Tres empresas presentaron sus propuestas técnicas y legales para la construcción del acueducto Monte Comán-La Horqueta que busca beneficiar la zona productiva sureste de Mendoza.

Se trata de las firmas Corporación del Sur SA, Hugo del Carmen Ojeda SA y la unión transitoria de empresas (UTE) conformada por Ceosa y Oasa. Los sobres con las ofertas económicas se abrirán una vez que pase esta instancia.

Según el proyecto del Ministerio de Planificación e Infraestructura Pública, lo que busca el Gobierno con la construcción y la operación del acueducto es mejorar la competitividad del sector ganadero.

►TE PUEDE INTERESAR: Los funcionarios judiciales rechazaron la oferta de aumento del Gobierno y amenazan con 6 días de paro

El presupuesto oficial previsto es de $2.102.650.465 y se ejecutará íntegramente con fondos provinciales.

La importancia del Acueducto Monte Comán-La Horqueta, según el Gobierno

Esta obra "mejorará las condiciones socio-productivas de casi 435.000 hectáreas y permitirá triplicar la producción ganadera de la zona sureste de la Provincia", consideraron desde el Ministerio de Planificación e Infraestructura.

"Se trata de una obra muy importante que tiene poco menos de 400 kilómetros y que brinda el servicio de agua para el consumo de ganado en cerca de 90 predios productivos", explicó a su vez el ministro Mario Isgró.

Concretamente, el proyecto tiene como objeto abastecer de agua apta para el consumo del ganado a 89 explotaciones agropecuarias entre San Rafael y La Paz. Esto, a través de obras de infraestructura (como el acueducto que incluye 291 kilómetros de cañería, 31 bornas y 83 puntos de entregas), capacitaciones, asistencia técnica y fortalecimiento institucional.

►TE PUEDE INTERESAR: El Gobierno insistirá con el roll over por decreto a pesar del bochazo de la Fiscalía de Estado

Esta distribución del agua "permitiría mejorar la competitividad del sector ganadero e incrementar la productividad y la sustentabilidad de la explotación ganadera", dijeron desde el Gobierno.

"El acueducto favorecerá el uso de pastizales y mejorará los índices de preñez y destete por incidencia de la calidad del agua en más de 40%. Además, reducirá los costos de mantenimiento de pozos, molinos, bombas y aguadas, debido a que, a través del acueducto, no será necesario tener esas reservas constantemente operativas", explicaron.

"El acueducto es una obra muy necesaria dada la situación actual, la sequía y la baja de las napas. Se necesita con suma urgencia", dijo a su vez Hugo Tornaghi, presidente de la Cámara de Comercio de San Rafael, uno de los empresarios que apoya la obra.