Arrancó la campaña electoral

Orozco, De Marchi, Ramón y hasta Bonarrico: El 2023 llegó hace rato

Mendoza volvió a poblarse de candidaturas. Algunos se preguntan si es buen o mal momento para hacerlo, pero son varios los que ya se lanzaron a la competencia. Estrategias, internas y alianzas silenciosas que se harán más visibles en los últimos meses del año

En Mendoza se habla de candidaturas como pocas veces en el último tiempo. La mira está puesta en las elecciones del 2023. Omar De Marchi apuntala su despliegue nacional con recorridas por Buenos Aires; José Luis Ramón engrosa su apuesta para ser gobernador -ahora señalando su cercanía con el massismo- y hasta el ultra apuntado y acusado en la Justicia Héctor Bonarrico se anima a hablar de sus intenciones. Si a todo eso se le suman las visitas nacionales y el lanzamiento de Daniel Orozco el pasado lunes-que además generó ruido interno- el fenómeno es total.

Para pelear por el sillón de San Martín hace falta coraje. Para ocuparlo y conducir Mendoza, se requiere todavía más; sobre todo con una macroeconomía enferma que magnifica todos los desafíos. Sin embargo, esas cualidades no son únicas, sino que requieren estar acompañadas por características y acciones determinantes. Para el sector que acompaña a Daniel Orozco en su intención de gobernar la provincia, una de ellas es saber cuándo asestar un golpe de gracia. Y ese momento, para ellos, fue esta semana.

En los días previos a la "Cena de Líderes" que organizaron con políticos, periodistas y empresarios; los equipos que circundan al intendente discutieron sobre un detalle crucial: si había que invitar o no a los tres nombres más influyentes de la coalición: Alfredo Cornejo, Rodolfo Suarez y Julio Cobos. Con el correr de los días decidieron que no; lo cual acentuaría dos elementos de la reunión: la propia figura de Orozco (no querían que perdiera ni un ápice de protagonismo) y el concepto de que "no era un lanzamiento".

A éste punto lo defienden con relatividad. Todo en ese encuentro, sumado a que el médico ya ha anticipado que luchará por la provincia, grita a los cuatro costados que ha iniciado su camino a las urnas. "Sí, claro que nos lanzamos. Y los que nos critican saben que no tiene nada de malo; porque en algún momento hay que hacerlo. Quedan tres meses para el Mundial y ahí se para todo. Después, vacaciones, Vendimia, y chau: en marzo hay que presentar las listas. El momento es sí o sí ahora; resumen desde la intendencia.

Daniel Orozco en la cena de lanzamiento de campaña.jpg
Micrófono en mano. A Orozco lo escuchan tres que estaban en su mesa: Edgardo Civit Evans, Enrique Thomas y la empresaria gastronómica Beatríz Barbera.

Micrófono en mano. A Orozco lo escuchan tres que estaban en su mesa: Edgardo Civit Evans, Enrique Thomas y la empresaria gastronómica Beatríz Barbera.

Y esa mirada tiene mucho que ver con los contrincantes. Enfrente están Tadeo García Zalazar, Ulpiano Suarez y Omar De Marchi; más un Luis Petri que sigue recorriendo la provincia, aunque con menos ruido mediático. En parte, es a los dos primeros que se buscó primerear, porque tienen una ventaja por antonomasia: están subidos al ring desde antes que nadie, y sin siquiera necesidad de haberlo pedido. Son candidatos naturales. Por eso, entre otras cosas, había que pegar primero.

► TE PUEDE INTERESAR: Se ilusionan los hinchas de Godoy Cruz: así marcha la remodelación del estadio Feliciano Gambarte

Preguntas al elector, encuestas y una decisión sobre los sucesores

Ante todo, el arranque orozquista fue un atisbo de su propia curiosidad: ¿Hasta dónde cala hoy su nombre en el electorado? Y sobre todo; ¿hasta dónde puede llegar en el tiempo que queda? Por eso no sorprende que en cada uno de los mesones hubiese un código QR para que los presentes escribieran qué desearían que haga él en la transformación de la provincia.

El análisis de esas devoluciones comenzó el viernes cerca del mediodía. Y hablando de respuestas, será el asesor de reputación internacional Galo Limón quien siga acercándolas, en una nueva visita a Mendoza que comenzó este domingo. Es que la campaña del intendente no ha retaceado en profesionales de la comunicación ni en gurúes. Ya desde el año pasado, apenas terminadas las elecciones, incurrió en aportes de politólogos y especialistas de renombre.

