Presunto lavado de dinero

Un hijo del juez Walter Bento fue procesado y se le dictó un embargo por $75 millones

Nahuel Bento (31) es hijo del juez acusado de liderar una asociación ilícita en los tribunales de la Justicia Federal de Mendoza. La semana pasada fue citado a declarar y en las últimas horas se decidió su procesamiento

El procesamiento lleva la firma del juez Eduardo Puigdéngolas, y en él se considera que existen elementos suficientes para aseverar que el joven empleado judicial percibió fondos de procedencia poco clara y realizó viajes que no coinciden con sus ingresos declarados, entre otros hechos que el magistrado consideró sospechosos.

►TE PUEDE INTERESAR: Condenaron a los integrantes de la Banda del Chino por el caso de contrabando más importante de Mendoza

Además, Puigdéngolas dictó el mencionado embargo, que está en sintonía con medidas anteriores: para el juez Walter Bento ya pidió prisión preventiva, al considerarlo el líder de una asociación ilícita que cobraba dinero a cambio de beneficios procesales para detenidos por la Justicia Federal.

Sin embargo, Bento padre aún no ha sido detenido y sigue en actividad debido a que el Consejo de la Magistratura no ha resuelto su situación disciplinaria, lo que implica que el juez cuestionado conserva sus fueros.

Walter Bento (16).jpg
Walter Bento es juez con competencia electoral en la Justicia Federal de Mendoza.

Walter Bento es juez con competencia electoral en la Justicia Federal de Mendoza.

►TE PUEDE INTERESAR: Confirmaron la presencia de una nueva variante supercontagiosa de Covid en el país

La acusación contra Nahuel Bento

Según la investigación que lleva adelante el fiscal Dante Vega, Nahuel Bento habría recibido y ocultado “fondos de procedencia ilícita, al adquirir bienes muebles e inmuebles registrables, como así también realizar inversiones en fideicomisos inmobiliarios y numerosos viajes al exterior”.

La hipótesis de Vega es que Bento conseguía el dinero y junto a su esposa Marta Boiza -también imputada por lavado- activaba un circuito de blanqueo a través de algunos allegados y de Nahuel.

En el caso de este último, la operatoria se habría concretado mediante donaciones, anticipos de herencia, compras de vehículos de alta gama y por lo menos 85 viajes al exterior entre 2007 y 2021, incluyendo visitas a España, México, Italia, Estados Unidos y Emiratos Árabes Unidos. Asimismo, Nahuel adquirió cuatro locales en el complejo Il Mercato de Maipú.

El pasado 23 de junio lo citaron. Nahuel Bento escuchó la imputación por lavado de activos pero se abstuvo de declarar, probablemente por consejo de sus abogados Mariano Cúneo Libarona y Gustavo Gazali.

No obstante, el hijo del juez no enfrenta un pedido de prisión debido a que los delitos por los que se lo acusa no contemplan penas duras y, en efecto, si en algún momento es condenado sería bajo la modalidad condicional.

Luciano, su hermano, también ha sido citado a declarar, aunque el Cuerpo Médico Forense consideró que no se encuentra en condiciones psiquiátricas para enfrentar esa situación.

►TE PUEDE INTERESAR: La directora del Ecoparque renunció y el Gobierno nombró a un joven ingeniero como reemplazante

Walter Bento pidió más tiempo y su esposa presentó un escrito

En el caso de Walter Bento y su esposa Marta Boiza, la fiscalía ha considerado llamativas sus decenas de viajes al exterior y el considerable incremento patrimonial tanto de ellos como de sus hijos Nahuel, Luciano y Facundo.

Para Puigdéngolas, la información disponible sugiere que los ingresos de la familia, por más que cuatro de sus cinco integrantes tengan salarios del Poder Judicial, no alcanzan para sostener los consumos que detectó la fiscalía.

Este jueves, Bento solicitó que lo esperen hasta el lunes para presentar su escrito de defensa Este jueves, Bento solicitó que lo esperen hasta el lunes para presentar su escrito de defensa

Y este mismo jueves 30 de junio, Walter Bento -que había sido convocado para prestar declaración indagatoria- pidió tiempo para preparar un escrito que presentará el lunes, aduciendo que su defensa estaba revisando declaraciones de otros imputados.

Marta Boiza, por su parte, presentó su propio texto, en el que desmiente las acusaciones.

La defensa de Bento argumenta que todo se trata de una operación política destinada a correr al juez federal del rol institucional que actualmente desempeña.

El origen

La causa Bento tiene su prehistoria en el secuestro de Diego Aliaga, un excorredor de aduana que fue hallado muerto en septiembre de 2020, en lo que se cree que fue un secuestro seguido de muerte.

Al declarar ante la Justicia, uno de los acusados de aquel caso, Diego Alejandro Barrera, aseguró que Aliaga tenía "contactos en la Justicia Federal" y que había concretado arreglos con Bento.

Fue el inicio de una larga investigación que terminó por involucrar a Bento y a su esposa, a varios abogados y empresarios; más diversas personas acusadas por contrabando o narcotráfico que habrían hecho acuerdos con la organización ilícita para alivianar sus imputaciones a cambio de pagos en dólares.

En un principio los hijos de Bento no estaban señalados, pero poco a poco la pesquisa posó la lupa sobre ellos. Con el correr de los meses, pidieron licencia psiquiátrica, por lo que no están asistiendo a sus trabajos en el Poder Judicial.

►TE PUEDE INTERESAR: Ciencias Políticas: la Junta Electoral validó los votos recurridos y la oposición va a la Justicia

Temas relacionados: