Ansiedad por el sillón de San Martín

Los intendentes radicales que pujan por la gobernación sólo esperan un gesto: el dedazo de Alfredo Cornejo

A 4 meses de que se deban confirmar los candidatos que peleen por la gobernación, a Ulpiano Suarez, Tadeo García Zalazar y Daniel Orozco sólo los desvela saber a quién de ellos elegirá el armador de Cambia Mendoza, Alfredo Cornejo

Ese sólo movimiento de su índice parece ser el indicador del que están atentos Ulpiano Suarez, Tadeo García Zalazar y Daniel Orozco. Por estos días los tres intendentes hacen su juego y a su modo delinean sus campañas, como para disimular cuánto les cambiaría la vida que el ex gobernador y líder de la UCR se decida por uno de ellos y lo invoque con su dedo.

Tan pendientes están que varios de los analistas políticos de esos intendentes ya impusieron el concepto del "dedazo de Cornejo" para marcarles a sus asesorados cómo moverse y qué hacer para incidir en el ansiado movimiento de ese dedo.

Es que más allá de lo que hagan por mostrar sus gestiones municipales y ser competitivos, todos ellos saben que hay una posibilidad de que ese índice apunte a sí mismo, si es que el senador nacional se decide a volver a competir por el sillón de San Martín y entonces cada uno deberá buscar su propio lugar en el armado de un nuevo equipo de gobierno. De aquel trío, el único que podría buscar una reelección sería Ulpiano Suarez.

Alfredo Cornejo Rodolfo Suarez.jpg
En Casa de Gobierno ya comenzó el clamor para que Alfredo Cornejo se decida a competir por una segunda gobernación. Si dejase su banca en el Senado en el 2023, lo reemplazaría el gobernador Rodolfo Suarez que fue como suplente en las últimas elecciones legislativas.

En Casa de Gobierno ya comenzó el clamor para que Alfredo Cornejo se decida a competir por una segunda gobernación. Si dejase su banca en el Senado en el 2023, lo reemplazaría el gobernador Rodolfo Suarez que fue como suplente en las últimas elecciones legislativas.

En Casa de Gobierno ya comenzó el clamor para que Cornejo se decida a ir por una segunda gobernación, lo que le resolvería al gobernador Rodolfo Suarez la necesidad de tener que colaborar en la decisión de elegir a su sucesor. "Si Alfredo vuelve a competir con Mendoza, la UCR y hasta el PRO, se ordenan", alientan, dando por sentado que si el senador compite, hasta el diputado Omar De Marchi podría bajarse de su búsqueda por ser gobernador. Además si Cornejo deja su banca en el Senado, quien la ocuparía sería el mismo gobernador Suarez, que fue como suplente en las últimas elecciones.

Tal es el estado de agitación que manejan, que algunos hicieron correr esta semana el rumor de una supuesta reunión en la residencia gubernamental de los popes radicales comandados por Cornejo con dos de esos intendentes (Ulpiano Suarez volvió de España este jueves) en la que presuntamente se habrían dado definiciones de candidaturas.

Sin embargo en Casa de Gobierno juran por lo más preciado que tal cónclave nunca ocurrió y que lejos están de preocuparse por definir quién será el elegido para suceder a Rodolfo Suarez.

Como fuere, si es que esa reunión existió y allí mismo se gestó un pacto de silencio, o realmente no ocurrió, el sólo hecho de que haya en el radicalismo quienes ventilen esos rumores revela la ansiedad de algunos pretensos candidatos por conocer la decisión de Alfredo Cornejo, o en su defecto para intentar forzarla.

Entre tanto los tres intendentes aspirantes al sillón de San Martín siguen desplegando sus jugadas como para mostrarse activos y gestionando.

Daniel Orozco, el primero en activar el modo campaña estaría delineando por estas horas su equipo de gobierno conformado por unos 50 referentes de su riñón y extrapartidarios; Tadeo García Zalazar saca pecho de haber sido electo para integrar el Consejo Mundial de Ciudades y apuesta al primer Parque Solar del Gran Mendoza, y Ulpiano Suarez, tal vez el más amordazado sobre su candidatura por la misma presión de su tío y gobernador, sólo aceptó que le gustaría sucederlo, y tímidamente acude a invitaciones de otros intendentes o correligionarios como para respaldar gestiones o candidatos. De hecho este viernes acudió a La Paz, a darle un espaldarazo al sector de los hermanos Pinto, que en el 2023 intentarían recuperar aquella comuna para el radicalismo.

