos con respecto a la poda de los árboles convencionales del jardín. El objetivo principal de la poda de estos árboles es obtener frutos de buena calidad, impidiendo que crezcan pequeños y de poca calidad. Sin embargo, una poda excesiva puede perjudicar la producción del árbol. Por eso, es crucial buscar el equilibrio exacto entre crecimiento y producción.

Es conveniente realizar la poda y guía de los árboles frutales desde que son jóvenes. Podar árboles más grandes requiere más esfuerzo, tiempo y herramientas. Además, es más fácil conseguir que los ejemplares jóvenes se adapten a las nuevas situaciones. Se debe intentar conseguir una forma más abierta de las ramas, haciendo que se desarrollen más hacia lo ancho del árbol, y eliminar las ramas verticales y los chupones, ya que quitan vigor al árbol y afectan la calidad de los frutos. También es posible guiar las ramas verticales a una posición más horizontal, reduciendo su velocidad de crecimiento y fomentando la formación de yemas de flor y frutos.

TE PUEDE INTERESAR: Cómo usar el café para hacer crecer el árbol de Jade

Poda árboles frutales.jpg

Tipos de poda para árboles frutales

  • Poda de formación: Realizada en árboles jóvenes para darles una estructura adecuada.
  • Poda de mantenimiento: Se realiza todos los años para quitar la madera improductiva y mantener el árbol en un tamaño adecuado, incrementando la cantidad de luz que reciben las ramas. Esto ayuda a mantener la madera productiva y fructífera, y a que el árbol se desarrolle sano y vigoroso.

Aclareos y descabezamientos

  • Aclaramientos: Elimina algunas ramas para que las demás obtengan más energía y crezcan más vigorosamente.
  • Descabezamientos: Consiste en dejar más yemas en las ramas para generar un crecimiento más compacto, ramificado y denso.

Partes del árbol frutal

Conocer las partes del árbol frutal ayuda a realizar una poda adecuada:

  1. Yema terminal: Yema final de la rama. Al cortarla, activa las yemas que se encuentran por detrás.
  2. Yemas de follaje: Yemas laterales que producen hojas. Al cortar justo por encima, estas yemas se activan.
  3. Yemas de flor: Yemas gordas que se hinchan a principios de la primavera, formando las flores.
  4. Dardos: Pequeñas ramas con yemas de flor que garantizan una fructificación anual.
  5. Cicatriz Estacional: Anillo que se forma sobre la rama, señalando el comienzo de un período de crecimiento.

TE PUEDE INTERESAR: Árbol de Jade: así debe ser su riego en verano

Árboles frutales, poda.jpg

Cuándo podar los árboles frutales

  • Final del invierno: Tras el período de reposo o dormancia, es el momento adecuado para la poda. Las heridas cicatrizan mejor y más rápido.
  • Primavera: Se puede retrasar la poda hasta una semana tras la floración, con mínimos daños para la planta.
  • Verano y otoño: Realizar una pequeña poda y pinzar los brotes de mayor vigor para favorecer la aparición de ramas laterales con yemas de flor.
  • Principios o mediados de agosto: Para reducir el vigor de ciertos árboles frutales que se desarrollan demasiado. Elimina las hojas que sombrean el fruto para mejorar la calidad.
  • Evitar otoño tardío e invierno temprano: La poda en esta época deja heridas expuestas hasta finales de invierno, lo que puede ocasionar ataques de hongos y daños por heladas.

Temas relacionados: