Esperan vender este fin de semana

El dueño de Carnes Rizzo dijo que los frigoríficos están llenos de carne de asado que no se vende por el precio

El presidente de la cámara de abastecedores de carne en Mendoza aseguró que nunca había pasado. La gente se volcó por los cortes blandos y dejó de comprar asado. Esperan vender durante el fin de semana largo

Por UNO

El consumo de carne de asado en Mendoza bajó notoriamente, según indicó José Rizzo, presidente de la cámara de abastecedores de carne en la provincia. Sostuvo que es sorprendente la cantidad de cortes de asado que hay en los frigoríficos debido a que no se vende. Indicó que se vieron obligados a bajar los precios y apuntan a las promociones para vender durante este fin de semana largo.

Rizzo señaló: "Un fenómeno es tenemos es que las cámaras frigoríficas están repletas de asado. Se frenó la venta de asado y la gente se tiró a blanda para milanesas, bifes y molida o los cortes más baratos".

El empresario manifestó que deben ver "cómo revertimos esta situación para entusiasmar a los clientes, especialmente para que este fin de semana podamos descomprimir las cámaras del asado que cuya venta está prácticamente paralizada".

Carnicería Carne Trozadero.jpg
Aseguraron que la venta de carne para asado está prácticamente paralizada por la suba de precios.

Aseguraron que la venta de carne para asado está prácticamente paralizada por la suba de precios.

►TE PUEDE INTERESAR: Cornejo cuestionó la eliminación de subsidios al transporte del interior a costa de los del AMBA

Debido al fuerte aumento en el precio del asado que hubo en diciembre, la gente directamente dejó de comprar: "Si bien la carne tuvo una baja, la gente empezó a comprar pero mucho menos. Las proteínas las reemplaza con pollo o cerdo, que también tuvo una baja importante y se está reacomodando para abajo porque hay mucha cantidad. Tuvo una explosión como la carne que se fue muy arriba, ahora hay excedente y se ve mucha baja en el cerdo", explicó Rizzo.

De todas formas, el empresario de la carne aseguró: "Con la carne siempre nos manejamos por la oferta y la demanda. Por más que queramos poner el precio que corresponda, es el cliente el que manda".

Sobre al asado y ofrecen promociones para vender

"De diciembre para atrás pasaba todo lo contrario. Faltaba asado y sobraba carne para milanesas. De diciembre para adelante se revirtió y los precios del asado van a estar más baratos que la blanda en el corto plazo", añadió Rizzo.

En cuanto a precios, señaló que el kilo de vacío se consigue entre $5.900 a $6.500, luego de haber tocado un techo de $8.000. El kilo de costillas ronda entre $5.500 y $6.000, aunque una pieza entera está entre $4.000 y $5.000.

Carnicerias - Carne - Inflacion (11).jpg
Los carniceros esperan vender cortes de asado para el fin de semana largo, ya que las cámaras frigoríficas están repletas y necesitan descomprimir.

Los carniceros esperan vender cortes de asado para el fin de semana largo, ya que las cámaras frigoríficas están repletas y necesitan descomprimir.

►TE PUEDE INTERESAR: A 20 días del inicio de clases hay poco movimiento en librerías y los padres compran lo justo

"El problema hoy son los asados. Ahí va a radicar la baja y fundamentalmente dependiendo que este fin de semana largo descartamos que vamos a vender, por eso hay tantas promociones. Si no vendemos ahora estaríamos en un problema serio porque es sorprendente la cantidad de asado que hay en las cámaras".

Detalló que los cortes más caros son el lomo que estaba entre $9.000 y $8.000 y ahora se consigue entre $7.500 y $7.000, el filet a $6.900. La blanda de primera $6.000 y la de segunda a $5.500. La paleta a $4.500 o $5.000. La entraña está en $9.000 u $8.000 pero casi no hay.

Temas relacionados: