Escándalo

La dueña del local que ofrecía leche de los comedores reveló que las ventas irregulares existían desde enero

Después de que la Policía se llevara a su madre para declarar por la comercialización de leche prohibida para la venta, la hija sumó detalles sobre el caso

Por UNO

En el local donde hace pocas horas se halló leche en polvo destinada a comedores aseguran que cajas similares y con la leyenda "prohibida su comercialización" se venden en la zona por lo menos desde principios de año, lo cual abre más dudas sobre el circuito de los alimentos que el Estado destina a organizaciones intermedias.

Es lo que se desprende de lo que dijo Lili, hija de la mujer de 65 años que este martes fue demorada tras encontrarse en su comercio de la calle Sarmiento al 1300 -frente a la Feria de Guaymallén- cajas iguales a las que en los últimos días estuvo repartiendo en Mendoza la Fundación CONIN.

En principio, se pensó que las irregularidades detectadas podían tener que ver con la urgencia del reparto: por pedido del Ministerio de Capital Humano de la Nación, que estuvo a punto de dejar que esos productos vencieran, CONIN tuvo que salir a repartir en tiempo récord más de 90.000 kilos de leche en la provincia, con los desafíos que eso conlleva.

Cajas de leche en polvo secuestradas en Guaymallén
La Policía inspeccionó el lugar y los efectivos encontraron varias cajas de leche cuya venta está prohibida.

La Policía inspeccionó el lugar y los efectivos encontraron varias cajas de leche cuya venta está prohibida.

►TE PUEDE INTERESAR: Irrigación suspendió a un inspector por irregularidades en obras hídricas de Guaymallén

"Compramos las cajas en enero o febrero"

En diálogo con el programa "No tenés cara" (Radio Nihuil), Lili le comentó al periodista Matías Pascualetti y al resto del equipo que compró las cajas antes de que estallara el escándalo y recalcó varias veces que "son muchísimos" los que las comercializan y lo hacen en grandes cantidades.

"En enero nosotros estábamos arrancando en el rubro. Como queríamos contar con marcas económicas, decidimos comprar dos cajas de 10 unidades. Las vendíamos a $3.000; me quedaban cuatro y, al enterarme el viernes pasado de lo que estaba pasando con la leche de los comedores, les borré el mensaje que figura en la caja y que dice 'prohibida su venta'", se sinceró Lili.

"Es mentira que teníamos 37 cajas. Eran sólo 4" "Es mentira que teníamos 37 cajas. Eran sólo 4"

Por otra parte, criticó que su madre haya sido demorada el martes. "Entraron abruptamente los oficiales y es mentira que teníamos 37 cajas. Eran sólo 4. Le dijeron a mi madre que iba a tener que declarar y la demoraron desde el mediodía hasta las 6 de la tarde, cuando ella es una persona que necesita medicación y ha sido operada por cáncer", lamentó.

Respecto a quién le vendió el producto, la joven recordó que "pasó una chica y le compramos, como lo hace muchísima gente acá en calle Sarmiento y en el Mercado Cooperativo de Guaymallén".

Lili dijo que su negocio no ha sido clausurado. "Como dije, me enteré de que era leche para niños con hambre recién el viernes. Tengo remordimiento, pero el mayor remordimiento debería ir para las personas que venden esta leche en grandes cantidades".

La hipótesis que deslizó la comerciante abre un nuevo campo de investigación tras el escándalo que supuso descubrir que la leche que venía desde la Nación para chicos desnutridos estaba siendo vendida en Mendoza. Ahora aparece otra posibilidad que tiene barniz de certeza: que existan desde antes canales de comercialización irregulares de la comida que envía el Estado.

►TE PUEDE INTERESAR: Pese al silencio de algunos peronistas, Sagasti opinó sobre la condena a Alperovich por abuso sexual

Temas relacionados: