Cambio de conducción

Mientras el Movimiento Evita se acerca al kirchnerismo, Luis Böhm expresó las razones de su renuncia

Lautaro Cruciani fue elegido como el nuevo secretario general del Movimiento Evita Mendoza, en reemplazo del histórico Böhm que tendrá un rol nacional. Anabel Fernández Sagasti estuvo en la asunción del nuevo secretario

Luis Böhm reveló los motivos de su renuncia a la secretaría general del Movimiento Evita Mendoza, apenas unos días después de que Lautaro Cruciani, elegido como su reemplazante, se mostrara con Anabel Fernández Sagasti y Lucas Ilardo, referentes de La Cámpora en la provincia.

El alejamiento de Böhm después de 10 años sorprendió a muchos desprevenidos pero fue él mismo quien le bajó el tono a la renuncia, aduciendo problemas de salud y la necesidad de que comiencen a protagonizar en el Movimiento nuevas generaciones.

Seguirá ligado a la organización pero esta vez con un rol en la estructura nacional donde participará en "la creación de la Escuela de Formación de Cuadros, la Escuela de Gobierno y un espacio de formulación escrita de nuestras propuestas de modelo de país que me seducen más en esta etapa vital".

TE PUEDE INTERESAR: Duelo de mendocinos en el debate por el Presupuesto 2023 de la Nación en la Cámara de Diputados

"Hay dos o tres generaciones que vienen pujando y merecen una oportunidad", aclaró Böhm sobre su decisión de dar un paso al costado, que también se vio impulsada por un tipo de ceguera que lo está afectando.

Lautaro Cruciani Movimiento Evita.jpg
Gonzalo Navarro (La Cámpora) y Lautaro Cruciani (Movimiento Evita), dos que tienen intenciones de gobernar Guaymallén.

Gonzalo Navarro (La Cámpora) y Lautaro Cruciani (Movimiento Evita), dos que tienen intenciones de gobernar Guaymallén.

Tras las críticas de Böhm a Cristina, Lautaro Cruciani se mostró con Anabel Fernández Sagasti

La relación entre el Movimiento Evita y el kirchnerismo fue tensa en los últimos meses. Si bien la organización participó de actos organizados por la cúpula del PJ mendocino, ligada a Cristina Kirchner, también se ocupó de dejar en claro su apoyo a Alberto Fernández cuando la interna se había encrucedido.

Hacia mediados de año, cuando Cristina Kirchner reclamó públicamente que los planes sociales se transformaran trabajo genuino, fue el propio Böhm el que desde el Movimiento Evita saltó a responderle.

El dirigente, que desde la organización tenía el control de 1.600 planes Potenciar Trabajo en Mendoza, sostuvo que todos los beneficiarios ya cumplen tareas en unidades productivas como merenderos, emprendimientos textiles, guarderías, apoyo escolar comunitario, tareas recreativas o postas sanitarias.

Con la aparición de Cruciani al frente de la nueva conducción, se intentará dejar atrás esas diferencias. Tan es así que Fernández Sagasti, Ilardo y Marina Femenía estuvieron presentes en el acto de asunción, se sacaron fotos y hasta felicitaron al nuevo secretario en las redes.

"¡Felicitaciones Lautaro Cruciani y Nilda Giménez! Compañeros que asumieron la responsabilidad de conducir el Movimiento Evita Mendoza", posteó la presidenta del PJ.

Lautaro Cruciani Movimiento Evita anabel fernandez sagasti.jpg
Lautaro Cruciani y Nilda Giménez junto a Anabel Fernández Sagasti.

Lautaro Cruciani y Nilda Giménez junto a Anabel Fernández Sagasti.

"Mucha fuerza y coraje para seguir construyendo una provincia más justa, con #TierraTechoyTrabajo para los mendocinos y trabajadores de la economía popular", agregó.

Cruciani llegó a la conducción provincial después de siete años de dirigir el movimiento en Guaymallén, donde tiene intenciones de ser candidato a intendente.

Es abogado y coordinador de Delegación Mendoza de la Secretaría de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena de la Nación.

La decisión de Luis Böhm

El dirigente de 56 años aceptó seguir cumpliendo tareas para el Movimiento Evita pero desde otro lugar. Según dijo, "tanto el Ecologismo popular, el Feminismo Popular, la Economía Popular y la crisis de la representación política y democrática son variables que requieren una novedosa interpretación, que es más propia de los protagonistas de esas luchas".

Además de su problema de salud, consideró que hay "otros actores en mejores condiciones" de ocupar espacios de conducción que él siente que venía "taponando".

"Considero que otras lógicas y enfoques deben prevalecer para encontrar repuestas a los problemas estructurales de hace décadas", dijo.

"Creo que en los años o días que me queden por vivir encontraré una forma de luchar por las convicciones más potentes que me mueven: la justicia social, un país soberano que priorice el interés de su pueblo y no sucumba de rodillas a ningún imperio, ya sea nacional o multinacional", advirtió desde su perfil de Facebook.

"Y que la democracia avance a un nivel de expresión de los sectores sociales y logre romper con la profesionalización de la política , o la casta política para que tenga más olor a pueblo en su agenda de problemas, preocupaciones y esperanzas", dijo.

TE PUEDE INTERESAR: Arrancó la interna en el peronismo local y este lunes habrá un encuentro tenso en el partido