►TE PUEDE INTERESAR: "Se dice de mí", ese hit que Alfredo Cornejo impuso entre sus fans y sus detractores

La encuesta para la que todos se ejercitan

En el radicalismo todos saben del pragmatismo de Cornejo y por ende, conocen que más allá de algunas preferencias que el ex gobernador pueda tener, él siempre está atento a los datos que le revelan las encuestas. Afecto a medir cada movimiento y testear decisiones de Gobierno, el senador nacional suele dedicarle tiempo a interpretar la información de aquellos sondeos y ellos pueden incidir en las decisiones que termina tomando.

Así fue en el 2019, cuando se inclinó por la opción de elegir a Rodolfo Suarez, cuando en la paleta de posibilidades también estaba uno de sus más competitivos ministros, Martín Kerchner.

Por eso más allá de los aceptables números que les marca la última encuesta que hizo Martha Reale en noviembre y que decidieron no difundir, en donde detrás del gobernador Rodolfo Suarez (que tiene una aceptación cercana al 50%) aparece el propio Cornejo con una imagen positiva del 45% y la terna se completa con Ulpiano Suarez con 31%; todos apuntan a fortalecerse para un sondeo clave que se hará a fines de enero.

"Esa medición podría ser determinante porque todo hace suponer que en febrero se dará la gran definición de cómo y con quién jugará por Cambia Mendoza para suceder a Suarez. En marzo el candidato debe estar definido y por eso es necesario arrancar con una campaña aguerrida en febrero. Pasa que Cornejo va a dilatar lo que más pueda esa definición porque tiene margen para hacerlo: no tiene la presión opositora del PJ que aún no define su candidato y las encuestas le sonríen", apuntan analistas radicales.

Si hubiere algunas definiciones de candidaturas antes, se daría si los intendentes de las 6 comunas que hoy gobierna el PJ, esto es Maipú, San Rafael, Tunuyán, Lavalle, Santa Rosa y La Paz, confirman esa decisión que ya se comenta en el ambiente político y que asegura que van a desdoblar las elecciones en sus comunas.

De ser así, Cambia Mendoza se vería obligado a ungir candidatos en esas comunas y eso podría mover el avispero partidario antes de lo previsto, pero no incidiría directamente en los aspirantes a la gobernación, porque ellos conducen otras comunas en las que el radicalismo ha impuesto su poderío desde hace varias elecciones.

►TE PUEDE INTERESAR: Tras el lanzamiento de Daniel Orozco, en la UCR evalúan cómo contener una catarata de candidaturas

Cómo incidiría la definición nacional en la candidatura a la gobernación

Más allá de las pujas de los posibles candidatos y de cómo esos tres intendentes se esfuerzan por mostrar sus aciertos políticos, hay un factor externo a Mendoza que podría incidir en las futuras definiciones de candidaturas: el armado de fórmulas presidenciales en Juntos por el Cambio.

Alfredo Cornejo Patricia Bullrich.jpg
Aunque nadie lo defina aún, no falta quien relaciona a Alfredo Cornejo como un posible compañero de fórmula de Patricia Bullrich en su carrera a la puja presidencial.

Aunque nadie lo defina aún, no falta quien relaciona a Alfredo Cornejo como un posible compañero de fórmula de Patricia Bullrich en su carrera a la puja presidencial.

Es que Alfredo Cornejo viene diciendo desde hace tiempo que lo desvela incidir en la agenda nacional, y esa incidencia se materializaría si fuese parte de una fórmula presidencial. De hecho no falta quien lo ubique junto a Patricia Bullrich con quien se ha mostrado más de una vez recorriendo varias provincias, incluso fue su anfitrión en cada paso de la ex ministra de Seguridad por Mendoza.

Pero pese a esa manifiesta sed de Cornejo de jugar en las ligas nacionales, está el real poderío que la UCR podrá mostrar en el armado de propuestas electorales dentro de Juntos por el Cambio. Es que si bien los radicales se esfuerzan por repetir que pretenden llegar a las PASO con un candidato propio, todos saben que en esa sociedad la fuerza del PRO pesa más y lo coloca en el lugar de imponer candidaturas.

Por eso, si en el reparto de camisetas a Cornejo le quedase una que no le conforme, es probable que el senador se decida a volver a competir por la provincia y lograr lo que ningún gobernador ha hecho hasta ahora en esta jurisdicción que no tiene reelección: gobernar dos veces Mendoza con un periodo de alternancia.