Diario Uno > Política > SUTE

Vuelta a clases: el Gobierno muestra el ítem aula en medio de la guerra con el SUTE

El inicio de clases llegará este lunes con un paro del SUTE pero desde el Gobierno señalan que aplicarán el ítem aula a los que se unan a la medida de fuerza

A menos de una semana del comienzo de clases, la Dirección General de Escuelas (DGE) y el SUTE muestran que este año habrá una guerra sin cuartel entre ambos. En esta oportunidad, el centro de la batalla es el inicio de clases del lunes que viene.

La relación entre el gobierno y el SUTE hace tiempo se rompió. El titular de la DGE, José Thomas, no pierde oportunidad en mostrarlo y hacerlo ver.

Te puede interesar...

Ya se enfrentaron con el borrador de la nueva Ley de Educación, luego fue el turno del aumento a fin de año. En esa oportunidad, el SUTE rechazó el incremento y el Gobierno lo dio por decreto, con bono incluido, y alegó que lo hizo luego docentes y celadores habían pedido que se reviera el rechazo del gremio. El inicio de clases fue el nuevo capítulo.

Desde el SUTE aseguran que no están dadas las condiciones de seguridad sanitaria para volver a clases presenciales. El Gobierno, por su lado, considera la presencialidad como una prioridad. Incluso lo estableció en la resolución que dio a conocer este último miércoles en el Boletín Oficial en el que da las pautas de cómo actuar en cada situación.

Si bien, el SUTE convocó a plegarse a un paro este lunes, desde el Gobierno confían en que el ausentismo será mínimo. Pero para reducirlo aún más, desde la DGE desempolvaron un recurso no aplicado desde 2019: ítem aula.

Este miércoles, Thomas adelantó que las faltas que tengan que ver con el Covid no arrastrarán consigo un descuento del ítem aula. Diferente será la medida para los que hagan paro este lunes o en cualquier otro momento del ciclo lectivo.

La DGE sabe que el ítem aula no es para menospreciar. Es alrededor del 10% del sueldo y al ser falta injustificada, se puede descontar inmediatamente.

Desde el SUTE, mientras tanto, se baraja la posibilidad de convocar a un paro por tiempo indeterminado. Las otras opciones es que sea por 24 o 48 horas. Lo cierto, es que para el gremio, el paro ya es un hecho. El lunes será el momento de ver cuanta aceptación tuvo entre los docentes.