Plantas

5 plantas de interior muy fáciles de cuidar e ideales para principiantes

Conoce cuáles son las plantas de interior que debes tener en el hogar si recién estás comenzando en el mundo verde

El mundo de la jardinería y de las plantas no solo ayuda a embellecer los espacios, también genera un espacio de armonía y bienestar dentro y fuera del hogar. Además, brindan un momento de conexión con la naturaleza que a muchas personas les ayuda a desconectar del día a día.

Por estos motivos y más, cada vez son más las personas que deciden adentrarse en este maravilloso universo verde. Tal es así que tanto expertos como principiantes deciden sumar cada vez más plantas de interior al hogar.

En el caso de ser principiantes y que quieras tener una planta nueva y no sepas cuál elegir, existen 5 plantas muy fáciles de cuidar y que son perfectas para empezar. Estas opciones son ideales si buscas que el cuidado de las plantas sea sencillo.

►TE PUEDE INTERESAR: Plantas de interior: por qué se arrugan las hojas y cuáles son los motivos

plantas de interior cuidados.jpg
Conoce cuáles son las plantas de interior que debes tener en el hogar si recién estás comenzando en el mundo verde.

Conoce cuáles son las plantas de interior que debes tener en el hogar si recién estás comenzando en el mundo verde.

5 plantas de interior muy fáciles de cuidar e ideales para principiantes

  1. Sansevieria: conocida también como lengua de suegra, puede vivir en ambientes iluminados y resistir en aquellos lugares con muy poca luz. Necesita poca agua, por lo que es importante regarla solo cuando la tierra esté completamente seca.
  2. Palo de agua o tronco de Brasil: esta planta es muy decorativa y cuenta con la propiedad de absorber la humedad del ambiente limpiando el aire, por lo que resulta muy beneficiosa para la salud. Prefiere un espacio poco luminoso, riegos poco frecuentes y hacerlo únicamente cuando el sustrato esté completamente seco.
  3. Potus: se adapta sin problemas a distintos ambientes y suelos. No son exigentes con el riego, solo regar cuando la tierra esté seca. Puede vivir en lugares con mucha o poca iluminación. Es una planta muy resistente, trepadora o colgante. Depura el aire, aporta calma y tranquilidad.
  4. Cinta: es colgante, muy fácil de cuidar con unas hojas largas y luminosas. Se adapta a lugares tanto iluminados, como en sombra o semisombra. Evita ponerlas al sol directo, porque podrían quemarse las hojas. Es recomendable pulverizarla de vez en cuando, sobre todo en verano, ya que le gusta mucho la humedad.
  5. Zamioculca: se la conoce como la planta de interior "todo terreno", es la candidata perfecta para principiantes u olvidadizos. Sus hojas y raíces actúan como órganos de reserva de agua, facilitando así su cuidado. No es muy exigente en cuanto a la luz y puede crecer en espacios oscuros.

►TE PUEDE INTERESAR: Cómo preparar un abono casero y natural para las plantas en invierno