Plantas

Cómo reproducir potus fácilmente y otras plantas con estos 5 tips

Para reproducir todos los postus que quieras, ten en cuenta los siguientes tips de propagación de plantas por esquejes

Una de las maneras más utilizadas para sumar nuevas plantas en el hogar es a través de la propagación de esquejes. De esta forma, puedes tener nuevos ejemplares verdes que decoren y le den vida a cada espacio.

Las plantas cada día tiene nuevos amantes que buscan cuidarlas y reproducirlas para tener más en sus hogares. Y es que no solo aportan vida a cada espacio, también en un momento de dispersión y recreación para aquellos fanáticos de la jardinería.

Por este motivo y más, si estás queriendo reproducir tus plantas, como por ejemplo el potus, es importante saber algunos tips fundamentales. Este ejemplar es uno de los más populares y todos quieren tenerlo en casa gracias a su belleza y simples cuidados.

►TE PUEDE INTERESAR: Plantas: conoce las 4 especies de ficus que son tendencia este 2024

PLANTAS- potus.jpg
Cómo reproducir potus fácilmente y otras plantas con estos 5 tips

Cómo reproducir potus fácilmente y otras plantas con estos 5 tips

Cómo reproducir potus fácilmente y otras plantas con estos 5 tips

El potus es una de las plantas por excelencia que se tienen en el hogar. Se destaca por ser colgante, por sus hojas que combinan distintas tonalidades de verdes, blancos y amarillos. Además requiere de cuidados muy simples, lo cual es ideal para aquellas personas que recién empiezan en el mundo verde.

Para reproducir un potus deberás hacerlo desde un esquejes, es decir, a partir de cortar una parte del tallo que tenga la capacidad de multiplicarse y crear una planta nueva. Es una una manera muy sencilla y efectiva de hacerlo.

La época ideal para hacerlo es en primavera y para crear un esqueje de potus solo necesitarás un frasco de vidrio, sustrato universal, maceta y tener en cuenta los siguientes tips.

  1. Elige la planta adecuada: es recomendable que el potus tenga al menos un par de años para estar maduro y que las posibilidades de reproducción sean mayores. Fíjate que la planta este sana y que sea lo suficientemente grande como para retirar una parte mínima de sus tallos. Debe tener más de cinco tallos para cortarla, de lo contrario le afectará.
  2. Corta un esqueje: elige unos 20 centímetros de uno de los tallos más jóvenes, que tengan nudos y algunas hojas. Toma una tijera filosa, desinféctala y corta el tallo en forma diagonal teniendo en cuenta hacerlo unos cuantos centímetros después de un nudo.
  3. Deja cicatrizar: deja que la herida sane durante un día completo antes de sumergirla en agua. De lo contrario, corres el riesgo de que el esqueje se pudra y el tallo no logre multiplicarse.
  4. Sumerge en agua: para lograr que eche raíces, llena un recipiente con agua hasta tres cuartos y sumerge los esquejes en él. Es importante que dejes el resto de la planta fuera del frasco. Al pasar unos días las raíces comenzarán a brotar y alargarse lentamente. Es fundamental cambiar el agua una vez a la semana y evitar la luz directa.
  5. Planta en maceta: si tu potus ya pasó un mes en agua seguro ya tiene un tamaño apto para sobrevivir y será el momento de trasplantar. Toma la maceta, llénala de sustrato universal y comprime bien la tierra. En el medio, realiza un hueco y coloca el potus, asegúrate de presionar la tierra para que quede compacta. Riega inmediatamente después de forma abundante y mantén los mismos cuidados que con la planta madre.

►TE PUEDE INTERESAR: Cómo terminar con la plaga de caracoles en tus plantas del jardín