En esa estrategia hay un elemento sobresaliente: no hablar de sucesores. Hasta noviembre, Orozco va a decir que no sabe nada sobre su bendecido departamental. No es casualidad que la fiebre por conocer quién será se haya acallado casi de golpe. Su asesor Fabián Tello –“el Oso”- sigue pareciendo picar en punta, pero en absoluto está en soledad. El propio Limón, dicen, ha brindado algunas características que debería cumplir el candidato lasherino. Les ha dicho qué es “lo que quiere la gente”.

Daniel Orozco-encuentro con el BICE.jpg
Orozco se muestra cerca del peronismo republicano, el Partido Demócrata Progresista, y los empresarios ligados al ex espacio Cambia Ya.

Orozco se muestra cerca del peronismo republicano, el Partido Demócrata Progresista, y los empresarios ligados al ex espacio Cambia Ya.

En septiembre habrá dos encuestas, con dos compañías distintas, según se cuenta en el municipio. Entienden que se acercaron en los números a sus competidores, o al menos así lo dicen, pero habrá que ver si eso se cumple en los papeles. De todos modos, hay un anticipo contundente: si Alfredo Cornejo decide jugar en la provincia, el intendente no se presentará en las elecciones. Lo dijo en público y lo refrendan sus cercanos en privado. Aseguran que buscará proteger y potenciar el vínculo entre ambos.

El approach anticipado logró varias de sus metas. Está dando que hablar y, de alguna manera, ayudó a que otros también se animen, con lo cual es probable que se desaten un poco más los brazos de la campaña, y también de la interna. Sea como fuere, Orozco demostró a propios y extraños que hay algo que no es: un indeciso.

De Marchi, entre la Villa 31 y la sede del PRO

Omar De Marchi es el armador federal de Horacio Rodríguez Larreta y, al mismo tiempo, sigue buscando ser gobernador de Mendoza. Hay quienes creen que el desafío bifronte le terminará por restar puntos en la provincia. En el entorno del lujanino sólo creen que puede quitarle un poco de su tiempo, pero no de llegada local. Sostienen además que, a cambio, estar en esa mesa chica del candidato a presidente le da un volumen político que también se puede aprovechar para buscar la Casa de Gobierno. Esta semana, por ejemplo, se mostró recorriendo la Villa 31 con la ministra de Hábitat de CABA.

Maneja dos ventajas: no ha cedido relevancia en la Cámara de Diputados y en Mendoza tiene uno de los equipos más amplios que haya ostentado desde que está en la vida pública. Con la Fundación Pensar -donde estuvo el viernes compartiendo con legisladores y la militancia joven-, prepara su tan mentado plan de gobierno (aunque ellos lo llaman plan de desarrollo). El 31 de julio terminaron de confeccionar el grueso de sus partes y ya se sabe que tendrá cuatro ejes: infraestructura social (vivienda), educación, empleo y transformación digital.

de marchi en la fundación pensar pro.jpg
De Marchi en la Fundación Pensar, el think tank del PRO mendocino. La selfie es tomada por el senador local Gabriel Pradines y más atrás se ve al presidente del partido, Álvaro Martínez.

De Marchi en la Fundación Pensar, el think tank del PRO mendocino. La selfie es tomada por el senador local Gabriel Pradines y más atrás se ve al presidente del partido, Álvaro Martínez.

Desde esa plataforma, su persistente afán de ser gobernador tendrá un tercer intento. Por ahora será dentro de la coalición oficialista, que muy difícilmente arriesgue su potencial arrollador con una ruptura, y menos antes de una elección tan importante. Si ese pronóstico se mantiene, De Marchi usará su perfil crítico contra Suarez y Cornejo para tratar de diferenciarse -como hasta ahora-, pero sin poner los pies fuera del frente. Lo que es una incógnita es cuándo será el momento en que va a mendocinizar su campaña, pero sabe que debe hacerlo.

Ramón quiere ser gobernador

El diputado provincial otra vez quiere gobernar la provincia. Lo dice abiertamente. Ahora llega alineado al Frente de Todos, cuyo porvenir está íntimamente ligado a los problemas torrenciales que afrontan en la Casa Rosada. Como esos conflictos repercuten en Mendoza y en sus figuras locales, el dirigente de Protectora quiere aprovechar y fortalecerse dentro de la coalición peronista. Está dispuesto a ir a unas PASO -dice- y su fuerza prepara candidaturas para presentarse en los 18 departamentos.

Esta semana trascendió que había tenido ofertas para sumarse a los equipos económicos de Sergio Massa, pero contó que no era algo que lo sedujera -"salvo que se tornase un pedido de fuerza mayor"-. Es claro que busca posicionarse en Mendoza y que ya sale a mostrar sus vínculos con el massismo (algunos que le quedaron de su candidatura con Roberto Lavagna en 2019, y otros de su paso por el Congreso). Con la titular local Gabriela Lizana también tiene buen vínculo, aunque todavía no el necesario para pensar en su arribo completo a la novel Fuerza Renovadora.

