Cambia Mendoza

Martín Kerchner, el ex superministro de Cornejo, vuelve a la política con altas aspiraciones

Desde 2019 es director de YPF y en mayo asumirá como senador provincial. Impulsará una ley de educación y no esconde que tiene otras aspiraciones

Que va a estar donde tenga que estar es una realidad pero que sueña con jugar en primera también. Mientras la oposición se rearma después del cachetazo de las legislativas, en Cambia Mendoza empiezan a asomar la cabeza dirigentes con aspiraciones fuertes. Uno de ellos es Martín Kerchner, el actual director de YPF, que volverá a meter los zapatos al barro en Legislatura provincial tras ser elegido como senador por el tercer distrito.

Después de ser uno de los perfiles más altos del Gobierno de Alfredo Cornejo - y hasta ser medido entre varios funcionarios para ser candidato a gobernador, según se rumoreaba por aquel entonces-, el "superministro" se alejó de la agenda pública terrenal tras de las elecciones 2019 para ocupar un cargo en el directorio de la petrolera, representando a Mendoza.

"Por el bien del equipo", porque así lo concibe, después de pelear la interna de Luján con Sebastián Bragagnolo, el cornejista asumió en un cargo técnico y clave pero que poco tiene que ver con el día a día de la gente.

Kerchner quiere hacer política y para eso no hay mejor lugar que la Legislatura. Lo que para algunos puede ser un retroceso, porque ya fue diputado a fines de la era Paco Pérez, para él puede significar un paso clave "antes de". Y es que si bien tiene cuatro años de mandato, que comenzarán en mayo del año próximo, difícilmente se lo vea caminar tanto tiempo por los pasillos de la Legislatura porque sus aspiraciones tienen mucho más que ver con el Ejecutivo. Por lo pronto, su cabeza está enfocada en lo que podrá aportar desde su banca como senador desde ahora (incluso antes de asumir) hasta cuando el "equipo" lo necesite.

Cornejo pidió que no se hable de candidaturas a nivel nacional hasta principios del 2023 y en la misma línea se mueven los dirigentes de Cambia Mendoza en la provincia. Tadeo García Zalazar, quien renovó la presidencia del radicalismo local y se enfoca en sus últimos años como intendente de Godoy Cruz, se pronunció en igual sentido y Martín Kerchner también lo hace, en off y en on. Pero, como en un juego de ajedrez, no se mueve una ficha sin pensar en el jaque.

martin kerchner cornejo suarez.jpg

"Quiero hacer lo que me gusta", dice Kerchner enfocándose en los próximos años, primero como legislador y luego, desde donde le toque jugar. Como ya lo hizo alguna vez, vuelve al plano público para "ayudar", dice, para "generar beneficios sociales desde su lugar".

La posible partida de su hija al exterior hizo que uno de sus objetivos como senador sea trabajar en reformular la Educación como política a largo plazo para sistematizar la vinculación entre la oferta y la demanda de trabajo y que los jóvenes se queden en el país. Que no se haga una brecha entre que los chicos salen del secundario y se perfeccionan para estar a la altura de lo que exigen las empresas y que sean éstas las que inviertan en la educación para luego aprovechar sus frutos.

El proyecto de reforma de la Ley de Educación entró el año pasado en la Legislatura y se truncó rápidamente por falta de acuerdos pero desde el Gobierno de Suarez ya se anunció que se insistirá en él. Para que la propuesta de Kerchner vea la luz, si se llegara a tratar antes de que asuma en el Senado, serán clave las reuniones que mantendrá con José Thomas, director de la DGE.

De todas maneras es consciente que para este tipo de políticas a largo plazo se necesita consenso, no solo dentro del oficialismo, sino también de sectores sociales y gremiales y fundamentalmente de la oposición, que en el Senado tendrá pesos pesados como Lucas Ilardo y Alejandro Bermejo.