Mendoza continuará con clases presenciales , salvo en las escuelas afectadas por casos de Covid en los que las han suspendido temporalmente. Seguirán las clases presenciales porque es decisión del Gobierno y porque le acaba de dar la razón la Justicia, que rechazó este lunes la medida precautoria de amparo que había pedido de la CTA (Central de Trabajadores de la Argentina) para que el sistema educativo pase a la virtualidad.

La juez Patricia Fox, del Segundo Juzgado de Gestión Asociada fue quien dictaminó el fallo que incluye a la presentación que en el mismo sentido que la de la CTA realizó la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos (APDH). Ya había pedido el rechazo a estas presentaciones el fiscal de Estado, Fernando Simón, quien argumentó que "el derecho a la Educación, se logra en mayor medida con la presencialidad en las escuelas".

Para la magistrada Fox , "no surge acreditado que se encuentre en riesgo la salud, producto de la presencialidad educativa". Se basó en las estadísticas que presentó la Dirección General de Escuelas para justificar la posición gubernamental de sostener las clases presenciales.

El fallo judicial indica que la CTA no logró demostrar que la ola de contagios de Covid en Mendoza esté relacionada con la actividad escolar.

Desde la DGE, al ser notificada de la medida pedida por el gremio, indicaron que "no se dan los requisitos exigidos para la procedencia de tal medida (suspensión de clases presenciales) sino que además es una sistemática muestra de contradicciones".

Recordó el gobierno escolar que ante la inquietud sobre "alto riesgo al que se expone a la comunidad educativa" se aplican en Mendoza los protocolos establecidos por el Consejo Federal de Educación.

La sentencia de Fox advierte además que “no pueden desconocerse las facultades con las que cuenta la provincia de Mendoza para establecer en su territorio medidas de prevención que considere adecuadas en el contexto de la particular situación de emergencia sanitaria".

Este fallo de Mendoza se produce apenas una semana después de que la Corte Suprema de Justicia de la Nación dictamina a favor del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA) en la demanda contra el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 241/2021 que, como una de las medidas sanitarias para mitigar la expansión de la segunda ola de coronavirus, determinó la suspensión de las clases presenciales en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Seguir leyendo