A diferencia del 2019, esta vez su campaña estará apuntalada por su labor en la Legislatura, y no en Diputados a nivel nacional. Desde allí, el hombre de la frazada pone empeño por lograr hechos relevantes, y su conducción en el órgano de Derechos y Garantías le ha permitido algunos. Esta semana, por ejemplo, logró punzar en un tema sensible como el conflicto docente y citó al director de Asuntos Jurídicos de la DGE, Sebastián Boulín, por el episodio de los policías controlando asistencias en los colegios.

josé luis ramón legislatura provincial.jpg
Ramón participó en las tres últimas elecciones. Para el 2023, buscará que Protectora tome vuelo propio dentro del Frente de Todos.

Ramón participó en las tres últimas elecciones. Para el 2023, buscará que Protectora tome vuelo propio dentro del Frente de Todos.

La pregunta es cómo va a impactarlo la interna pejotista. Esa carrera, que conduce hasta el sillón de Anabel Fernández Sagasti en lo alto del partido, ya está lanzada, y hay al menos dos candidatas: Flor Destéfanis y Fernanda Lacoste. La primera viene por el lado de la senadora; y la segunda desde el sector de La Corriente; es decir Guillermo Carmona. Nombrado, pero sin explicitar sus intenciones aparece Emir Félix, como gran alfil en el sector de los intendentes. De ningún modo habría que descartar a la propia Lizana, si el massismo consolida su ascenso y sus intenciones de pelear en 2023.

► TE PUEDE INTERESAR: La protesta de los docentes de Mendoza y los vaivenes de "hacer política"

Bonarrico, empresarios y gansos

Como se dijo, el lanzamiento de Orozco rompió con la inercia de silencios que se manejaba en Cambia Mendoza; pero no fue el único quiebre por estos días. El pastor Hugo Héctor Bonarrico venía de hablar muy poco desde el escándalo con el subsidio presuntamente mal otorgado (y luego bajado); pero mientras la Justicia define qué pasará con esas denuncias, decidió marcharse de la coalición oficialista (una formalidad) y aprovechar para contar sus intenciones electorales.

Sobre ellas, anticipó que había tenido algunas conversaciones; que irá con candidatos propios a las urnas y que le gusta el pensamiento liberal de Javier Milei. Rápida, automáticamente, desde el Partido Demócrata -que por ahora acompañará al economista en una eventual boleta-, salieron a aclarar que no fueron ellos quienes tendieron esos lazos, y que tampoco lo harán.

Bonarrico orando editada.jpg
Bonarrico abandonó Cambia Mendoza, pero no las intenciones políticas. Su partido MasFe promete competir el próximo año.

Bonarrico abandonó Cambia Mendoza, pero no las intenciones políticas. Su partido MasFe promete competir el próximo año.

De hecho, en términos electorales, los gansos están preocupados en encontrar sus nombres propios para competir en Mendoza y en seguir fogoneando su cercanía con La Libertad Avanza. Para fines de año está prevista otra visita de Milei, aunque esta vez no quieren realizar un acto masivo como aquel del 23 de abril, sino que se trataría de caminatas por los departamentos. La diputada Victoria Villarroel también emprenderá un viaje hacia estas tierras, incluso antes que Milei, aunque tampoco tiene una fecha determinada.

Por último, a los que también se los ve movedizos es a los empresarios. El sector que confluyó en Cambia Ya llevó a la cena de Orozco a algunos de sus grandes referentes, como Julio Totero y Rodolfo Vargas Arizu. Sin embargo, la gran alianza que preparan es con el sector del ruralista Carlos Iannizzotto. Ese apretón de manos ya sucedió. De hecho, el próximo martes tendrán su primer acto en conjunto en el Hotel Princess de Ciudad, con la visita de dirigentes del Movimiento Nacional Pyme como excusa. Esas huestes político-emprendedoras ya se mueven otra vez, y está casi descontado que volverán a competir.

Esta semana, el velo que contenía a las candidaturas explícitas comenzó a correrse. Aunque faltan algunos meses, las alianzas, las pequeñas rupturas y los rasgos centrales de las estrategias ya se pueden ver con mayor claridad. Algo es seguro: salvo un batacazo inesperado, a alguno de estos nombres le pertenece el devenir político de Mendoza.

►TE PUEDE INTERESAR: La protesta de los docentes de Mendoza y los vaivenes de "hacer política"

► TE PUEDE INTERESAR: El Gobierno aseguró que ya notificó a los sindicatos sobre la reapertura de las paritarias