Cambios en el sistema judicial

La reforma de la Suprema Corte obtuvo media sanción en Diputados y pasó al Senado

El proyecto que consensuaron los jueces del máximo tribunal se debatió en la Cámara en Diputados. Consiguió el apoyo del oficialismo y también del peronismo, por lo cual recibió media sanción y pasará a la Cámara Alta

Luego de que obtuviese el dictamen de comisión, el proyecto consiguió ser aprobado con apoyo del oficialismo y buena parte de la oposición. Fueron 41 votos positivos contra 3 negativos.

Tras haber curado, o al menos emparchado, las fracturas políticas que ese debate dejó dentro de Cambia Mendoza, sobre todo con los socios del PRO que puso reparos -hizo un par de aportes y extendió la discusión, lo que generó evidentes molestias en el radicalismo-, la nueva propuesta conseguió el respaldo que precisaba.

resultados votos reforma de la corte.jpg
El resultado de la votación en Diputados sobre la reforma de la Suprema Corte.

El resultado de la votación en Diputados sobre la reforma de la Suprema Corte.

En esos votos no hubo fisuras partidarias y ese acuerdo responde a que el texto que se votó incluyó reformas a 9 artículos que discutieron largamente y consensuaron los supremos, luego de que los mismos diputados de la comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales les pidieran tener su mirada.

Sólo el diputado del PRO, Gustavo Cairo -sobre quien hubo fuertes presiones a la hora de lograr el dictamen de comisión para ese proyecto-, volvió a insistir en que esa reforma de la Suprema Corte se complemente con el proyecto de su autoría de crear una Cámara de Casación Laboral.

Su idea es que esa cámara le haga de filtro a las causas laborales que le llegan hoy al máximo tribunal. Igualmente avaló con su voto el proyecto que se debate.

►TE PUEDE INTERESAR: Las nuevas discusiones que traerá la reforma a la Suprema Corte en Mendoza

En medio del debate, pasada las 13, el Partido Verde, que tiene un sólo diputado, Emanuel Fugazzotto, votó en contra y la misma posición tomó el referente del monobloque de Protectora, José Luis Ramón, que integra el Frente de Todos.

Reforma Suprema Corte de Justicia (9).jpg
Seis de los 7 jueces de la Suprema Corte se presentaron en la comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales a presentar su proyecto de reforma de ese máximo tribunal, que fue lo que se votó este miércoles en Diputados.

Seis de los 7 jueces de la Suprema Corte se presentaron en la comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales a presentar su proyecto de reforma de ese máximo tribunal, que fue lo que se votó este miércoles en Diputados.

Tal fue el compromiso que tomaron los jueces con esa propuesta que hicieron, que una semana atrás, 6 de ellos, Dalmiro Garay, José Valerio, Pedro Llorente y Teresa Day, Mario Adaro y Omar Palermo fueron en persona a llevar su proyecto a la Casa de las Leyes.

Ese fue un gesto institucional impensable en otros tiempos en que la grieta política parecía distanciar tanto a los supremos, que las diferencias entre ellos se vislumbraban como irreconcialiables.

Todos coincidieron en que esa mejora que diseñaron buscó "profundizar la mejora en la prestación del servicio de Justicia que brinda este Tribunal, dotándolo de mayor transparencia, calidad y eficiencia”.

Satisfacción en el Ejecutivo por los cambios en la Suprema Corte

Tras la aprobación, el subsecretario de Justicia, Marcelo D'Agostino, expresó su conformidad. "Sobre todo porque la idea se analizó con amplio consenso. Estamos satisfechos porque ha sido un proyecto que elaboró el Gobernador y al que se le sumaron matices pero sin alterar el espíritu".

D'Agostino reseñó que, desde su perspectiva, la modificación "apunta a la eliminación del forum shopping, permite la participación del presidente de la Corte en funciones jurisdiccionales, hace que las causas más relevantes para la provincia se traten con el tribunal a pleno y va por la remoción de las especialidades en las salas".

Para el funcionario, se trata de "un paso superador", que ahora entrará en Senadores y que -todo indica- recibirá sanción completa a la brevedad.

Marcelo D'Agostino.jpg
El subsecretario de Justicia de Mendoza, Marcelo D'Agostino

El subsecretario de Justicia de Mendoza, Marcelo D'Agostino

Qué cambios se debatieron en Diputados

Entre aquellos cambios que le imprimieron los supremos al proyecto de Suarez aparece la modificación de la elección del presidente de la Suprema Corte.

Según el articulado propuesto se pretende que el próximo presidente sea elegido por dos tercios de los integrantes del Tribunal.

Dalmiro Garay presidente de la Suprema Corte.jpg
A partir de las reformas propuestas por la misma Corte, habrá cambios en cómo se elegirá al presidente de ese máximo tribunal. Si se aprueban los cambios, el cargo que hoy ostenta Dalmiro Garay, será elegido por dos tercios de los integrantes del Tribunal.

A partir de las reformas propuestas por la misma Corte, habrá cambios en cómo se elegirá al presidente de ese máximo tribunal. Si se aprueban los cambios, el cargo que hoy ostenta Dalmiro Garay, será elegido por dos tercios de los integrantes del Tribunal.

“Si luego de dos rondas de votación no se llegara a un acuerdo, en tercera ronda de votación podrá ser elegida/o por simple mayoría de votos computada sobre la totalidad de sus miembros”, marca el proyecto.

También se prevé la elección de dos vicepresidentes, por mayoría simple.

En el artículo 3º se plantea el discutido Colegio de Jueces que reemplaza la división estática de salas que rige hoy en día. “La Suprema Corte de Justicia funcionará como Colegio de Jueces para el conocimiento de todas las causas jurisdiccionales que por vía de acción o recurso le sean sometidas, a excepción de los casos previstos” para decisión en pleno.

“Para su funcionamiento, el Colegio de Jueces se distribuirá en salas de tres (3) Ministros/as”, dice el articulado.

“Se designará por medio de sorteo a los tres Ministros del Colegio de Jueces que habrán de dictar la sentencia en la causa”, reza el artículo.

Para las causas denominadas contenciosos administrativas, la vigencia del sorteo será inmediata.

En cambio, las causas en materia penal, laboral y civil se sortearán a partir de una segunda etapa a implementarse desde el 1 de julio del 2023.

“En caso de que ello no sucediera entrará en vigencia al 31 de diciembre del 2023”, dice el artículo 14º.

El actual funcionamiento de la Suprema Corte divide a los miembros, exceptuando al Presidente, en dos salas: una civil y comercial, y otra penal y laboral.

Ambas entienden en acciones procesal administrativa y de inconstitucionalidad, la sala 1 para las causas que ingresen del 1 al 15 de cada mes, y la sala 2, para las que ingresen en la segunda mitad del mes. Esta elección por conveniencia, es decir el llamado Forum Shopping, es el que se pretende evitar con la reforma.

Los artículos 5º, 6º y 7º enviados por los supremos legislan sobre el funcionamiento de la Corte en pleno, es decir, sin la división en salas. Estas normas refieren que entenderá en pleno "cuando se considerara conveniente evitar jurisprudencia contradictoria"; "o si la importancia o trascendencia de la materia a resolver así lo aconsejare"; "conocer y resolver en las acciones de inconstitucionalidad"; o "conocer y resolver en las causas derivadas de veredicto en juicio por jurados", entre otras.

►TE PUEDE INTERESAR: Hubo humo blanco y la Suprema Corte de Justicia acordó un proyecto de reforma